Seleccionar página

El puente entre ingeniería y negocios

El puente entre ingeniería y negocios

Julieta Sáinz Lizárraga va a la mitad de la ingeniería en Empresas de Servicio y ya trabaja en Open Innovation Garage, además de que inició una comunidad llamada Inclutut, que es un programa de inclusión para personas con discapacidades

A Julieta Sáinz Lizárraga le sorprende un poco el rumbo de su vida estudiantil. Ella estaba segura de que quería algo relacionado con humanidades. 

“Yo estaba súper en contra de estudiar una ingeniería… pero nomás no encontraba una carrera que se adaptara a lo que quería”. 

Sabía que quería algo relacionado con la creatividad, quizá ser diseñadora, o, tal y como lo indicaba su test vocacional, mercadóloga o publicista. Nunca creyó que podría combinar ambas disciplinas, y en una ingeniería, hasta que asistió a las Estancias Tecnológicas del ITESO, como parte de las prácticas vocacionales de su preparatoria, el Centro de Desarrollo Integral Arboledas, y conoció sobre una carrera de la que jamás había escuchado: Ingeniería en Empresas de Servicio. 

“Me di cuenta de que todo lo que me gustaba estaba englobado en esa carrera que, a pesar de que tiene el título de ingeniería, realmente tiene muy fuerte esta parte humana de pensar en las necesidades del otro, la parte creativa del diseño y de resolver problemas, y la parte mercadológica en las materias de negocios”. 

Apostar por una carrera recientemente abierta es un volado, y más una tan poco común como esta ingeniería. Sin embargo, Julieta siempre se ha considerado una persona que no se detiene por esas cosas: le gusta investigar, preguntar y conocer más de algo que le llama la atención, por más desconocido o inusual que sea. 

Se acercó a la coordinadora de la carrera, Delia del Carmen Ramírez, para conocer cuáles eran los objetivos de la carrera, sus posibles áreas laborales, y proyectos en lo que podría incidir, de elegir esta carrera. 

La Ingeniería en Empresas de Servicio está enfocada en la innovación de los servicios y sistemas de servicio que ofrecen las empresas u organizaciones, sobre todo aquellas que se enfocan en alta tecnología, servicios digitales o sociales, gobierno, salud, comercio, transportación, entre otras.  

La aportación de esa carrera es que se enfoca centralmente en las personas y sus necesidades, más allá de las ventas de la organización. Se sumerge en el diseño de experiencias que viven las personas cuando interactúan con una empresa u organización, así como sus servicios o bienes. También pueden orientarse a identificar sus problemas, su estructura y cómo usar las tecnologías de información en sintonía con una estrategia y propuesta de valor. 

Después de vivir las estancias, platicar con Delia y conocer más sobre el programa de estudios, decidió que, siempre sí, sería ingeniera.

“Esto me encanta de la carrera y me funciona: tiene un perfil tan amplio de posibilidades, que cada uno se puede ir orientando hacia lo que quiera ser. Hay quienes prefieren la parte tecnológica e ingenieril; quienes se van por la parte de negocios en la tecnología, o quienes se clavan en los procesos creativos y la experiencia de usuario. Entonces, con las materias complementarias, puedes agregarle a tu perfil”. 

Julieta admite que pudo haberle sido algo intimidante la parte de las matemáticas, aunque su preparatoria, el CEDI, es famosa por tener un alto nivel en esta disciplina. “Está el estereotipo de que si estudias ahí vas a tener perfil ingenieril, y siento que hasta por eso decía, ‘es que no quiero ser ingeniera’, y cuando elegí Empresas de Servicios, claro que dije, ‘ay no, no quiero llevar Cálculo’. No me veía así. Y había llevado un curso de programación, pero tenía miedo de no saber si sería lo suficientemente buena”. 

Le ayudó también hablar con alumnos y egresados de la carrera para saber que, mientras que es una opción, esta carrera está más orientada a los procesos, por lo que es relevante saber algo de programación y de números, pero no se trata de especializarse en ello, sino de encontrar el mejor campo de acción para lo que se pueda diseñar con estas disciplinas. 

“Esto me encanta de la carrera y me funciona: tiene un perfil tan amplio de posibilidades, que cada uno se puede ir orientando hacia lo que quiera ser. Hay quienes prefieren la parte tecnológica e ingenieril; quienes se van por la parte de negocios en la tecnología, o quienes se clavan en los procesos creativos y la experiencia de usuario. Entonces, con las materias complementarias, puedes agregarle a tu perfil”. 

A ella, por ejemplo, le gusta diseñar servicios y la parte más psicológica de entender las necesidades del cliente, lo cual le enriquece mucho el compartir materias con estudiantes de Mercadotecnia, Negocios, Diseño, Administración de Empresas, además de todas las carreras del Departamento de Electrónica, Sistemas e Informática, con materias de Cálculo y Álgebra. 

“También llevamos materias de procesos, junto con los de Ingeniería Industrial; Administración de procesos, Modelado de procesos, todo ese tipo de cosas. Y las materias netamente de mi carrera: Diseño de servicios, Ciencia de los servicios, Mercadotecnia de servicios…” 

Sobre la materia de Diseño de servicios, la cual es impartida por la coordinadora de la carrera, siente que ahí encontró la razón por la que apostó por ser ingeniera. “Ahí me di cuenta que el diseño de servicios es a lo que me quiero dedicar, aunque también le estoy tirando al diseño de user experience, y hacer una conexión entre las dos”. 

Cuenta que a veces les resulta difícil a ella y a sus compañeros explicar lo que están estudiando, y no siempre saben exactamente a qué se van a dedicar; pero, dice, es lo más interesante de la carrera en los primeros semestres. “Si estudias Sistemas, vas a programar, solo es cuestión de dónde, o si estudias Administración de Empresas… pero acá el campo es más abierto, y me parece muy valioso que al final, podremos egresar con muchas herramientas que cada quién veremos en lo individual cómo explotar”. 

“Nos llaman el puente entre ingeniería y negocios”, explica, “porque nosotros somos ingenieros que sabemos hablar de negocios, y también sabemos de negocios sin perder el toque de ingeniería. Eso hace tan rico nuestro perfil”. 

“Son carreras del futuro que puede que apenas se están creando, pero pronto van a explotar y el campo laboral es enorme, solo que puede que no encuentres ahora mismo un puesto laboral que diga explícitamente, ‘se busca ingeniero en empresas de servicios’, pero las habilidades ya son necesarias y las empresas ya se están dando cuenta de lo útil e interesante que es”. 

Ir en cuarto semestre no la ha detenido de buscar experiencias laborales. Después de trabajar un semestre en Teleperformance, conoció a Roberto Osorno, académico y profesor de la materia de Ciencia de los Servicios. Él la contactó para ofrecerle ser su becaria de investigación. 

Roberto tiene una startup llamada Open Innovation Garage, y también la invitó a trabajar en enero de 2020. 

Esta es una plataforma que incentiva a la innovación abierta y a romper con el modelo tradicional de innovación que se guarda en empresas privadas por miedo al plagio. “Lo que te dice la innovación abierta es que compartas tu idea, porque las ideas, en sí mismas puede que no valgan nada, y si te la quedas para ti, puede que no logres desarrollarla. Pero si la compartes, puedes encontrar una comunidad de personas expertas y juntos la desarrollen, y puedan crear entre más personas”. 

Tiene diferentes servicios. Está Knowledge, donde se comparten artículos de valor de diferentes personalidades y de todas las industrias y áreas posibles. Tool, una plataforma completa de challenges y creación de proyectos de innovación. Garash, una plataforma profesional orientada a brindar servicios de innovación de alta calidad a empresas, industrias y gobiernos. Y Community, un lugar que alberga a diferentes grupos de personas con intereses comunes. Aquí se comparten ideas, interacciones, hacen networking, crean proyectos y crean un impacto. 

“En marzo de 2020 inicié mi comunidad, llamada Inclutut, un programa de inclusión para personas con discapacidades”. 

Cuenta que la inspiración salió de ver el trabajo de su madre, que es profesora de educación especial, por lo que desde pequeña está familiarizada con el mundo de las discapacidades, la necesidad de inclusión e integración y la sensibilidad para compartir estos temas. 

“Entre conocidos, amigos y personas que sabía que eran expertas o interesadas en el tema les compartía que estaba creando esta comunidad, aún sin un objetivo claro, pero con la idea de hacer proyectos relacionados con la inclusión de las personas con discapacidades, promover información y ver qué hacemos”. 

Actualmente son un equipo de diez personas, y después de discutir sobre los objetivos, decidieron comenzar con un sitio de información en Instagram en el que generan y comparten datos, artículos e información sobre inclusión en el maquillaje, relaciones interabled, legislaciones vigentes o pendientes para favorecer a las personas con discapacidad, entre otros temas variados, con el fin de llevar el tema de la inclusión de las discapacidades a todos los espacios posibles. También han realizado lives con personas con discapacidades y que trabajan en temas de inclusión para compartir sus vivencias. 

Lleva la mitad de su carrera, y siente nervios por el mundo laboral, pero le entusiasma seguir. Le emociona poder cursar la materia de Mercadotecnia y administración de servicios, para satisfacer su curiosidad con la mercadotecnia. Este periodo de Verano 2021 está cursando Gestión de la innovación y tecnología, donde reafirma que no esperaba interesarse tanto por la tecnología y sus posibilidades, y ahora lo disfruta inmensamente. 

Quiere entrar a un internship a Google, que se imparte en Suiza, Alemania o Inglaterra, y aprender más sobre el diseño de user experience, lo cual está aprendiendo de manera alterna con cursos adicionales y mucha investigación en internet.  

También está entusiasmada por aprovechar sus materias complementarias para cursar temas que enriquezcan su dirección profesional, aunque está tentada también a tomar la clase de Cerámica experimental, con todo y que no es muy su enfoque laboral. “Desde que entré al ITESO me encantó eso, no sé ni para qué, pero me han contado cosas bien chidas”. 

Julieta aconseja a quienes se interesan por esta carrera que no le teman a la Ingeniería en Empresas de Servicios solo por ese nombre de ‘ingeniería’, o porque suene nueva o no sea tan conocida. “Son carreras del futuro que puede que apenas se están creando, pero pronto van a explotar y el campo laboral es enorme, solo que puede que no encuentres ahora mismo un puesto laboral que diga explícitamente, ‘se busca ingeniero en empresas de servicios’, pero las habilidades ya son necesarias y las empresas ya se están dando cuenta de lo útil e interesante que es”. 

También aconseja que investiguen todo lo que puedan alrededor de sus intereses, y que no se asusten si personas con distintos perfiles al suyo se interesan por lo mismo, porque esta carrera tiene distintos caminos. 

“Se trata de hacer preguntas, no se queden callados. Sé que me ven como la preguntona de clase, pero me ha funcionado bastante bien en la vida, y recomiendo mucho que, si les interesa esta carrera o cualquier otra, que pregunten a egresados, estudiantes, que se acerquen a los profesores y coordinadores. Busquen a quienes puedan y pregunten hasta la cosa más tonta. No se queden con dudas y no sientan pena”. 

A Julieta le ayudó mucho escuchar de viva voz de profesores y estudiantes sobre la Ingeniería en Empresas de Servicios, y comparte su correo (es727496@iteso.mx) por si alguien tiene más dudas o quiere conocer más sobre la experiencia de esta carrera.

Quienes estudian Ingeniería en Empresas de Servicio aprenderán a diseñar experiencias que vivirán las personas cuando interactúen con una empresa u organización; de estas últimas, además, identificarán sus problemas, su estructura y cómo operarán, así como el uso de tecnologías de información en sintonía con una estrategia y propuesta de valor.

Ve el plan de estudios aquí: https://carreras.iteso.mx/ingenieria-empresas-servicio

Información sobre becas: https://becas.iteso.mx/

Print Friendly, PDF & Email

Sobre el Autor

Adriana López Acosta

Adriana López-Acosta Sandoval es egresada de Ciencias de la Comunicación del ITESO y colabora con historias y entrevistas bien contadas en CRUCE y en otros medios locales. Es periodista, artista y música profesional. Búscala en Spotify y Medium como "Agris" y procura tener pañuelos a la mano, pues puedes echarte a llorar.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

NO TE PIERDAS

LEE CRUCE EN PDF

PARTICIPA EN CRUCE

CRUCE es el semanario de la comunidad del ITESO. Comenzó a publicarse en agosto de 2000 en versión impresa, dando continuidad a los boletines informativos que lo precedieron: NOTI ITESO y el Boletín Informativo ITESO.

Si eres integrante de la universidad y te interesa participar con contenidos, envíanos tu propuesta a cruce@iteso.mx

Igualdad de género en ITESO

Facebook

Casa ITESO Clavigero, 15 años de ser Monumento Artístico de la Nación