ITESO. UNIVERSIDAD JESUITA DE GUADALAJARA

Paulette Guevara, egresada de Psicología y alumna de la maestría en Derechos Humanos y Paz, junto con un grupo de talentos femeninos, crea una agenda que propone el uso del diagrama lunar como una herramienta de autoconocimiento y autocuidado.
POR ERIKA TORRES

¿Qué tienen en común el color violeta, el ciclo menstrual y  un  monasterio  en  Nepal?  A  Paulette  Guevara.  Ella,  junto  a  un  grupo  de  colaboradoras,  creó  una agenda – ya a la venta – para mujeres en la que explica el funcionamiento del ciclo menstrual, además  de información sobre autocuidado y derechos   de   las   mujeres.

Paulette platicó a CRUCE que su primer trabajo como egresada fue como gerente de proyectos sociales para el CONAPRED, específicamente como encargada de los talleres de empoderamiento a la mujer y prevención de violencia y abuso. “No sabía nada del tema”, confiesa, así que tomó un diplomado en educación sexual y uno en prevención de abuso sexual con su colega y mano derecha, Delia González, egresada también de Psicología y profesora del ITESO, quien se propuso a trabajar un manual para adolescentes. Este primer esfuerzo para llevarle a otras mujeres información no prosperó, por lo que Delia y Paulette detuvieron el proyecto.

“Yo me fui cinco meses a Nepal a vivir en un monasterio, donde conocí a una chava de Gales que se dedicaba a dar talleres por toda Europa sobre el ciclo menstrual de las mujeres para empoderarlas”. Cuando Paulette narra ese momento, sus ojos comienzan a brillar y su voz trasluce la emoción de quien habla de lo que le apasiona.

“Le pedí que nos diera un taller, y en los momentos que no eran de silencio en el monasterio, todas las mujeres del dormitorio nos juntábamos para aprender”.

Detalla que los talleres de empoderamiento femenino abordan temas sobre los que enfatizaba la manera de tomar el poder como la independencia económica y el conocimiento de la sexualidad. Y en este segundo punto, el conocer el ciclo menstrual es básico porque “si podemos entender nuestras fases podemos tomar mejores decisiones sobre nuestro dinero y nuestra vida”.

Tras su experiencia en Nepal, comenzó a tomar cursos en línea para empaparse del tema y volvió a colaborar con Delia, esta vez con la elaboración de la agenda.

¿Por qué Violeta? Porque es el color que conmemora a todas las mujeres que han luchado por conseguir sus derechos. Esos derechos a los que hombres y mujeres tienen por el hecho de ser personas, pero las mujeres deben conocerlos, exigirlos y mantenerlos. “Quiero que todas seamos Violeta y nos pongamos las gafas de perspectiva de género”, afirma.

Al mismo tiempo de comenzar con este proyecto – en junio del 2018 -, Paulette comenzó a estudiar la Maestría en Derechos Humanos y Paz, también en el ITESO, y se dio cuenta de que tenía que cuidar la cadena de producción de principio a fin. Buscó una imprenta que trabajara con papel reciclado y tintas vegetales (Certified Green), las ilustraciones de cada mes sirven también como postal, y la bolsita de manta que la protege la elabora una red de mujeres. Además, en la compra de cada agenda se dona un 20% de la utilidad a una fundación que trabaja educación sexual para la prevención del abuso.

“En términos generales, el objetivo de Violeta es compartir educación que no nos dieron tradicionalmente y que hemos aprendido sobre la marcha, que podamos ser mucho más aliadas y que cuestionemos lo que consumimos”, finaliza Paulette.

Consigue tu agenda

Cuánto: $640

¿Dónde comprar? En su página web www.soyvioleta.mx, o en Mercado Libre [envío gratis a todo el país]

Contacto: En Instagram la encuentras como @soyvioletamx, en Facebook como @Violeta, y les puedes escribir al email hola@soyvioleta.mx

Print Friendly, PDF & Email