CIENCIA Y TECNOLOGÍA

Multiplican miradas y conocimientos para preservar el Bosque La Primavera

Sentados en la misma mesa, profesores y estudiantes del ITESO y representantes de distintas asociaciones civiles compartieron datos, metodologías y sugerencias en torno a un objetivo común: proteger a uno de los principales pulmones del continente americano.
Por Enrique González                     

En este punto de su historia, cualquier acción que se pretenda emprender para cuidar a un bosque con más de 140 mil años de vida ya no puede ser aislada, ya no se puede dar el lujo de ignorar los múltiples factores que lo hacen un complejo y riquísimo ser vivo.

Anillo Primavera

Esto les queda muy claro a los investigadores, estudiantes y ciudadanos organizados que se reunieron la nublada mañana del 14 de julio en el ITESO para participar en el Aula Abierta “PAP Anillo Primavera y vida digital”, en donde un concepto se erigió como la pauta a seguir: holístico”, doctrina que demanda que cada realidad se entienda como un todo distinto a la suma de sus partes.

¿Qué partes conviven en esas 30 mil hectáreas que comprende el Bosque La Primavera y que tanto interesan desde hace años al ITESO? ¿Qué están haciendo los distintos Proyectos de Aplicación Profesional (PAP) de la universidad para medirlas, conocerlas a detalle, entenderlas a cabalidad y, eventualmente, proponer acciones de conservación y mejora codo a codo con los habitantes y numerosas agrupaciones civiles?

El bosque tiene aire, agua, tierra, animales, árboles, plantas, patrimonio edificado, corredores biológicos y, claro, habitantes, unos actores a los que se debe tomar muy en cuenta en cualquier ecuación que tenga por objetivo real reducir el enorme daño que se le ha infligido a esta Reserva de la biosfera para la Unesco y a la que le ha tocado sufrir el desaforado crecimiento de la segunda mancha urbana más grande de México: la Zona Metropolitana de Guadalajara.

A partir de una pregunta central: ¿Cómo influye el Bosque La Primavera en la salud y la calidad de vida de los habitantes de la Zona Metropolitana de Guadalajara?, un grupo de profesores e investigadores de los departamentos del Hábitat y Desarrollo Urbano y de Electrónica, Sistemas e Informática del ITESO (DHDU y DESI) se ha dado a la tarea de posar sus ojos, experiencia, conocimientos y dispositivos tecnológicos (drones o sensores, por ejemplo) sobre un bosque gravemente afectado por desarrollos inmobiliarios, depredación forestal, incendios y la construcción de obras viales como el Macrolibramiento de Guadalajara.

¿Cómo? A través de media docena de proyectos que, en la citada sesión, presentaron los avances que registraron a lo largo del verano. Entre estos PAP estaban: “Levantamiento topográfico con drones en Los Cerritos”; “Colocación de sensores para la calidad del aire y la prevención temprana de incendios” o “Corredor biológico Ahuisculco”.

Algunos de ellos trabajan, y lo seguirán haciendo, con instituciones como la Fundación Selva Negra –financiada por el grupo Maná–, la asociación Calle, EXTRA, AC o las áreas de Proyectos Estratégicos y Espacios Públicos del Ayuntamiento de Zapopan, presentes en la sesión.

Entre otras acciones, se hicieron mapeos de vulnerabilidad ambiental y calidad del aire (abajo), se realizó un seguimiento del bosque con fotogrametría satelital (imágenes de reconocimiento de terreno), se detectaron las zonas idóneas para reforestar y se monitoreó la calidad del aire a partir de sensores colocados en demarcaciones como las faldas del Volcán de Tequila, la zona de El Bajío, Tala o San Isidro Mazatepec.

Mapa Calidad del Aire1

“Queremos que cada sensor represente un nodo social, de manera que esta red de monitoreo de calidad del aire tenga una vinculación con las comunidades donde se están colocando”, explicó Sandra Valdés, profesora del DHDU del ITESO y una de las pioneras del proyecto Anillo Primavera.

Además de ella estuvieron presentes otros académicos de la universidad, entre ellos Raúl Díaz, Alejandro Mendo, Pedro Alcocer, Hugo de Alba o Karen Gutiérrez, quienes acumulan años de experiencia en la defensa de esta Área Protegida, cuyo impacto benéfico para la regulación del clima, la flora y la fauna se extiende directa o indirectamente desde Sudamérica hasta los linderos de Canadá y Estados Unidos.

Si quieres mantenerte al tanto de lo que hace este colectivo civil, universitario y gubernamental, síguelos en Facebook como “Anillo Primavera”.

Foto PAP Anillo Primavera

 

         PAP de Verano que presentaron sus resultados en el Aula Abierta:

“Levantamiento topográfico con drones en Los Cerritos”, DESI- DHDU.

“Colocación de sensores para la calidad del aire y la prevención temprana de incendios”, DESI-DHDU.

“Corredor biológico Ahuisculco”, en coordinación con la Fundación Selva Negra.

“Análisis de zonas para reforestación en el Anillo Primavera”, en coordinación con EXTRA, AC.

“Parque agrícola en Santa Lucía”, en coordinación con Proyectos Estratégicos de Zapopan.

“Sendero interpretativo en el borde de La Primavera”, en coordinación con Espacios Públicos de Zapopan.

Etiquetas: , , , , , ,

Un comentario

  1. Teresa Fierro R. dice:

    De gran importancia sin duda, incidir de una vez por todas con responsabilidad y de manera colaborativa, interdisciplinaria e interinstitucionalmente, en las acciones que conlleven a la preservación de un bosque con influencia no sólo local, sino continental.

    Llama la atención que en el documento no se mencionen las intervenciones que la Comisión Federal de Electricidad realiza desde hace décadas de manera nociva para el Bosque la Primavera.

    Felicitaciones y gracias por esta iniciativa.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*