CULTURA / LA ENTREVISTA

Letras y números, la ecuación para un thriller

Salvador Villanueva Bek, tercer semestre de Ingeniería Financiera, ya tiene a la venta en importantes sitios de internet su primera novela: Plan maestro.

La tía de Salvador Villanueva Bek se estacionó en la empinada calle de su casa, la cual desemboca en el libramiento más importante de la ciudad de Querétaro. Olvidó poner el freno de mano y el auto rodó sin control hacia una de las vías de con peor tráfico de la ciudad.

9 Foto
En lugar de crear un caos, impactó contra un automóvil estacionado; afortunadamente, el incidente se quedó archivado en el anecdotario de los “hubieras”.

Sin embargo, esos “hubieras” no dejaron en paz a Salvador. ¿Qué hubiera pasado si el auto hubiera terminado en el libramiento? ¿Qué hubiera pasado si él era el conductor? ¿Cuántos hubieran muerto, habría ido a la cárcel, duraría un día entero vivo entre criminales? Estas preguntas inspiraron las casi 300 páginas de su primera novela: Plan maestro, de editorial Palibrio.

“La única defensa que tengo a mi favor para sobrevivir es el poder de la mente. ¿Cómo podría utilizar eso para defenderme de los demás? Así surgió la idea”, recuerda Salvador.

Zack es el personaje principal de una historia terminada en casi 12 meses, cuando Salvador tenía 17 años y estudiaba en el Colegio México Nuevo de Querétaro. Este joven es el dueño del automóvil que mata a tres personas y termina en prisión; para defenderse de los criminales que lo rodean, afirma y promete que en seis días saldrá libre de ahí, y el que desee acompañarlo deberá estar de su lado.

Un juego de manipulación, agilidad mental y respuestas a medias, son el punto de partida de este thriller psicológico, el cual Salvador tiene pensado que sea el primero de siete títulos.

Palibrio es una editorial internacional que publica libros de arte y busca a escritores desconocidos para asistirlos en la publicación de sus primeros libros. Plan maestro está disponible para su venta en línea en todo el mundo, a través de sitios como Amazon, Google Books, iTunes y la tienda Barnes & Noble.
Para quienes prefieren sostener un libro tridimensional, la editorial imprime bajo demanda en tapa dura o blanda.

Ingeniero en finanzas… Y letras
Ahora se encuentra escribiendo la segunda parte, titulada Jugada perfecta, de la cual ya lleva la tercera parte. Los libros de Thomas Harris sobre el asesino serial Hannibal Lecter fueron una gran inspiración para Salvador, así como otras lecturas en las que ha detectado cómo los líderes seducen con el lenguaje.

“La manipulación por medio de las palabras es impresionante. Zack dice y dice y dice y promete cosas, y los prisioneros comienzan a seguirlo y a creerle; esto ha pasado con líderes reales en el mundo, buenos y malos, que han llevado a otros a revoluciones y a guerras”.

Su fascinación por los números le dio la pauta de la historia, porque para él existe una relación estrecha entre las matemáticas y las letras, ya que en la ficción, por más que sean historias falsas, un lector debe creérselas.

“Es como una ecuación: si tú le agregas algo de un lado, tiene que pasar lo mismo en el otro. En la literatura, si quieres agregar una explosión o un momento impresionante, tienes que dejar los pasos previos, para que cuando la gente lea el clímax, diga, ‘ah, claro, pasó por esto’.

Él asegura que agregó tantos detalles meticulosos, que en los cinco primeros capítulos se puede descubrir el final del libro. Salvador admite que los lectores de su libro a quienes conoce le han dicho que es imposible. Con una excepción.
“Ya encontré una persona que lo logró: mi maestra de ‘Cálculo diferencial’ del ITESO [Nancy Ulloa]”. Texto Adriana López-Acosta Foto Luis Ponciano

Etiquetas: , , ,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*