CAMPUS

Movimiento por los pueblos originarios

La meta de la Campaña de Solidaridad es aportar al menos 100 mil pesos para capacitación y asesorías jurídicas para 11 municipios de Chiapas
POR JUDITH MORÁN

Defender la casa común de las amenazas a bosques y lugares sagrados; subsanar las fracturas que han sufrido las comunidades y decidir sobre la manera en que quieren organizarse, es en lo que trabajan 11 municipios de Chiapas.

El Movimiento en Defensa de la Vida y el Territorio (Modevite) se formó, en primera instancia, para encontrar una solución al problema de alcoholismo en las comunidades indígenas, en el que las autoridades no tomaron acciones contra la venta clandestina. A esto se sumó el narcomenudeo que se apropió de las escuelas.

Octavio Gómez, integrante de este movimiento, relata que han ido creciendo no sólo en la cantidad de municipios que se sumaron al proyecto que inició hace 4 años, sino también en sus acciones con las que piden a las autoridades respeto y cuidado de su entorno.

“Los grandes megaproyectos que hay (como la autopista San Cristóbal-Palenque) acaban con lo que tenemos para vivir, con los bosques, los manantiales, los lugares sagrados que son vitales para la vida de la comunidad; ahí hacen sus oraciones para pedir lluvia y que se dé una buena cosecha en el año”, explica Santiago Pérez, quien junto con Octavio Gómez estuvo en el ITESO el miércoles 8 de marzo por el Día de la Comunidad Solidaria.

Como parte del Modevite, se organizan talleres donde asesores les hablan de temas como derecho a la consulta y a la autodeterminación.

“Estamos dispuestos a defender la vida y nuestro territorio”, afirma Octavio Gómez. Santiago Pérez señala que las familias y comunidades de los pueblos tzeltal, tsotsil y ch’ol de Chiapas fueron fracturados por los partidos políticos y el año pasado comenzaron a analizar la apuesta del Congreso Nacional Indígena (CNI) de una mujer indígena como candidata independiente, “pero con una estructura de un consejo de gobierno comunitario. En eso estamos trabajando ahorita, poder aterrizar la propuesta del CNI en cada uno de nuestros municipios”.

Este Movimiento en Defensa de la Vida y del Territorio, que es acompañado por la Misión Jesuita de Bachajón, organiza talleres de formación a los que asisten los representantes de las regiones que conforman los 11 municipios que se unieron al movimiento. Ellos llevan a sus comunidades lo que se vio en el taller para platicarlo y analizarlo en comunidad.

Este mes se está realizando una campaña de solidaridad y nuestra meta como universitarios es recaudar 100 mil pesos para apoyar la asistencia de los representantes a los talleres, una campaña para radios comunitarias y las asesorías jurídicas que acompañarán la elección de autoridades. Puedes depositar en BBVA Bancomer en la cuenta a nombre de ITESO AC, convenio CIE 80012, referencia 43398138. Para más información, visita www. facebook.com/MODEVITE/

Etiquetas:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*