SOCIEDAD

La amenaza nuclear iraní, ¿mito o realidad?

En el Café Internacional se abordó el conflicto global que suscita la carrera armamentista de Irán.

¿Un país se vuelve más poderoso por tener armamento nuclear? No, es un mito. ¿Es costoso mantener este tipo de armamento? Sí, porque aunque no existen cifras exactas, se sabe que Irán le destina alrededor del 18% del presupuesto del país.

Cuestiones como estas fueron expuestas por el investigador de la UNAM Alfonso Aragón, invitado al pasado Café Internacional, el martes 20 de noviembre, para dictar en el campus ITESO la conferencia “El programa nuclear iraní. Riesgos y perspectivas”.

Estados Unidos, dijo Aragón, alega que Irán construye un arsenal clandestino con el argumento de que no transparenta el uso que da a algunas de sus instalaciones; el importante papel que juega esta nación islamista en Oriente Medio, zona en la que predominan los intereses en torno al petróleo, el gas, la lucha antiterrorista y la venta de armas, hace que sus decisiones sean vitales para potencias como Rusia, China o el conjunto de la Unión Europea.

Aragón citó también el caso de Israel, país que actualmente no afirma ni niega tener armas nucleares. Esa “política de opacidad e incertidumbre” es la mejor manera de disuadir a sus enemigos, reflexionó el investigador.

Añadió que Israel –actualmente inmerso en una escalada de violencia contra los territorios que ocupa en Palestina– podría tener de 400 a 600 bombas de fusión avanzada, similares a las utilizadas en 1945 en Nagasaki, con una potencia aproximada de 25 kilotones.

Irán, explicó, ha desarrollado dos tipos de programas, el químico y el biológico, y resaltó su posicionamiento jurídico respecto a estas armas, ya que tiene firmados y ratificados la convención contra armas químicas y la convención contra armas biológicas.

Para Aragón, si Irán está realmente desarrollando armas nucleares no las quiere para atacar, sino para defenderse en una región (Egipto, Israel, Siria, Irak) en la que las armas de destrucción masiva buscan reducir las ventajas de los “adversarios”. Texto Claudia Alzaga Foto Archivo

Etiquetas: , , ,