SOCIEDAD

“No voy a inundar Temacapulín”

Miguel Castro, candidato a la gubernatura de Jalisco, propuso una segunda universidad pública, un plan de movilidad con BRT y tranvía

POR ÉDGAR VELASCO

Que Miguel Castro es un candidato a la gubernatura de Jalisco es algo que ya se sabe. Así lo dejan ver los espectaculares que hay por todo el estado y los anuncios impresos en paraderos de camión. Que Castro Reynoso sea el candidato del PRI, ya no es tan claro, nada en su publicidad hace alusión al partido, y tampoco en su arreglo personal: vestido de azul marino y blanco, no porta ni siquiera un pin o un fistol que lo vincule con el Revolucionario Institucional.

Sin embargo, es enfático cuando afirma “prefiero dejar la política antes que dejar el partido. No voy a desmarcarme del PRI”. Así, con esa convicción, el priista llegó al Auditorio Pedro Arrupe, SJ, del ITESO para participar en el foro Diálogos por México, que tuvo lugar la mañana del 9 de abril.

El foro Diálogos por México es un espacio para que los candidatos a cargos de elección popular en las próximas elecciones sostengan un diálogo con la comunidad universitaria. En esta ocasión tocó turno al candidato del PRI al gobierno de Jalisco, quien fue presentado por Miguel Bazdresch, Profesor Emérito del ITESO.

Miguel Castro recibió previamente algunas preguntas de la comunidad universitaria, que fueron leídas por la profesora Graciela Bernal y el profesor Roberto Becerra, así como las y los estudiantes Cristóbal Álvarez, Alejandra Hernández, Blanca Rosa Martín del Campo y Cinthya Romero.

En esa primera ronda de preguntas cuestionaron al candidato sobre sus propuestas para combatir la inseguridad contra las mujeres, sus estrategias para que Jalisco se beneficie de la inversión extranjera y que no sólo asuma los costos, su propuesta de Plan de Movilidad Urbana Sostenible y su plan de trabajo para que la Fiscalía del Estado haga su labor sin violentar los derechos humanos.

Miguel Castro comenzó con una exposición en la que planteó algunas de las propuestas de su proyecto de gobierno, como la necesidad de buscar nuevas alternativas de movilidad como el empleo de la bicicleta; más líneas de BRT, como el Macrobús, y un tranvía Tlajomulco-Miravalle. Habló también de la necesidad de reforzar la inversión nacional y extranjera y de incentivar las Mipymes, así como del desarrollo de incubadoras regionales de empresas, el aumento a las sanciones para las empresas que contaminen el agua, la creación de una unidad especializada contra la violencia de género, el combate a la corrupción y la creación de la segunda universidad pública de Jalisco.

Después de la primera ronda, se abrieron las preguntas para el alrededor de 200 asistentes que acudieron a escuchar al candidato. Se le cuestionó sobre el desempleo y la sustitución de la mano de obra obrera por la robotizada, sobre el aborto y los derechos de la comunidad LGBTTTI y sobre los derechos de los indígenas en el estado.

Castro Reynoso respondió que se debe pugnar por capacitar a los obreros, dijo respetar “el derecho a la libre autodeterminación y a que las personas no sean juzgadas por sus preferencias”, y se declaró “a favor de la vida”.

Luego vino otra ronda de preguntas, que el candidato anotó con la mano izquierda mientras los alumnos las leían. Le preguntaron si la idea de otra universidad pública era una afrenta a Raúl Padilla, líder moral de la UdeG; cómo desligarse de la fama clientelista del PRI y si pactaría con el cartel Jalisco Nueva Generación para reducir la violencia en el estado.

Con buen ánimo, Castro respondió que la nueva universidad no será una afrenta, sino el intento por “impulsar que los jóvenes tengan otra opción para estudiar”.

El equipo encargado de recabar las preguntas recibió 53 papeletas y poco a poco dio lectura a 39 de ellas. Castro reiteró su fidelidad al PRI a pesar de la circunstancia, dijo que no va a inundar Temacapulín y que la alternativa a El Zapotillo será El Purgatorio; reivindicó su paso por la actual administración estatal y dijo que se está trabajando en un proyecto de inclusión social; se declaró a favor de la autonomía del Poder Judicial y dejó claro que todas sus propuestas son aplicables, pero también fue enfático en afirmar que es necesario cambiar la visión y dejar de pensar en gobiernos sexenales e impulsar proyectos que trasciendan las administraciones.

Al final, Miguel Castro atendió algunas preguntas directamente mientras se dirigía a la salida del Auditorio Pedro Arrupe, SJ; saludó a algunos jóvenes que se acercaron a charlar y antes de subirse a la camioneta en la que salió del campus, se tomó la foto con los muchachos que le pidieron la imagen.

La siguiente sesión del foro Diálogos por México será el miércoles 25 de abril, a las 11:00 horas. El invitado será Miguel Ángel Martínez, candidato a la Gubernatura de Jalisco por el Partido Acción Nacional (PAN).

Tags: ,

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*