DISEÑO / ENTREVISTA / LA ENTREVISTA

Mirar más allá de la pasarela

Para contrarrestar el halo efímero de la moda, Dolores Cortés, coordinadora de la carrera de Diseño de Indumentaria y Moda, describe el propósito de este nuevo programa del ITESO
POR ADRIANA LÓPEZ-ACOSTA

La industria de la moda es uno de los cinco sectores estratégicos de Jalisco, de acuerdo con el Instituto Nacional del Emprendedor, debido a que genera desarrollo económico en la entidad, cuenta con oportunidades de consolidación y tiene la capacidad de crecer de manera sustentable a largo plazo.
El calzado y la marroquinería son claves en el estado, existen marcas de joyería jalisciense que se consumen más en Emiratos Árabes Unidos que en México, y hay una necesidad de rehabilitar la empresa textil de Zapotlanejo a través de cooperativas que compitan contra la manufactura barata extranjera.

¿Cómo un diseñador puede insertarse en esta dinámica con la responsabilidad ética, ambiental y de negocio que conlleva este universo? La carrera de Diseño de Indumentaria y Moda quiere ofrecer un camino.

¿Qué debemos hacer antes de comprar una prenda?

Mirarla a contraluz y preguntarte si va a resistir una lavada, eso es básico. Además, tenemos un alto nivel de intimidad con la tela y no checamos las etiquetas como, por ejemplo, lo hacemos con los alimentos. Hay acabados que imposibilitan actividades sencillas, telas irritables y que provienen de manufactura en países con condiciones pésimas de trabajo, y no sabemos quiénes son los proveedores y distribuidores, como en las etiquetas de comida, donde por ley debe especificarse. Y no digamos del alto porcentaje de ropa en buen estado que se tira o aparece en tiendas de segunda mano y aún contiene la etiqueta.

¿Cómo la carrera abonará a la industria de la moda?

La moda, desde que nace está muriendo. Hacemos la diferenciación con la indumentaria porque esta tiene que ver con el aspecto utilitario y funcional de la prenda o accesorio: es un espacio que el diseñador olvida como aspecto interesante, como tallas especiales, ropa de trabajo, ropa de seguridad o de confort. Todas deben cubrir las necesidades funcionales de la prenda con un sentido estético.

Entonces, ¿la moda no es frívola?

Tenemos la falsa idea que el diseñador de modas es un divo que resuelve diseño e ignora el proceso de producción y los costos de comercialización, lo cual deriva en explotación porque no hay una línea clara de producción.

¿Qué tipo de producto yo debo hacer para que a ti como parte de la comunidad de la industria de la moda —armador, fabricante, comerciante— te reditúe de manera justa, sea satisfactorio para los clientes y además sea sustentable?

¿Hay algún ejemplo?

En Medellin, Colombia, me sorprendió gratamente ver que las personas que realizan intendencia en el Metrocable, sus uniformes son completamente blancos y están limpios, y ellas lucen arregladas, divinas, haciendo labores de limpieza. Es dignificar a la persona que utiliza el uniforme, y tiene concepto de moda, trabajan mejor y, a través de la prenda, das el mensaje de que su trabajo es importante y debe de ser respetado. Queremos enseñar un buen uso de las cuestiones funcionales, utilitarias, de comunicación y de moda en productos de indumentaria.

¿Cuáles serán las principales preocupaciones de la carrera?

Los cuatro primeros semestres, será obligación de los alumnos que cualquiera de los productos que muestre en los talleres de diseño o en diseño de colección, deberá de dar cuenta que ella o él hizo todo ese producción. Un diseñador que no ha elaborado todo el proceso puede ser, además de ignorante, poco sensible al trabajo de los miles de obreros, realizadores de las prendas y hasta quienes están involucrados en la realización de las telas. No podemos quedarnos en el aparador.

Etiquetas:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*