CIENCIA Y TECNOLOGÍA

Lo que comas marcará tu futuro

El Foro de Soberanía Alimentaria y Nutrición reunió a Juan Ángel Rivera Dammarco, Alejandro Calvillo y Enrique Jacoby Martínez, quienes hablaron de los problemas de alimentación y obesidad que hay en México.
POR ÉDGAR VELASCO

Mucha tinta ha corrido para hablar del problema de obesidad que hay en México. Y no es para menos: no en vano somos el segundo país del mundo con la mayor tasa de obesidad, solo por debajo de Estados Unidos.

10 Foto nueva

La cultura alimentaria de los países es afectada por la acción de empresas trasnacionales, afirmaron expertos en el foro

Con ese telón de fondo tuvo lugar en el ITESO el Foro de Soberanía Alimentaria y Nutrición, que en esta ocasión tuvo como lema: “Por una nutrición sostenible, diversa y sin conflictos de interés”.

“La dieta actual de los mexicanos está llevándonos a problemas de salud. Pasamos de una dieta tradicional, con alimentos frescos, a una dieta de alimentos procesados y ultraprocesados”, afirmó Juan Ángel Rivera, del Instituto Nacional de Salud.

Explicó que la obesidad tiene causas básicas —cambios en los modos de producción o la pobreza—, subyacentes —los precios y la pérdida de la cultura alimentaria— e inmediatas —más ingestión de energía y poca actividad física—.

Las bebidas azucaradas (refrescos y jugos) y sus nocivas consecuencias para la salud, merecieron una mención especial. “Estamos formando niños a los que no les gusta el agua; son consumidores de galletas y comida chatarra”, dijo Rivera. “Hay que pensar en un consumo sustentable, porque el mundo no puede sostener la producción actual de alimentos. Es necesario cambiar las dietas”.

Y en el Auditorio Pedro Arrupe, SJ, dio algunas pistas para lograrlo: alinear las políticas del sector público con campañas de prevención de la obesidad, ofrecer desayunos escolares balanceados o propiciar más vínculos con productores de alimentos saludables.

Industria alimentaria poco saludable

Alejandro Calvillo, de la asociación El Poder del Consumidor, recordó cómo muchas veces las grandes corporaciones ejercen presión para evitar que se legisle a favor de una mejor alimentación, lo que deriva en el diseño de “estilos de alimentación siempre de acuerdo a la industria”.

Enrique Jacoby, exviceministro de Salud de Perú, sentenció que el aumento en el consumo de comida rápida en América Latina, en detrimento de la cultura culinaria de esta región, ha tenido graves consecuencias.

“Lo que nos metemos a la boca va a determinar cómo viviremos en el futuro y la calidad de vida que tendremos”, afirmó.

Antes de las intervenciones de Calvillo, Rivera y Jacoby, Francisco Morfín, titular del Departamento de Educación, Psicología y Salud del ITESO, señaló la importancia de reflexionar sobre la alimentación. “La identidad se construye desde lo que comemos, por eso la nutrición no es un tema menor”. Foto Roberto Ornelas

Etiquetas: , ,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*