MEDIO AMBIENTE

RedUc tus residuos

En tus manos está la posibilidad de que tengamos un mundo con menos basura

POR JUDITH MORÁN

En el invierno suizo, el departamento de Andrea se mantiene a una temperatura agradable gracias al calor que producen sus propios desperdicios, de ellos obtienen la energía necesaria para la calefacción de un edificio.

Encontrar un uso a la basura ha llevado a países como Suiza, Suecia y Noruega a comprar desperdicio de otras naciones. En Oslo, por ejemplo, además de usar los residuos orgánicos para dar calor a casas y escuelas, hay autobuses que funcionan con el biogás que genera la materia orgánica en descomposición.

En contraste, en la Zona Metropolitana de Guadalajara la mayor parte de la basura que recogen los servicios de recolección que contratan los ayuntamientos se va a rellenos sanitarios. Aquí llegan los residuos que cada uno de los habitantes de esta urbe generamos y aunque ya no veamos la basura no significa que desaparece, al contrario, genera más problemas de los que todos somos responsables.

“La gente no sabe en realidad a dónde se van sus desperdicios, como tú tiras la basura en un bote y desaparece no ves el problema más allá”, señala Mariana Carrillo integrante del colectivo RedUc del ITESO.

En la ruta de los desperdicios que recoge el camión de la basura de tu casa hasta su depósito en un relleno sanitario, hay una serie de factores que entorpecen lo que podría ser un ciclo más sano en el manejo de residuos.

La estudiante de Ingeniería Ambiental cuenta que, aunque se ha intentado implementar la separación de basura en la ciudad en varias ocasiones, no se ha hecho de manera adecuada porque no hay una educación a la ciudadanía ni a los que recogen la basura.

En México, apunta Mariana Carrillo, las empresas que se encargan de los desperdicios cobran por volumen y no por peso, por ello no se insiste en que se compacten las latas o envases de Treta Pak. Además, señala, que como el 60 por ciento de la basura que se produce es orgánica si esta se destinara a hacer composta entonces las empresas que manejan los residuos perderían el mismo porcentaje de sus ingresos.

El destino de la basura que se recoge en las casas va a rellenos sanitarios que son gestionados por empresas privadas como Caabsa Eagle que opera el relleno de Los Laureles, que está cerca del Río Santiago.

Mariana Carrillo, junto con otros estudiantes del ITESO, fue a Los Laureles y atestiguó las condiciones de insalubridad y peligros en los que operan los pepenadores y sus familias quienes respiran el gas metano que generan los desperdicios, al tiempo que recolectan los materiales que pueden ser reciclados en un minuto que tarda la aplanadora en pasar sobre la basura que va llegando al lugar.

“La basura al momento de estar a la intemperie se moja, se va degradando y se forma un líquido llamado lixiviado. Un relleno sanitario, por norma, debería de tener varias capas impermeables de diferentes grosores y materiales para evitar que todo esto llegue al subsuelo y a los mantos freáticos. Sin embargo, aquí no se sabe si están hechos adecuadamente los rellenos sanitarios”.

¿A dónde van los residuos de los itesianos?

En el ITESO el proceso para hacer un manejo responsable de los desperdicios comienza con quienes integramos la comunidad universitaria al hacer una primera separación de residuos en los botes para la basura orgánica, inorgánica, no reciclable, latas y botellas, así como electrónicos.

Una vez que personal de aseo los recolecta y los lleva al centro de acopio que está en la parte sur del campus, se hace una segunda separación para clasificar el vidrio (por colores), y se retira lo que no se separó correctamente.

“El ITESO está muy comprometido con que se reutilice el residuo, no separamos por tener una buena imagen, sino para contribuir. Esto es una necesidad, tenemos que actuar por el bien común”, señala Martín Luna, Supervisor de Aseo de la Oficina de Servicios Generales.

Por ello la universidad tiene contratos con empresas certificadas por la Secretaría de Medio Ambiente y Desarrollo Territorial (Semadet) que le entregan al ITESO un informe de lo que harán con los residuos que se llevan.

Está en tus manos. Deja de consumir en desechables

Si llegaste hasta este párrafo, ya conoces más sobre el problema de la generación y no reutilización de tus desperdicios. Mariana Carrillo afirma que para tomar cartas en el asunto lo primero es conocer lo que está sucediendo. Visibilizar el problema es apenas el comienzo; la solución está en que nos demos cuenta que la basura es una responsabilidad personal. “Si tú la tienes en la mano es tu responsabilidad. Si no quieres ser responsable de tanto, reduce tu consumo de basura.”

La integrante de RedUc recomienda traer botellas de agua rellenable tanto para usarla en los bebederos como en los servicios de comida del campus, traer tu taza o termo de café, traer tus cubiertos y recipientes reutilizables para comida, con ello “estás reduciendo tu consumo de basura y la responsabilidad de que ese relleno sanitario crezca más”.

Ante los errores que los itesianos cometemos a la hora de depositar los residuos en uno de los tres contenedores de basura –orgánico, reciclable y no reciclable– el colectivo RedUc ha organizado talleres para mostrar cómo debe hacerse.

Residuos que serán composta

En el ITESO los cubiertos desechables son de semilla de aguacate y se depositan en la basura orgánica que eventualmente irá a un biorreactor para hacer composta, este proyecto lo están trabajando la Oficina de Servicios Generales y el Departamento de Procesos Tecnológicos Industriales (PTI).

Mariana explica que se planea abrir un Proyecto de Aplicación Profesional para determinar las especificaciones para manejar los residuos del ITESO en el biorreactor, porque se requiere de una fórmula especializda para que la basura que entre se convierta en composta de buena calidad.

Si tienes curiosidad de participar en este proyecto o tienes ideas para que el campus sea más sustentable, entonces acércate a RedUc, contáctalos en facebook. com/RedUC-133036573812

 

¿Por dónde puedes comenzar?

Menos empaques

Al ir al supermercado compra los productos que no tengan muchos empaques, evita comprar las presentaciones de productos que dentro de la caja tiene más bolsas, como suelen vender las galletas.

La presentación más grande

Si compras jabón llévate el que tenga el empaque más grande, consumir en presentaciones pequeñas implica generar más residuos.

Rellena

Si ya tienes los envases de jabón o shampoo busca dónde puedes rellenarlos.

Bolsa de tela

En lugar de utilizar varias bolsas de plástico cuando vas al súper, lleva tu bolsa para cargar ahí tus compras.

Piensa si lo necesitas

Muchas veces puedes comprar un producto porque es una edición especial o porque el empaque está bonito aunque no lo necesites, no compres por impulso.

 
Tags: