CLICK AL MUNDO

Más tiempo frente a una pantalla, más te costará dormir

Científicos noruegos analizaron a 10 mil adolescentes y descubrieron que entre más tiempo pasaban frente a tu celular o computadora, más trabajo les costaba dormir.

Un video y ya… Una mirada rápida al Facebook y ahora sí a descansar… Cinco minutos más en Netflix y me duermo… Nada más tuiteo esto y me voy a la cama… Solo subo esta foto y listo…

11 Foto

Las causas y excusas para no apagar nuestras pantallas por las noches (tableta, PC, celular o televisión) pueden ser innumerables, pero el hecho es que, según una investigación con 10 mil adolescentes llevada a cabo en 2012 por el Centro de Salud para niños y adolescentes de Bergen, Noruega, todo apunta a que entre más tiempo pasamos frente a ellas, dormimos menos y dormimos peor.

Los adolescentes entre 16 y 19 años que estuvieron más de cuatro horas al día usando sus pantallas, fueron tres veces más propensos a dormir menos de cinco horas por la noche y el 49% de ellos, sobre todo los que usaron su computadora o celular, tardaron hasta 60 minutos en conciliar el sueño, cuando un adulto lo logra, en promedio, en media hora.

¿Qué hipótesis tienen los científicos? El cuerpo humano requiere entre ocho y nueve horas de sueño para reponerse adecuadamente, así que además del tiempo real que estos aparatos le roban a nuestro descanso, las brillantes luces que emanan interfieren con el ritmo circadiano, el sistema biológico día-noche que le dice al cerebro cuándo deberíamos dormir y cuándo despertarnos. Lo peor que podemos hacer, a decir de los responsables de la investigación, es utilizar estos aparatos minutos antes de ir a la cama.

“Las recomendaciones para un uso saludable de estos aparatos dirigidas a padres y adolescentes deberían actualizarse, incluyendo guías específicas relacionadas con la edad del usuario y la cantidad de tiempo que deberían ser empleados”, afirma el estudio, según recoge esta nota del diario británico The Guardian.

“Estos medios también pueden jugar un papel al causar un incremento de la excitación psicofisiológica, lo que significa que la mente sigue dando vueltas por la noche, cuando debería estar reposando”, agrega el documento publicado por los investigadores noruegos. Texto Comunicación Social Foto Archivo

 Con información del periódico The Guardian
Etiquetas: , , , , ,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*