Seleccionar página

Por un internet libre de violencia

Por un internet libre de violencia

Organizado por el Comité Interdireccional para la Igualdad de Género, el diálogo tomó como punto de partida la llamada Ley Olimpia y se compartieron algunos tips para una navegación más segura, sobre todo para las mujeres.

A estas alturas, la historia de Olimpia ya es más o menos conocida: cuando tenía 18 años se hizo viral un video suyo en el que tenía sexo con su pareja. El material se difundió primero en su ciudad, Huachinango, después en todo Puebla. Olimpia se escondió en su casa, intentó suicidarse tres veces. Hasta que un día, luego de una charla con su madre, su vida cambió y comenzó a cambiar la vida de muchas otras mujeres: comenzó a buscar justicia y su caso derivó en la creación de un conjunto de reformas legislativas que hoy son conocidas como Ley Olimpia y que castigan la difusión de imágenes sexuales sin el consentimiento de quienes en ellas aparecen. Poco a poco los estados han ido adaptando sus códigos penales para incorporar este delito, y ayer fue el punto de partida para la charla “Violencia digital y Ley Olimpia: ¿cómo generamos espacios seguros desde la virtualidad?”, convocada por el Comité Interdireccional para la Igualdad de Género del ITESO. 

Las protagonistas de la conversación fueron Ixchel García, de la colectiva Luchadoras; Dalia Souza, del sitio de noticias ZonaDocs; y Ximena Torres, estudiante de Periodismo en el ITESO y también colaboradora de ZonaDocs. Para comenzar, Ixchel García señaló que “la violencia digital es una continuación de la violencia que vivimos en todos los otros espacios”, por lo que, añadió, resulta muy importante reconocer que existe. También señaló que “más leyes no es igual a más justicia” y dio algunas cifras para apuntalar la idea de que la impunidad que impera en el sistema de justicia mexicano también permea la esfera digital: de dos mil denuncias por violencia digital presentadas en tres años, el 83 por ciento todavía se encuentra en trámite. Del 17 por ciento restante solo unas pocas encuentran soluciones, y en muchos casos éstas consisten en el otorgamiento de perdón, aun cuando organizaciones internacionales recomiendan no recurrir a esta práctica. 

Para continuar con sus reflexiones, Ixchel García señaló que el Estado es responsable de obligar a las plataformas de ofrecer espacios seguros para sus usuarios, y añadió que “la violencia digital atraviesa nuestras vidas, tiene muchos efectos emocionales y físicos. Lo virtual es real”. 

Por su parte, Dalia Souza comenzó señalando que la violencia digital representa una violación constante a los derechos humanos relacionados con la vida privada y la protección de datos. Hizo un breve recuento del empedrado proceso que siguió la implementación de la Ley Olimpia en Jalisco, explicó que de las 144 carpetas abiertas por delitos de ciberacoso y violaciones a la intimidad sexual, actualmente no hay órdenes de aprehensión, muchos menos detenidos o sentencias. 

La segunda ronda de intervenciones fue aprovechada por Ixchel García para compartir una serie de recomendaciones para navegar de manera más segura, que incluyeron desde consejos para hacer contraseñas inquebrantables, hasta recomendaciones de navegadores que son más respetuosos de la información de sus usuarios.  

En su nuevo turno, Dalia Souza compartió algunos ejemplos en los que se evidencia la importancia de darle visibilidad al tema de la violencia digital. Lo importante, dijo la periodista, “es saber que no estamos solas y que podemos arroparnos entre nosotras”. En la misma línea se expresó Ximena Torres, quien señaló que era necesario “trabajar por un internet sin violencia, por lo que debemos exigir más seguridad a las plataformas”.  

La estudiante añadió que en todos los casos es importante recalcar que no se debe culpar a las mujeres. En cuanto al papel de las instituciones, señaló que es momento de que las instituciones educativas trabajen en protocolos para atender la violencia de género, así como en la capacitación y la sensibilización. 

Algunos consejos para hacer más segura tu estancia en internet 

  • Asegúrate de tener una contraseña fuerte. En How Secure Is My Password (howsecureismypassword.net) puedes conocer cuánto tiempo le tomaría a una computadora descifrar tu contraseña. Es un buen comienzo. 
  • No uses las mismas contraseñas para todos tus sitios. 
  • Usa navegadores seguros. Firefox es uno de los que ofrece más garantías de privacidad y también hay otras opciones como Duck Duck Go (duckduckgo.com). 
  • Aunque Telegram ha ganado popularidad frente a WhatsApp, no son los únicos servicios de mensajería instantánea. Aquí puedes ver una comparativa para elegir el que más te convenga de acuerdo a tus necesidades de privacidad: xatakandroid.com/seguridad/whatsapp-vs-telegram-vs-signal-comparativa-cual-app-mensajeria-segura  
  • Agrega a tu navegador un servicio de bloqueo para evitar que los sitios rastreen tu información. Privacy Badger (privacybadger.org) funciona para Chrome y Firefox. 
  • Aunque Google es maravilloso, evita darle toda tu información y recurre a otros servicios. 
  • No digas que sí a todo: también puedes rechazar la opción de que los sitios guarden cookies durante tu visita.

* Procura no revisar tu correo electrónico mientras tienes abierta tu sesión en redes sociales, sobre todo en Facebook. 

FOTO: tran-mau-tri-tam-dADTfezyAWc-unsplash 

Print Friendly, PDF & Email

Sobre el Autor

Édgar Velasco

También lo conocemos como Turco Viejo. Es co editor de la Revista Magis y reportea en el equipo de redacción de la Oficina de Comunicación Institucional del ITESO. Puedes contactarlo en su correo evelasco@iteso.mx o por sus redes sociales.

NO TE PIERDAS

PARTICIPA EN CRUCE

CRUCE es el semanario de la comunidad del ITESO. Comenzó a publicarse en agosto de 2000 en versión impresa, dando continuidad a los boletines informativos que lo precedieron: NOTI ITESO y el Boletín Informativo ITESO.

Si eres integrante de la universidad y te interesa participar con contenidos, envíanos tu propuesta a cruce@iteso.mx

Igualdad de género en ITESO

Facebook

Síguenos en Facebook