Seleccionar página

A cuidarnos. Debemos contribuir como comunidad: Francisco Morones

A cuidarnos. Debemos contribuir como comunidad: Francisco Morones

Desde el área de Servicios Médicos del ITESO hacen un llamado a no bajar la guardia en las medidas para prevenir los contagios de covid-19, al tiempo que invitan a usar la aplicación diseñada para dar seguimiento a los casos dentro de la comunidad universitaria.

Aunque las noticias comenzaron a hablar del “nuevo virus en China” desde noviembre de 2019, lo cierto es que los primeros casos registrados en México tomaron a todo mundo por sorpresa. En el ITESO comenzaron a organizarse proyectos para fortalecer las medidas de prevención y el área de Servicios Médicos no fue la excepción: además de comenzar a dar atención y seguimiento a la comunidad universitaria, para finales de septiembre ya se había desarrollado una aplicación para llevar un mejor registro. Porque, como en muchos casos y situaciones de la vida, no hay como tener información para responder de mejor manera. 

Francisco Morones Bretón, coordinador de Servicios Médicos del ITESO, explica que de octubre a la fecha se han registrado en la aplicación 156 integrantes de la comunidad universitaria —134 empleados y 22 alumnos—, sin embargo, añade que antes de que comenzara a funcionar la aplicación ya tenían registro de cerca 500 personas que habían recibido orientación médica. La aplicación, detalla Morones Bretón, “comienza con una evaluación a partir de un cuestionario para determinar si la persona es no sospechosa, sospechosa o caso confirmado de covid. Una vez que se identifica el grupo en el que está, se despliega una serie de consejos para el cuidado en casa, así como las directrices institucionales para cada situación”. 

El médico hace énfasis al señalar que en ningún momento el registro en la aplicación sustituye la consulta y el tratamiento de un médico externo, sino que tiene por objetivo brindar una mejor orientación a los integrantes de la comunidad universitaria desde que se tiene sospecha de contagio hasta que se entra en la etapa de rehabilitación y el alta médica. 

Francisco Morones Bretón encabeza la coordinación de Servicios Médicos del ITESO, equipo que desde que inició la pandemia ha participado intensamente en la atención y desarrollo de protocolos y criterios para cuidar la salud de la comunidad universitaria.

La vida después de la covid-19

Una de las cosas que se facilitan con el registro y seguimiento a través de la aplicación del ITESO es el hecho de poder orientar mejor a las personas sobre cuándo y cómo pueden regresar a sus labores. Y es que retomar la vida “normal” es uno de los asuntos más delicados luego de un cuadro de covid-19. Como médico que es, Francisco Morones hace una diferencia entre lo que son las secuelas y lo que llama el síndrome postcovid o covid prolongado. “Entendemos como secuela todo aquello que deja un daño en el organismo —alteraciones cardiacas, daño renal, trombosis, afectaciones al sistema nervioso central, etcétera—, ya sea temporal o permanente. El síndrome postcovid presenta síntomas como fatiga, cansancio, dolor de cabeza, tos, la lenta recuperación del olfato y el gusto, insomnio falta de concentración, ansiedad, una disminución en la retención de información”, enlista el médico del ITESO. 

Con este cuadro de síntomas, resulta muy importante dosificar la carga laboral y académica de las personas que han padecido la enfermedad, por lo que reitera la importancia del seguimiento, no sólo médico. “El acompañamiento psicológico también es muy importante, porque hemos detectado que las personas tienen una doble carga emocional: la que implica haber contraído la enfermedad y además por las muertes cercanas. Muchos se sienten culpables por haber contagiado a alguien”, dice Morones Bretón.

¿Por qué es importante que las personas se registren en la aplicación? El médico del ITESO señala que, además del registro estadístico y de medición, éste también permite dar un mejor seguimiento y, en caso de ser necesario, orientar tanto al estudiante, docente o personal, como a sus coordinadores o jefes para la dosificación de la carga académica y laboral. El registro también permite rastrear posibles cadenas de contagio entre compañeros de aula o de área laboral. 

El ITESO cuenta con dos médicos, tres enfermeras y tres médicos pasantes. Aunque la comunidad universitaria ronda las 15 mil personas, Francisco Morones señala que no se han visto rebasados. “Sí se ha vuelto un poco pesado porque coronavirus no es la única enfermedad ni la única situación que atendemos, lo que sí puede resultar ser complejo es el rastreo de todos los contactos, ya que puede ser entre una, dos o hasta 10 personas, o un grupo de estudiantes u oficinas completas, pero salimos adelante con el trabajo en equipo”. 

Francisco Morones finaliza la charla con una invitación que es, al mismo tiempo, un buen jalón de orejas. “La mayoría de los contagios que hemos identificado han ocurrido, casi lo puedo asegurar, fuera del ITESO. Tenemos ubicados sólo cinco casos de contagios que pudieron ocurrir en el campus. El resto de los contagios han tenido lugar en reuniones, fiestas, en la calle. El ITESO es un espacio seguro, se ha realizado una inversión importante para cumplir con los protocolos sanitarios. Para frenar los contagios debemos contribuir todos como comunidad universitaria”.

“La esperanza de volvernos a encontrar pronto se fortalece cuando cada una de las personas que forma parte de la comunidad universitaria del ITESO colabora para cuidarse a sí misma y a las demás”.

Ilustración: Alejandro Armenta

Sospecho que tengo covid-19… ¿y ahora qué?

Francisco Morones, coordinador del Servicio Médico del ITESO, explica que hay tres escenarios posibles ante la sospecha de tener covid-19: 

Escenario uno: si estás en casa y tienes síntomas o sospechas de haberte contagiado, manda un correo a la coordinación de tu carrera, a tu jefe de departamento para informar la situación. Después debe registrarse en la aplicación. En el caso de la planta de empleados, todos deben registrarse. En el caso de la comunidad estudiantil, sólo deben registrarse quienes estén acudiendo a los talleres en el campus. 

Escenario dos: acudes al campus y en los filtros sanitarios detectan que tienes fiebre o reportas algún síntoma. En ese caso, debe regresar a casa y seguir los pasos del escenario uno (informar, registrarse en la aplicación, etcétera). 

Escenario tres: estás en el campus y comienzas a sentir síntomas (dolor de cabeza, fiebre, tos). En ese caso deben acudir a consulta al área de Servicios Médicos (edificio L) para una valoración inicial y para el registro en la aplicación. 

* En ninguno de los escenarios el seguimiento y el acompañamiento que se ofrece desde el área de Servicios Médicos del ITESO sustituye el diagnóstico y el tratamiento de un médico externo a la universidad. 

Print Friendly, PDF & Email

Sobre el Autor

REDACCIÓN DE CRUCE

Contáctanos por correo en cruce@iteso.mx

NO TE PIERDAS

LEE CRUCE EN PDF

PARTICIPA EN CRUCE

CRUCE es el semanario de la comunidad del ITESO. Comenzó a publicarse en agosto de 2000 en versión impresa, dando continuidad a los boletines informativos que lo precedieron: NOTI ITESO y el Boletín Informativo ITESO.

Si eres integrante de la universidad y te interesa participar con contenidos, envíanos tu propuesta a cruce@iteso.mx

Facebook

Tutores ITESO

Mensaje fraterno en la pandemia