Seleccionar página

Una semana para acercarnos a nuestra Biblioteca

Una semana para acercarnos a nuestra Biblioteca

Las actividades de Vive la Biblio inauguraron en el campus el programa con el que la universidad participa en Guadalajara Capital Mundial del Libro 2022 

Por Hilda Elena Hernández

Durante la semanadel 25 al 29 de abril, la comunidad universitaria del ITESO experimentó múltiples formas de leer, de acercarse a los libros y de habitar la biblioteca, que recibió a sus visitantes con un muro dispuesto para que quien quisiera dejara un mensaje sobre lo que significa este espacio en sus vidas. El lugar que nunca me falla, mi lugar favorito, mi lugar seguro, mi segunda casa, mi lugar para dormir, mi espacio de concentración, donde me reúno con mis amigos, fueron algunos de ellos. 

En la exposición de su galería, diseñó un paseo donde los libros mismos mostraron la evolución de este maravilloso invento humano, desde los más emblemáticos, como la Biblia de Gutenberg, pasando por las  bibliotecas más hermosas del mundo, por los libros sagrados y los prohibidos, hasta los que ubican al lector como el tema del arte. La exposición estará montada hasta el viernes 13 de mayo, y en su versión virtual puede visitarse en https://biblio.iteso.mx/exposiciones/libro/. 

La Biblioteca sacó de sus estantes algunas de las joyas que forman parte de su colección de libros antiguos y raros así como de las colecciones Xavier Scheifler, S.J., Jesús Gómez Fregoso, S.J., Jesús Vergara Aceves S.J., Jorge Manzano, S.J., Roberto Cruz, Salvador Reynoso, Jesús Rodríguez, Alfonso de Alba, Carlos Núñez Hurtado, Armando Suárez, Juan Diego Castillo, Hugo B. Margáin, Ignacio Díaz Morales y Julio de la Peña. Así, ofreció la oportunidad de explorar algo de los universos contenidos en las bibliotecas personales de destacados jesuitas, académicos, historiadores, filósofos, psicoanalistas, diplomáticos o arquitectos, para descubrir el libro más antiguo de la biblioteca, Il dialogo de Platone, il Timeo, editado en Venecia en 1558, la bellamente ilustrada edición de los Exercitia spiritvalia, de San Ignacio de Loyola, publicada en Roma en 1658, o la primera edición de Piedra de Sol (1957), numerada y autografiada por Octavio Paz. 

También la Materioteca abrió sus puertas de par en par para que los visitantes pudieran aprender sobre el ciclo de vida de los materiales y conocer el trabajo de investigación que ahí se realiza para el desarrollo de proyectos socioambientales. 

Estudiantes de prepa y licenciatura recorrieron pasillos entre los estantes, buscaron libros, exploraron el portal e interrogaron a bibliotecarios, todo para vencer los retos del rally cuyos ganadores se fueron muy contentos con sus tarjetas de regalo canjeables en una librería de la ciudad. 

El viernes 29 hubo sesiones de 15 minutos dirigidas por expertos para que sus usuarios y no usuarios aprendieran a realizar ejercicios feldenkrais, mindfulness o se entusiasmaran por practicar la caminata; les acercó bibliografía sobre estos temas, y les mostró que la biblioteca los puede acompañar en sus aficiones y gustos, en su descanso y en su vida diaria. 

En su Ágora, en medio de los agobios de la semana 14, sus visitantes gozaron un momento de relax en el que estudiantes, empleados y egresados interpretaron música de Chopin, Adele y otros compositores, e hicieron que más de algún espectador reprimiera el grito cuando llegaron las rancheras, mientras que la Sala de Lectura por Placer se llenó de Dime Poesía, que estrujó el alma de sus participantes al escuchar a los poetas y narradores Karla Vidrio, Patricia Carrillo, Juan Manuel Carrillo y Jorge Luis González. Por su parte, las percusiones resonaron en su interior con un ritmo antojadizo que se desplazó a la Cafetería Central y a la zona de sombrillas detrás de la Capilla para que afanosos estudiantes separaran la vista de su lap y escucharan poemas. 

La Biblio Ambulante llegó al pasillo frente al edificio de Arte y Cultura y a la Plaza de los 50 años para que entusiasmados caminantes se llevaran en préstamo novelas en inglés, sagas juveniles, novela gráfica o literatura utópica-distópica, y cuyos títulos fueron seleccionados por las comunidades lectoras Hermes, Letra y viñeta, The saga, Ciencia y literatura, y Book Bound. 

Fuera de los muros de la biblioteca, con todo y libros de Lo diferente: iniciación en la mística, llegó Hugo Hiriart al auditorio D2, donde conversó con el también narrador Martín Solares e interesados estudiantes que no dejaron de interrogar al escritor. 

Fue así como Vive la Biblio inició en el campus el programa con el que el ITESO participa en Guadalajara Capital Mundial del Libro 2022, programa que se integra en un trayecto que va del impulso a la cultura lectora desde la comunidad universitaria hacia afuera a través de acciones articuladas a lo largo del año. Se trata de un proyecto que implica impulsar las propias habilidades lectoras entre alumnos y personal, reconocer la historia lectora cultivada en el ITESO, abrir nuestros espacios y recursos a otros interlocutores, poner a disposición nuestras capacidades académicas y de servicio, así como entrar en diálogo y hacer sinergia con actores externos al ITESO, para potenciar proyectos sociales de lectura capaces de incidir en la región y mecanismos de interacción que puedan mantenerse más allá de las fronteras temporales de Guadalajara Capital Mundial del Libro. 

Print Friendly, PDF & Email

Sobre el Autor

REDACCIÓN DE CRUCE

Contáctanos por correo en cruce@iteso.mx

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

NO TE PIERDAS

PARTICIPA EN CRUCE

CRUCE es el semanario de la comunidad del ITESO. Comenzó a publicarse en agosto de 2000 en versión impresa, dando continuidad a los boletines informativos que lo precedieron: NOTI ITESO y el Boletín Informativo ITESO.

Si eres integrante de la universidad y te interesa participar con contenidos, envíanos tu propuesta a cruce@iteso.mx

Igualdad de género en ITESO

Facebook

[feedfbcruce]

PROYECTOS DE APLICACIÓN PROFESIONAL 2021