SOCIEDAD

“Para que la gente pueda vivir sin miedo”

La trayectoria de Jorge Silva, egresado de Derecho del ITESO y actual director de la campaña de Hillary Clinton para medios hispanos, ha estado ligada a trabajar por la comunidad hispana de Estados Unidos y Canadá.

La voz en español de la campaña de Hillary Clinton en medios hispanos es la de Jorge Silva, egresado de la Licenciatura en Derecho del ITESO cuyo camino como profesionista está ligado a temas de migración.

Silva

Desde agosto, Jorge es el director para medios en español de la aspirante a la candidatura del Partido Demócrata a la presidencia de Estados Unidos para la elección de 2016.

Medios de ambos países publicaron en agosto la contratación de Jorge como vocero en el equipo de la exSecretaria de Estado. Destacan que fue voluntario en la campaña de Barack Obama en 2008 y colaborador del Senador Harry Reid; lo que falta por contar es que en Guadalajara fue voluntario de Amnistía Internacional y tiempo después de haber concluido sus estudios en el ITESO migró a Canadá, donde sus conocimientos en leyes le sirvieron para representar a inmigrantes que querían visas de trabajo, ser residentes o buscaban asilo.

“En Canadá estuve trabajando un tiempo en un restaurante. El lavaplatos que trabaja ahí no tenía un permiso de trabajo; era un señor ya grande, mexicano, que había sido contador público, que había estudiado mucho tiempo y tenía una carrera en México y, sin embargo, se fue de México por dificultades económicas”, recuerda Silva.

“Ese tipo de cosas te marcan porque quieres hacer lo posible por ayudarlos y por extender una mano”, cuenta vía telefónica desde Nueva York, donde está la oficina de campaña de Clinton.

Entre reuniones de trabajo, hace un espacio para recordar su trayectoria profesional, su paso por la Universidad Jesuita de Guadalajara, decir qué es lo que extraña y compartir parte de su preocupación por México.

Empatía con los migrantes
Los papás de Jorge tienen residencia estadounidense y él creció con una familia dividida entre Estados Unidos y México. “Pasaba veranos y algunas vacaciones en California, pues la mayoría de mis familiares eran inmigrantes”.

Su otra pasión, el cuidado del medio ambiente, lo llevó a trabajar a California en el Monterey Bay Aquarium, una organización sin fines de lucro cuyo objetivo es promover la protección de los océanos.

Ahí, Jorge comenzó a relacionarse con los medios de comunicación hispanos para darle difusión a actividades que estaban relacionadas con la comunidad hispana.
A la par de este trabajo, en 2008 se involucró como voluntario en la campaña del actual presidente de Estados Unidos. “Algo que llamó mi atención de Obama fue el hecho de que era alguien diferente que le estaba hablando directamente a la comunidad hispana”.

Tras estudiar una maestría en Middlebury College, Monterey Institute of International Studies en Política internacional con un enfoque en Latinoamérica y en Desarrollo, se mudó junto con su esposa a Washington con la idea de trabajar para alguna organización involucrada con el desarrollo internacional, pero su pasión por la política lo llevó a la oficina del senador demócrata por Nevada.

“El Senador Reid tiene una infraestructura muy grande de prensa hispana y de contacto con esa comunidad hispana; la verdad es que me encantó, duré casi cuatro años trabajando con él”.

Como líder del senado, en 2010 Reid propuso a votación el proyecto de Ley para el Desarrollo, Ayuda y Educación para los Menores Indocumentados, DREAM Act por sus siglas en inglés (Development, Relief, and Education for Alien Minors Act), año en que ganó su reelección como Senador y en el que Jorge identifica a una comunidad hispana más interesada en salir a votar.

Señala que el centro de su trabajo –tanto con el senador Reid como en su cargo actual–, es ayudar a los migrantes de manera directa e indirectamente a sus familiares.

“La idea por la que he estado luchando, por la que mucha gente de aquí ha estado luchando, es proteger a la comunidad hispana, a los más que se puedan, para que la gente pueda vivir sin miedo”.

Ser director de la campaña para medios hispanos de Clinton significa que cada que se necesite un comentario sobre algún tema, será él quien hable con los reporteros.

“Muchos políticos no le dan importancia a la prensa hispana, a poner a alguien que hable en su idioma”, lamenta Jorge, “por eso es muy importante tener a alguien que hable español y que puede expresar exactamente lo que quiere decir la campaña, el mensaje de la campaña y el mensaje de la secretaria [Clinton]”.

¿Cuál es el mensaje de esta campaña para los hispanos?

Que Clinton va a escuchar a todos los grupos, a todas las personas que viven en este país que es, como dicen en inglés, un melting pot, una combinación de diferentes razas, culturas y etnias. Ahora lo que ella está haciendo es contratar hispanos en altos niveles de su campaña para transmitir lo que ella ha escuchado y para que nosotros sigamos escuchando las preocupaciones de la comunidad y las platiquemos y las pongamos en políticas que ella proponga.

Entonces, ¿hay juntas que son en español?

Así es, tenemos juntas en español; en esta oficina se escucha español todos los días.

¿Hubo algo en tu paso por el ITESO que te hiciera acercarte al tema de derechos humanos?

Definitivamente, la cultura del ITESO es muy humana. Te diferenciabas tanto con otras universidades ya que el simple hecho de ser una universidad jesuita te pone esa perspectiva del servicio a la comunidad. Personalmente, el hecho de tomar clases por ejemplo de Ética y algunas otras que están fuera del currículum de leyes fue algo que sí me ayudó a tener esas ganas de dedicarme al servicio público y tratar de luchar por los derechos de los inmigrantes.

¿A quién recuerdas como maestro?

Definitivamente al profesor [Gabriel] Gallo y a Guillermo Gatt, esos fueron maestros que me marcaron bastante. Creo que es una de las cualidades que tiene el ITESO la calidad de los maestros, siempre hubo ese lado humano en las clases que tú lo puedes tomar como quieras, lo puedes escuchar o no, pero es muy importante que siempre esté ahí.

¿Qué extrañas de México?

Trato de ir por lo menos dos veces al año, extraño mucho a la familia, pero sé que ellos tienen ya su vida allá. Extraño la comida, claro, las amistades, siempre que regreso puedo volver a hablar con ellos como si nos hubiéramos visto la semana antes. Hay muchas cosas que extraño de México y que me preocupan de México.

¿Qué te preocupa?

Como a todos, la situación de seguridad, me preocupa la crisis. De cierta forma estando lejos, yo no estoy ahí no lo vivo todos los días, lo veo en las noticias y me preocupa, no sé en el día a día cómo se sienta, cómo sea. Pero sí me preocupa la inseguridad, me preocupa el sentimiento de impunidad y el sentimiento de que el país no está avanzando.

Así es como yo lo percibo. Por mi trabajo leo prensa hispana todo el tiempo y monitoreo medios hispanos y, sí, la verdad es que lo que se lee de lejos es preocupante. Texto Judith Morán Foto cortesía Jorge Silva

Tags: , , , , , ,