Seleccionar página

Entre médicos y unicornios

Entre médicos y unicornios
POR MARÍA FERNANDA MARTÍNEZ

“¿Qué es un unicornio? todos conocemos lo que es un unicornio, lo cual es increíble. Una criatura que no existe y todo mundo la conoce. Pero si pidiera que alguien dibujara un kudú no tendría ni idea y esos sí existen”, así inició Juan Junoy, académico de la Universidad de Alcalá, España, la sesión de Café Scientifique del pasado martes 2 de octubre, que de forma extraordinaria se realizó en la cafetería Capeltic, del campus del ITESO.

“Hoy encontramos a los unicornios en distintos lugares como museos, pinturas e incluso en películas como las de Harry Potter y en canciones”, dijo, pero, ¿cómo están relacionados estos seres mitológicos con la ciencia? Pues se trata de un ser que captó la atención de precursores de la ciencia medieval, zoólogos y médicos a lo largo de la historia.

El especialista explicó que la historia sobre estos seres comenzó muy atrás, en el siglo IV aC, cuando el médico Ctesias de Cnido difundió que el unicornio era una especie de asno salvaje que vivía en la India y que su cuerno poseía funciones sanadoras, por ejemplo, que volvía a los reyes inmunes al veneno.

Es un ser que aparece en los textos de la Biblia (libro de Job, Salmos, en el Deteuronomio) por lo que el mito se fue asentando en la historia de Europa, contó el profesor.

Al unicornio se le han dado muchas formas, incluso como una quimera y en la actualidad se mantiene la idea que su tamaño es como la de un caballo. Juan Junoy, sin embargo, señaló que según las representaciones de las pinturas medievales es un tipo gacela o más pequeño, con las pezuñas hendidas, como el que aparece en el tapiz “La Dama del Unicornio”, expuesto en el Museo de Cluny.

El tapiz de Rafael Sanzio está expuesto en el Museo Cluny del arte medieval

Hay tratados de ciencia medieval en los que se afirma que el cuerno del unicornio podía curar enfermedades como la tuberculosis, además de su capacidad de purificar el agua con tan solo meterlo.

Juan Junoy señaló que la historia apunta que los unicornios eran animales fieros, pero que frente a una mujer virgen se volvían mansos, tranquilos y se quedan en su regazo, así es como los hombres podrían cazarlo. Es por eso que todas las pinturas en donde se ve representado un unicornio, siempre o casi siempre hay una mujer con él.

“Se consideraba que el unicornio era cálido y las vírgenes frías, y justamente era eso lo que los atraía. A partir de ese mito se hicieron cuadros alegóricos que hablaban de las vírgenes y del unicornio, esas eran pruebas de castidad de tal manera que el cuadro de Rafael Sanzio se convirtió en un regalo de boda”, relató.

Dama con unicornio, de Rafael Sanzio. Se consideraba que el acercamiento del unicornio a una mujer era señal de castidad

Ante la pregunta de cómo es posible que los seres humanos tengamos idea de cómo son animales fantásticos que no conocemos, Juan Junoy afirmó que las construcciones sociales se han encargado de generar discursos para que las distintas sociedades tengan una idea muy clara de lo que se está diciendo, aunque no sea real. Para él, muchos de estos discursos tienen la finalidad de generar miedo y control en las personas.

Además de los unicornios, señaló que dentro de la criptozoología existen otros seres como los dragones y sirenas, el monstruo Cetus, el terrorífico Kraken, la petrificadora Medusa y otros animales fantásticos. Si quieres ver la charla completa ingresa a youtu.be/hNAEQsHv7Ag

 
Print Friendly, PDF & Email

NO TE PIERDAS

LEE CRUCE EN PDF

PARTICIPA EN CRUCE

CRUCE es el semanario de la comunidad del ITESO. Comenzó a publicarse en agosto de 2000 en versión impresa, dando continuidad a los boletines informativos que lo precedieron: NOTI ITESO y el Boletín Informativo ITESO.

Si eres integrante de la universidad y te interesa participar con contenidos, envíanos tu propuesta a cruce@iteso.mx

Facebook

Bienvenida para estudiantes de recién ingreso