CLICK AL MUNDO

¿Puede una bicicleta compensar el daño ambiental causado por un auto?

http://carma-project.com/

¿Existe el karma? Un grupo de portugueses cree que sí, por lo que decidieron construir una bicicleta con las partes de un auto chatarra olvidado en un deshuesadero de Lisboa.

 

“Este proyecto comienza con una bicicleta que no es solo una bicicleta. Es una bicicleta hecha a partir de los deshechos de un auto. Y así nació Carma, con una bicicleta que carga el karma de un coche y tiene una misión: compensar los kilómetros que el auto recorrió [159, 761 kilómetros, para ser precisos]. Carma es una nueva oportunidad para el medio ambiente. Para la economía. Para la mobilidad. Para la gente. Para el mundo”.

Este es el corazón del Proyecto Carma, una extraordinaria iniciativa que surgió en Lisboa, capital de Portugal, donde un pequeño grupo de personas de los colectivos Rcicla y B Cultura da Bicicleta pensaron que un viejo, oxidado y destartalado Mercedes tirado en un deshuesadero, podía limpiar su karma a través de ellos.

“En un coche no puedes encontrar las partes para hacer una bicicleta. Eso es obvio. Lo que no es tan obvio es crear una funcional, luminosa y hermosa bicicleta utilizando todas las partes del auto que se puedan. Lo hicimos”, afirman orgullosos en un video Kiko y Vitor Peixoto, de Rcicla.

“No fue fácil, no. Nos costó mucho trabajo”, narran estos portugueses. “Hay partes específicas de una bicicleta que simplemente no puedes encontrar en un auto. Sin importar eso, la bicicleta quedó como la imaginábamos…  Las partes que no encontramos, las construimos con otras piezas del auto. Y les añadimos un toque personal”.

Las puertas les brindaron buenos materiales, desde manivelas hasta retazos de piel para el asiento; el forro del techo sirvió para cubrir el manubrio; algunos engranes de la transmisión fueron a parar al sistema de tracción de la bicicleta, en fin.

Tú puedes involucrarte en este proyecto, replicarlo si lo deseas en tu ciudad. El sitio web de Carma te permite estar al tanto de la ruta que la bicicleta seguirá alrededor del mundo –solamente tienes que poner tu nombre y un correo electrónico– para completar los casi 160 mil kilómetros que el Mercedes recorrió “en vida”, ese inútil vehículo que ahora ha “reencarnado” para intentar pagar su deuda ambiental con el planeta. Texto Enrique González Foto Archivo

 

Etiquetas: , , ,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*