CAMPUS / CIENCIA Y TECNOLOGÍA / INGENIERÍAS / Sin categoría

Enaltecer el trabajo científico

Susana López Charretón, doctora en Biomédica Básica por la UNAM, se incorpora a la comunidad académica del Sistema Universitario Jesuita como Doctora Honoris Causa, por el compromiso científico y social que ha ejercido en su trayectoria

Adriana López-Acosta

“Tengo la suerte de hacer lo que me apasiona. El nombramiento que me otorgan me invita a trabajar más duro y a ser más generosa para enaltecer la labor de la investigación científica”, expresó Susana López Charretón al recibir el Doctorado Honoris Causa del Sistema Universitario Jesuita (SUJ) en el marco de las celebraciones por los 60 años del ITESO.

“La doctora López Charretón, con sus investigaciones en virología, ha hecho de esta búsqueda del bien común una vocación al dedicarse, ante todo, a estudiar cómo abatir una enfermedad que sobre todo afecta a los pobres y, muy en particular, a los niños en esa condición y que son el sector más desprotegido de la humanidad”.

Con esas palabras, José Morales Orozco, SJ, Rector del ITESO, recalcó las razones por las cuales la doctora en Biomédica Básica por la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) honra al SUJ al aceptar esta distinción en la ceremonia celebrada el lunes 5 de marzo en el Auditorio Pedro Arrupe, SJ.

El Rector del ITESO subrayó las similitudes del trabajo de López Charretón con la manera de proceder jesuita, que insiste mucho en la acción.

“La doctora lo expresa muy claramente cuando, en una entrevista que le hizo Cristina Pacheco en 2012, dice: ‘en el mundo de la ciencia se tiene que trabajar muy duro’. Actuar y hacerlo de manera empeñosa, de acuerdo con el pensamiento jesuita, significa algo tan sencillo y a la vez tan complejo como romper con la búsqueda del bien particular para procurar el bien de todos, el bien mayor y el más universal”, expresó José Morales, SJ.

El honor del honoris causa
El Doctorado Honoris Causa honra a la institución que lo otorga. En este sentido, el ITESO y el SUJ se honran al concederlos, pues la persona ya es honorable por sí misma.

La trayectoria de la doctora López Charretón es un ejemplo de compromiso científico para la sociedad, particularmente por su orientación hacia un problema que, aunque aqueja a todo el mundo, es particularmente grave entre los sectores más desfavorecidos.

López Charretón es investigadora en la UNAM desde 1987, y particularmente en el Instituto de Biotecnología de la UNAM desde 1996. En 2001 obtuvo el nivel 3 en el Sistema Nacional de Investigadores (SNI).

En 2010 el grupo de investigación que encabeza transfirió la tecnología para realizar el diagnóstico específico de la cepa de influenza A (H1N1), responsable de la pandemia de 2009, que inició probablemente en nuestro país. Durante esa temporada crítica los integrantes de ese mismo grupo tuvieron un papel muy relevante participando como asesores en grupos académicos y gubernamentales.

“Una de las diferencias fundamentales entre el modo de proceder de los científicos de hoy y los genios solitarios del renacimiento, como Da Vinci, Copérnico o Kepler, es que en la actualidad la ciencia se hace necesariamente en equipo. Susana ha realizado sus investigaciones, en su mayoría, junto con sus colaboradores, o ella colaborando con otros”, dijo Juan Jorge Hermosillo, profesor del Departamento de Procesos Tecnológicos e Industriales del ITESO en la presentación de los méritos académicos de López Charretón.

“Soy una convencida, y mi trayectoria así lo demuestra, de que trabajar en equipo es lo más eficiente y gratificante que puede haber”, expresó por su parte la científica.

“Compartir los logros, alegrías, los problemas y los golpes de trabajo y de la vida nos ha hecho más fuertes y permitido avanzar en nuestro campo de investigación de una manera que no hubiéramos podido lograr, de trabajar individualmente”, agregó.

En su mensaje, agradeció a su equipo de trabajo y a su esposo, Carlos Arias Ortiz, investigador del Instituto de Biotecnología de la UNAM, con quien comparte crédito en más de cien publicaciones.

Susana López Charretón impartió una lección sobre su ámbito de investigación: los virus emergentes que son los que causan infecciones que no se conocían con anterioridad como el zika, ébola, influenza H1N1 o el VIH, los factores que favorecen el surgimiento de enfermedades emergentes como la deforestación, cambios ambientales, sobrepoblación y globalización.

La investigadora de la UNAM cuenta con 118 publicaciones en revistas internacionales, cinco capítulos en libros internacionales, 15 artículos de divulgación y más de 4 mil citas.

Asimismo, ha sido parte de varios comités editoriales de revistas claves en su campo, como Virus Research, o Journal of Virology, de la que es editora, y Current Opinion in Virology. También ha participado en 180 congresos nacionales y 98 internacionales, así como en 65 seminarios y conferencias por invitación.

En los últimos cinco años ha participado en foros académicos acerca del tema del género y la ciencia, como Mujeres en la Ciencia y en la Medicina, Mujeres en el Colegio Nacional, Cologne Excellent Woman in Science International Symposium (CEWIS), Women Ambassadors Forum, la octava Cumbre de Género en Norte y Latinoamérica y el tercer Taller de Habilidades para Jóvenes Científicas.

En la ceremonia de entrega del Doctorado Honoris Causa del SUJ el Rector del ITESO estuvo acompañado en la mesa de honor por Juan Luis Orozco, SJ, asistente de educación de la Provincia Mexicana de la Compañía de Jesús; Raúl López, secretario del rector de la Universidad Iberoamericana (Ibero) Ciudad de México, en representación de David Fernández, SJ, rector; Felipe Espinosa Torres SJ, rector de la Ibero León; Fernando Fernández Font, SJ, rector de la Ibero Puebla; Lorena Giacomán, directora general de la Ibero Torreón, en representación de Guillermo Prieto, SJ, rector, y Óscar Arturo Castro Soto, director general del Tecnológico Universitario del Valle de Chalco.

El reglamento para elegir a candidatas y candidatos al reconocimiento expresa que el Doctorado Honoris Causa honra a la institución. En este sentido, el ITESO y el SUJ se honran al concederlos, pues la persona ya es honorable por sí misma.

Tags: , , ,

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*