COMUNICACIÓN

Signa_Lab: la búsqueda por habitar la red con un espíritu crítico

Presentan en el ITESO un laboratorio que, desde el año pasado, trabaja en el estudio del comportamiento de las redes sociales y en el desarrollo de herramientas para llevarlo a cabo

POR ÉDGAR VELASCO

Desde hace varios años ya, muchas de las discusiones —ya sean de política, denuncia social, consumo cultural, etcétera— ocurren en el terreno de las redes sociales. Poco a poco se han vuelto familiares términos como hashtag y trending topic, así como otros menos agradables como bots y trolls.  Por esta razón, se vuelve cada vez más necesario encontrar herramientas para evaluar el comportamiento de los usuarios de las redes sociales y cómo se relacionan entre ellos, para habitar este espacio virtual de una manera más crítica. Con este objetivo surgió el laboratorio Signa_Lab en el ITESO, espacio que luego de un año de trabajo tuvo su presentación oficial el pasado miércoles.

Enrique Páez, jefe del Departamento de Estudios Socioculturales de la Universidad, explica que Signa_Lab comenzó a operar con tres ideas principales: “la primera, que tuviera una naturaleza interdisciplinaria, por lo que en su trabajo confluyen la física, las ciencias sociales, las ciencias del comportamiento y, por supuesto, el desarrollo tecnológico; la segunda, analizar los canales sociales que tienen cada vez más influencia en la vida cotidiana y que hacen visibles relaciones que antes eran invisibles; la tercera, porque es una obligación como universidad formar profesionales que habiten estos espacios con espíritu crítico”.

El equipo de Signa_Lab es encabezado por Rossana Reguillo, investigadora y profesora del ITESO. Ella explica que el origen del laboratorio se remonta a 2013 y añade que todo surgió porque está convencida de que “hay que transformar las formas de producción de saberes. O lo hacemos, o nos vamos a quedar atrás”. Así, este proyecto complejo comenzó a trabajar sobre tres ejes: la ciencia de redes y la tecnopolítica; la creatividad en la producción y difusión del conocimiento; y la relación entre tecnología y emociones para generar “nuevas cartografías que nos permitan habitar y apropiarnos de este nuevo espacio”.

Junto con Reguillo, lideran el proyecto Luis Fernando Gutiérrez como coordinador operativo; Luis Natera como coordinador de proyectos; Yann Bona, a cargo del área de Tecnología y Emociones; y Víctor Hugo Ábrego como coordinador creativo. Luis Natera explica que una de las prioridades de Signa_Lab es “el desarrollo de tecnología propia para generar apliaciones de código abierto y libre desde el ITESO”.

En ese sentido, señala que ya se han desarrollado un par: una que sirve para hacer minería de datos obtenidos de Twitter y otra llamada Proton Pack, que sirve para detectar el comportamiento de las cuentas y así detectar cuáles de ellas son bots —cuentas programadas para incidir masivamente en determinadas conversaciones y así contaminarlas—. Por su parte, Víctor Hugo Ábrego señala que es necesario “pensar la Universidad como un espacio de producción de pensamiento crítico para generar contenidos que incidan”.

El equipo de Signa_Lab se complementa con la participación de Adriana Cañedo, Eduardo G. De Quevedo, Paloma López, Zoé Aguilar, Adrián Toscano, Karen Medina, Alicia Reynoso, Mónica Vargas, Luisa Flores y Alejandro Ramírez, estudiantes de las carreras de Psicología, Ingeniería en Sistemas y Diseño.

 

Etiquetas: , , ,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*