CULTURA

La intimidad y lo sagrado en la arquitectura de Ignacio Díaz Morales

La muestra se inaugurará este jueves 2 de agosto con una conferencia sobre la obra del destacado arquitecto jalisciense

En el marco de la celebración de los 60 años de la fundación del ITESO y de los 25 años del fallecimiento de Ignacio Díaz Morales, el Centro de Promoción Cultural y la Dirección de Información Académica de la universidad jesuita de Guadalajara han preparado la exposición La intimidad y lo sagrado en la arquitectura de Ignacio Díaz Morales.

“No es una exposición que cubra todo el rango de actividades y de arquitectura que realizó Ignacio Díaz Morales, sino que nos concentramos en la arquitectura doméstica y en la arquitectura religiosa”, explicó Gutierre Aceves, coordinador de la Casa ITESO Clavigero.

Un recorrido por siete obras arquitectónicas –cuatro casas y tres templos– realizadas entre 1935 y 1975, que dan cuenta tanto de la evolución estilística del arquitecto como de su poética del espacio lograda en sus casas habitación y en el género religioso, es parte de lo que podrán apreciar los visitantes en la exposición, curada por Javier Díaz Reynoso, arquitecto, y Gutierre Aceves.

La muestra está integrada por 120 piezas, de las cuales la mayor parte proviene del archivo profesional del arquitecto, adquirido por el ITESO, que hoy forman parte del Fondo Ignacio Díaz Morales.

Lourdes Jaime, coordinadora de biblioteca de la Dirección de Información Académica del ITESO, explicó que el fondo está integrado por un acervo de alrededor de cuatro mil volúmenes, que abarca temas como arquitectura, urbanismo, arte, literatura y religión; una planoteca con 16 mil planos de su obra residencial, religiosa y urbana, y un archivo documental de más de “200 mil unidades documentales de su quehacer profesional entre memorias de gastos, contabilidades, correspondencia, fotografías y algo de documentación personal como tarjetas, ramilletes espirituales, algunas fotos familiares, membresías. Lo grueso de los documentos es sobre su propia obra”.

La exposición se complementa con muebles, piezas de joyería y otros objetos diseñados por Díaz Morales, además de fotografías de época provenientes del acervo del arquitecto que aún conserva su familia.

 

Javier Díaz Reynoso, arquitecto que colaboró en el despacho de Díaz Morales entre 1980 y 1992, explicó que al igual que en la obra de arquitectos contemporáneos a Díaz Morales como Luis Barragán y Rafael Urzúa, el trabajo de Díaz Morales puede dividirse en tres etapas: la primera “muy regionalista, muy apegada a las familias con las que conviven”; la segunda “muy funcionalista, muy racional, y una tercera que sintetiza los dos mundos, el regionalista con el funcionalista, y es cuando crearon su obra más distinguida”.

“La exposición trata de contestar las preguntas: ¿cómo se hace un espacio íntimo? y ¿cómo se hace un espacio sagrado? Es un rescate de su legado, que es conocido pero no muy difundido”, añadió Díaz Reynoso.

Ignacio Díaz Morales nació el 16 de noviembre de 1905 en la ciudad de Guadalajara y murió el 3 de septiembre de 1992 en la misma ciudad a la edad de 86 años. De 1924 a 1928 realizó sus estudios de ingeniero en la Escuela Libre de Ingenieros que dirigía Don Ambrosio Ulloa. Ahí mismo complementó después cursos de arquitectura. Algunos de sus maestros fueron Luis y Francisco Ugarte, Agustín Basave y Aurelio Aceves, y tuvo compañeros como Luis Barragán Morfín, Rafael Urzúa Arias y Pedro Castellanos Lambley.

De 1925 a 1930 trabajó en el despacho del ingeniero Luis Ugarte. Realizó varios trabajos de 1930 a 1938 para Ferrocarril Sud-Pacífico de México. Ya de manera independiente y durante los siguientes 50 años participó, principalmente en Guadalajara, en obras de conservación del patrimonio, urbanas, arquitectónicas, académicas y de promoción cultural.

En 1948 fundó la Escuela de Arquitectura de la Universidad de Guadalajara. Para esta escuela trajo, a partir de 1950, a varios arquitectos de Europa: Horst Hartung Franz, Mathias Goeritz, Silvio Alberti Levati, Bruno Cadore Marcolongo, Carlangelo Kovacevich y Erich Coufal Kieswetter. También fue docente del ITESO durante 20 años.

Las obras arquitectónicas de Díaz Morales de las que se presentan materiales en la exposición son Casa Trinidad Ochoa, Casa Pedro Martínez Rivas, Casa Sauza y Casa David Alarcón y Sra. Menchaca, esta última aún en píe, y tres recintos religiosos: el Templo de Nuestra Señora de la Paz, la capilla del Instituto de la Vera Cruz y la intervención que hizo al Templo Expiatorio del Santísimo Sacramento.

A la exposición en la Casa ITESO Clavigero se suma también la casa contigua, en la calle de Efraín González Luna, que el arquitecto construyó para su familia y que se podrá visitar gracias a la generosidad de Iván Cordero.

En dicha finca podrá apreciarse la lograda composición asimétrica y de urdimbre de espacios continuos que el arquitecto hizo para sí mismo, con la premisa de que el amor es el que da la razón de ser a la casa como hogar, santuario, escuela, taller y albergue.

La casa contigua podrá visitarse los lunes a las 10:00 horas, los miércoles a las 12:00, y los jueves a las 16:30 horas. Además, se podrán solicitar citas para visitas grupales.

La inauguración de la exposición será el jueves 2 de agosto con una conferencia a cargo de los arquitectos Javier Díaz Reynoso, Alberto González González y Eduardo Arias Castañeda a las 20:00 horas, en la Casa ITESO Clavigero. Los tres conferenciantes, a lo largo de su trayectoria, han realizado trabajos académicos sobre la obra de Díaz Morales.

La Casa ITESO Clavigero se ubica en José Guadalupe Zuno 2083 (entre Av. Chapultepec y Marsella), en la Colonia Americana. El horario de visita de lunes a viernes es de 9:00 a 19:00 horas y los sábados de 10:00 a 14:00 horas. La entrada es libre.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*