ITESO. UNIVERSIDAD JESUITA DE GUADALAJARA

Encuentra tu enfoque

Sep 23, 2019 | CAMPUS, EN PORTADA |

Vocación y profesión, ¿estás en la carrera correcta?
El proyecto de tu vida se basa en tu vocación, no en la profesión que desempeñarás. Conoce las disyuntivas a las que puedes enfrentarte cuando eliges tu carrera y los caminos que ofrece el ITESO para apoyarte en la toma de esta decisión
POR ERIKA TORRES

A penas abres los ojos, comienzas a tomar decisiones acerca de cómo construirás tu día: ¿Desayunar o no? ¿Qué ropa ponerme? ¿Cargo con suéter y paraguas… por si acaso? ¿Dónde voy a comer? Estas decisiones son a corto plazo y tal vez no entrañen consecuencias complejas,  pero  ¿qué  tal  cuando  tienes  que  tomar  la primera gran decisión acerca de tu futuro, como qué carrera estudiar?

“Aunque pareciera una decisión muy individual, como de ‘tú tendrías que saber qué quieres’, jamás hay que olvidar que una persona vive dentro de un contexto, entonces algunas decisiones acaban siendo una decisión social, política e incluso una postura; no es algo tan sencillo como decir ‘dedícate a ser algo en lo que eres bueno’”, comenta Gema Hernández, coordinadora de Orientación Profesional del Centro de Estudios Juveniles, que se conoce en el ITESO como C-Juven.

“Tu formación, personalidad y el reconocimiento de tus habilidades determinan mucho que te animes o no a estudiar realmente lo que quieres estudiar. Hay tema de género, nivel socioeconómico y muchos estereotipos contra los que tienes que luchar. A eso hay que sumar el momento social y económico que vivimos; estamos en un momento complicado como país”, explica la psicoterapeuta.

El contexto social es, más que nunca, decisivo en la elección de tu futuro profesional. Antes de 1980, el acceso a la educación superior era algo que no se planteaban muchas personas, ni siquiera las y los empleadores; en la actualidad, la maestría e incluso el doctorado se han convertido en requisitos básicos para la competitividad en un mercado laboral inserto en un ámbito económico complicado que conlleva precariedad. Una jornada laboral, o un empleo por familia, ya no aporta la misma estabilidad económica que en la generación que vivieron tus papás. Y aunque parezca mentira, el estereotipo de las carreras ‘para hombre’ y ‘para mujer’ aún influye en las decisiones de a qué te vas a dedicar profesionalmente.

La familia es el segundo factor crucial que influye en las decisiones que muchos jóvenes toman sobre su futuro profesional, mientras que el tercer factor, el más importante, es el de desarrollo personal, “el desarrollo de lo que valoramos, de lo que nos parece importante, y cómo lo traducimos en una historia que sea válida para nosotros” apunta la experta Gema Hernández.

Otro factor que se ha incrementado en los últimos cinco años, es que, a pesar de la facilidad para consultar información, un porcentaje muy alto de quienes están en indecisión sobre su elección de carrera no investigan acerca de ésta, ni de las áreas laborales en las que pueden desarrollarse profesionalmente. “No se sienten habilitados para la decisión, siguen decidiendo con pocas fuentes de información y las que les son altamente significativas, en su gran mayoría, son la familia y las amistades.”

Edgar Lomelí, coordinador de Orientación Vocacional del ITESO, desde la Oficina de Admisión, señala que “ordinariamente se confunde lo vocacional con lo meramente profesional, por ello nosotros trabajamos también en ejercicios de reflexión sobre proyecto de vida, algo que va más allá de la sola decisión de qué carrera estudiar. La carrera se convierte en un medio para alcanzar un fin superior.”

Un proceso de reflexión, o, desde la visión jesuita, de discernimiento, te permite profundizar en aquellas cosas que te gustan y en tener la mayor cantidad de información para tomar decisiones tan trascendentales como qué carrera estudiar, o si tu proyecto de vida se cumpliría optando por otra opción profesional.

A fin de cuentas, tu formación no está determinada simplemente por las materias contenidas en un plan de estudios, se complementa con las experiencias que vives y con los proyectos que a lo largo de tu carrera consideres desarrollar. Recuerda que las profesiones cambian, y probablemente cuando te gradúes tengas un puesto de trabajo que aún no exista.

El modelo educativo del ITESO además de transmitirte los saberes profesionales propios de tu carrera, se enfoca en que vivas los saberes complementarios, es decir, aquellos en los que tu profesión y vocación convergen y dan forma a tu proyecto de vida. Por ello los programas académicos son flexibles y hacen énfasis en el aprendizaje y acercamiento a experiencias laborales reales.

Tomar una decisión de cambio de carrera no significa que fracasaste en una elección crucial, después de todo, ¿qué es la vida sino un replantearnos qué estamos haciendo constantemente? Así que, si consideras que tu elección de carrera no es satisfactoria, el espacio de reflexión y acompañamiento comandado por Gema Hernández es el adecuado para replantear tu camino y hacer de tu paso por el ITESO una experiencia enriquecedora y que cumpla con tus expectativas.

¿Qué pasos debes dar?

El proceso de acompañamiento comienza cuando te acercas al departamento a solicitar el apoyo para saber si la decisión que tomaste fue la correcta o no, y todo lo que se derive de estas reflexiones. A partir de ese momento comienza un proceso que inicia con la elaboración de un documento en el que describas tu historial para tener un conocimiento, lo más profundo posible, de tu contexto familiar, social, recursos o situaciones de riesgo que puedas tener. Una vez cumplido este requisito, continúa la aplicación de tres pruebas psicométricas: una que es de coeficiente intelectual, que sirve para detectar las habilidades; la siguiente es de personalidad y la última es la de intereses y áreas de conocimiento.

Una semana después de las pruebas realizarás una entrevista, en la que se revisan contigo los resultados. “La idea de esto es contrastar las habilidades, sus niveles de frustración, las cosas que dicen que les gustan, con todas estas creencias y miedos que tienen, para que puedan tener sobre la mesa el panorama completo y decidan desde la conciencia. Con eso al final no se sienten timados”, comenta Gema.

Tu vocación define tu proyecto de vida

Desde la coordinación de Orientación Vocacional del ITESO se ofrece un servicio de acompañamiento gratuito, bajo demanda y en modalidad individual y grupal, basado en acompañar al aspirante en su discernimiento sobre su vocación.

Las y los aspirantes que soliciten este servicio previo a su ingreso al ITESO, se encontrarán con un taller que dura ocho horas, repartidas en dos sesiones de cuatro horas, donde se trabajan elementos de autoconocimiento, factores internos en la toma de decisión, habilidades, intereses y rasgos de personalidad, y se presentan las carreras afines y la oferta de carreras que tiene el ITESO.

Edgar recomienda “primero a quienes todavía están con tiempo en la toma de decisión, que cursen el taller de orientación, porque les permite ir trabajando el ejercicio del discernimiento en este proceso”.

En el área de acompañamiento a aspirantes se distinguen tres fases de la orientación vocacional:

  1. Inicial: tienes muchas dudas sobre tu persona, tus capacidades y tus intereses, y depositas la responsabilidad de la decisión fuera de tu persona.
  2. Intermedia: ya tienes bastantes conocimientos de tu persona, pero necesitas refrendarlo, conocer y profundizar sobre las carreras que te llamen la atención.
  3. Avanzada: muy probablemente encuentras programas de estudios distintos que te ofrecen la posibilidad de alcanzar tus sueños y tu proyecto de vida, así que requieres conocimiento más preciso de la oferta en el plan de estudios: qué materias son, qué alcance tienen, qué enfoque tiene la universidad, qué áreas de especialización ofrece, entre otros.

La personalización en el acompañamiento es el rasgo que define y ha hecho exitoso el modelo de orientación vocacional del ITESO “porque es más cercano, humano, más profundo en el sentido de que se les acompaña hacia la decisión incluso de vida”.

Sin miedo a cambiar

Haber llevado o no un proceso previo de orientación vocacional no es una garantía de que estés estudiando un programa de licenciatura que responda cabalmente a tu vocación, ya que cuando haces la elección estás considerando tus necesidades y prioridades en un momento muy específico de tu vida, las condiciones pueden cambiar. Recuerda que el futuro que está en juego es el tuyo, no el de tus familiares ni de tus amistades, así que no tengas miedo a buscar la opción correcta para ti.

¿A dónde acudir?

  • Si eres aspirante: Para pedir informes sobre los servicios de Orientación Vocacional, llama al teléfono ( 33 ) 2669-3434 ext. 3246 o escribe a orienta@iteso.mx
  • Si eres estudiante: Llama al teléfono 333313-42949 o escribe a api@iteso.mx para informes y citas de Orientación Profesional. Su horario de atención es de lunes a viernes de 9:00 a 14:00 horas, y de 16:00 a 19:00 horas.
 
Print Friendly, PDF & Email