POSGRADOS / SOCIEDAD

Los retos y avances de la Investigación y los Posgrados del ITESO

“Yo no concibo una universidad como el ITESO sin la investigación, que es una de las actividades y funciones sustantivas, y el posgrado es un nivel académico que no se puede separar de la licenciatura en un ecosistema universitario”.
Con estas palabras, el jesuita José Morales, Rector del ITESO, comenzó el diálogo que se llevó a cabo en la Jornada de Investigación y Posgrado del ITESO, la mañana del jueves 2 de julio en el Auditorio Pedro Arrupe, SJ.

Posgrado
El encuentro reunió a investigadores y personal docente de la Coordinación de Investigación y Posgrado (CIP) en un ejercicio de evaluación de retos y dificultades de la educación continua.

La investigación, de acuerdo con los objetivos de las universidades jesuitas, siempre debe hacerse desde una perspectiva de servicio a los más necesitados y tendiendo hacia la transformación de la realidad social.

En una conversación con Catalina Morfín, titular del CIP, el Rector afirmó que la investigación en el ITESO debe contar con las siguientes características: que sean proyectos de impacto social; que respondan a problemas concretos; que sean interdisciplinarios, y que sus resultados sean replicables.

Subrayó el interés del ITESO por proveer estímulos para fondear proyectos e investigación que respondan a su misión social, así como avanzar hacia una especialización en las líneas de investigación.

Además, aunque ya hay grandes avances, el Rector llamó a encontrar más puntos en común con el sector productivo, ya que algunas empresas orientadas a la tecnología tienen otros tiempos, más inmediatos que los de la academia.

“A los empresarios les cuesta mucho trabajo invertir capital de riesgo en proyectos de investigación con las universidades, pero no es un gasto, es una inversión y se debe considerar así, pero lo hemos vencido a través de parques tecnológicos y proyectos exitosos. Tenemos que dar ese paso, y es la universidad quien debe dar el primero”, declaró Orozco.

Los avances
En la Primavera 2014, 63 profesores de planta impartieron 118 materias de Posgrado; 48 de ellos tenían un encargo de investigación y 21 eran miembros del Sistema Nacional de Investigadores (SNI). En Otoño 2014 se tuvo un registro de 122 materias impartidas por 66 profesores, de los cuales 54 contaron con un encargo de investigación y 22 de ellos pertenecían al SNI.

En cuanto a materias relacionadas con trabajos de obtención de grado de investigación, en la Primavera 2014 se impartieron 84 materias a cargo de 55 profesores (37 con encargo de investigación y 20 miembros del SNI). Durante el Otoño fueron 81 materias y 51 profesores, de los cuales 41 eran investigadores y 19 integrantes del SNI.

“La pregunta por la relación entre la investigación y el posgrado puede comenzar a explorarse a partir de estos conjuntos de datos, particularmente los datos de las materias en las cuales se están formando investigadores en nuestros programas de posgrado, o por lo menos aportan herramientas relacionadas con la investigación”, explicó Christopher Estrada, asistente de la CIP.

Uno de los apartados en los que se registran números bajos es en el de los becarios asignados a proyectos de investigación que estudien un posgrado en el ITESO; en 2014 se registraron 54 y solamente 12 eran estudiantes de maestría, mientras que 32 contaban con un crédito educativo; no se registró ninguno de doctorado.

La historia
La importancia de la investigación en el ITESO no es menor. Con 40 años ofreciendo posgrados, la universidad ha logrado consolidar su oferta de programas y ha pasado de una matrícula de 250 estudiantes en 1996 a tener una que actualmente ronda los 950 alumnos.

Pasó de ofrecer seis programas en ese mismo año a operar 27 en 2015. Un dato que se debe revisar con cuidado, apuntó Luis Pacheco, asistente de la CIP, es que esto no necesariamente ha incrementado el número promedio de alumnos.

“Nuestra matrícula fue aumentando con el crecimiento del número de programas no siempre de la misma manera y no siempre en las expectativas y proyecciones, pero eso no implica que el promedio de alumnos se mantenga. Hoy tenemos la mitad de alumnos por programa que cuando ofertábamos nueve programas, es decir, antes del año 2000”, recordó Pacheco.

El ITESO ha propuesto 41 programas de Posgrado a lo largo de 40 años. “Si se continuara con ese crecimiento tendríamos que alcanzar 35 programas en 2020; esas son de las preguntas que hay que hacernos. 41 posgrados en 40 años hablan de un dinamismo muy importante del posgrado en la institución”, comentó el asistente.

En estos tiempos lo que toca, añadió Pachecho, es reestructurar y reorganizar la investigación y los posgrados del ITESO para que “tengan una carta de ciudadanía plena, vigente en el ITESO y en la vida departamental”. Texto Adriana López-Acosta Foto Luis Ponciano

 

Etiquetas: , , , , ,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*