SOCIEDAD

Sí, la situación pinta terrible, pero…

Gente embarcada en proyectos solidarios, tiempos de oportunidad para energías renovables y pensar en distintos productos y servicios… Sin caer en catastrofismos, la actual situación podría ser el punto de partida hacia un nuevo paradigma global.
POR JUDITH MORÁN Y ENRIQUE GONZÁLEZ

Las noticias adversas se acumulan: la gasolina subió casi un 20%; el gobierno federal no responde eficazmente a esta u otras crisis; Donald Trump será investido presidente el viernes 20 de enero; empresas transnacionales deciden no traer más empleo a México; el dólar ronda los 22 pesos; la crisis migratoria, el aumento de la desigualdad, la violencia de género y las muertes relacionadas con el crimen organizado no dan tregua…

Todas las crisis conllevan ganadores y perdedores. El problema con el modelo de producción actual, subraya el economista Ignacio Román, es el profundo desequilibrio: hoy hay muchísimos más perdedores

¿Estábamos mejor antes? ¿Es esta una idea reaccionaria? ¿Tenemos hoy, gracias a la multiplicidad de medios y redes sociales, más acceso a estas noticias y por eso nuestra percepción tiende al pesimismo?

Robert Boyer, reconocido economista francés, se hizo una pregunta durante la pasada Feria Internacional del Libro en Guadalajara: ¿Qué diremos, qué diré yo de esta época en 50 años?

La respuesta la recuerda muy bien Ignacio Román, Doctor en Estructuras Productivas y Sistema Mundial y profesor del ITESO, quien escuchó en vivo al galo:

“En 50 años, lo que estaríamos diciendo es: ¿cómo es posible que hayan tomado tales decisiones en ese periodo tan oscuro de la historia?”

Sin embargo, Boyer dejó entrever aquel día un optimismo que Román comparte.

“Afortunadamente [dijo Boyer], la situación llegó a tal punto que permitió que las formas de pensar alternativas realmente tuvieran eco, que verdaderamente se hiciera un cambio de estrategia y el mundo pudiese tomar una dinámica de sustentabilidad, crecimiento y equidad totalmente al revés de lo que había ocurrido en los 50 años anteriores”.

Para Román, “estamos ante la gran oportunidad de mostrar el fracaso de las políticas de liberalización de los últimos 35 años y de poder, auténticamente, implementar una lógica de pensamiento distinto”.

Energías renovables, parece que ahora sí

La mejor forma de combatir el gasolinazo es… no depender de la gasolina. Científicos de todo el mundo repiten una y otra vez el terrible error (muy rentable para unos pocos) que implica seguir dependiendo de los combustibles fósiles.

Este será el primer año que la entidad cuente con la Agenda Energética de Jalisco (AEJ), documento inédito en el que participaron expertos de distintas procedencias.

“Al gobierno le está cayendo el 20. Ni remotamente habías oído algo así, y para mí es algo significativo que hablen de temas relacionados con energías renovables y el cambio climático”, afirma Juan Jorge Hermosillo, Doctor en Ingeniería, profesor del ITESO, experto en energías renovables y colaborador de la AEJ, la cual además permitió crear la Agencia Energética de Jalisco.

El rezago es enorme. Turquía, país con el mismo PIB y con mucho menos sol al año, es el tercer lugar mundial en número de colectores térmicos; México ni aparece en el listado.

“¿Qué nos faltó en los anteriores 50 años? Más bien nos sobró petróleo. ¿A quién le iba a importar que hubiera fuentes de energía que no dejaran dinero en la bolsa?”, cuestiona Hermosillo.

Se desploma PEMEX, el gobierno ya no subvenciona con miles de millones de pesos la gasolina, el tráfico en las grandes urbes es insostenible… la mesa parece puesta para que las energías renovables despunten.

Solidaridad sin fronteras

“Estar en servicio”. Esta es la idea que impulsa a Mariana Jiménez, egresada de Ingeniería Civil, a participar en distintos proyectos solidarios, primero en el Instituto de Ciencias, después en el Proyecto de Aplicación Profesional “Inserción en comunidades de extrema pobreza” y ahora en la reconstrucción de Takure, comunidad en Nepal devastada por el sismo de 2015 que destruyó 600 mil casas en el país del Monte Everest.

Tras egresar de la universidad, viajó a India para capacitarse en la elaboración de ladrillos de tierra compactada; desde hace año y medio encabeza la producción de dichos insumos para la organización Conscious Impact.

“En nuestra comunidad de 250 casas, mucha gente empezó a reconstruir con lo que se le cayó, lo que significa que si llega otro temblor se les va a volver a caer la casa, pero la gente está desesperada”, dice.

Mariana también capacita a los habitantes de Takure en la fabricación de los ladrillos para que, a largo plazo, sean una fuente de ingreso.

Las cifras lo confirman: en épocas de crisis, la solidaridad de las personas se multiplica.

Oportunidades tecnológicas

La subida del dólar puede ser una buena noticia para ciertos sectores.

“Podemos vender al mundo productos y servicios tecnológicos diseñados aquí, en Guadalajara. El panorama es alentador, porque estamos compitiendo con la India, Irlanda, China o Israel para atraer el diseño y la creación de herramientas tecnológicas”, afirma Víctor Zaldívar, jefe del Departamento de Electrónica, Sistemas e Informática del ITESO y Doctor en Ciencias de la Ingeniería con Especialidad en Inteligencia Artificial y Sistemas Cognitivos.

Bases de datos, aplicaciones web, servicios informáticos, business inteligence, big data o el internet de las cosas… Aquí es el Silicon Valley mexicano, recuerda Zaldívar, quien cita una encuesta del Instituto Jalisciense de Tecnologías de la Información que predice un incremento del 500% en la demanda de ingenieros en seguridad informática en el estado, y el ITESO acaba de abrir su Ingeniería en Seguridad Informática y Redes.

La era del comercio entre cercanos

Situaciones de crisis e incertidumbre pueden ser un detonador para que los consumidores satisfagan sus necesidades apoyando a productores locales, lo cual tiene repercusiones benéficas en el cuidado del medio ambiente y los derechos humanos, señala Patricia Pocovi, profesora de la Escuela de Negocios ITESO.

“Como consumidores debemos tener la conciencia de cuestionar de dónde viene determinado producto y cuáles son las condiciones en las que se elabora”.

Pocovi afirma que el mercado alternativo se configura por pequeños productores interesados en beneficiar a otros sectores de la población, incluyendo a personas con alguna discapacidad o diabetes.

“Podemos contribuir a generar una sociedad mucho más sana, más enfocada hacia un buen vivir; es otra filosofía de vida, cuidar al otro y al medio ambiente”.

Crisis no significa “oportunidad” en griego, pero sí “punto de ruptura” o “elegir u optar por un camino y renunciar a otro”.

 

CIFRAS:

67%

Es el porcentaje de declive de animales salvajes que se calcula para 2020 con respecto a 1970.

19

De cada 20 niños menores de cinco años sobreviven hoy en el mundo; en 1960 lo lograba uno de cada cinco.

71

Años es hoy la esperanza de un ser humano al nacer; en 1900 era de 34 años.

10

De los hogares más ricos del mundo posee la mitad de la riqueza total, el siguiente 50% casi la otra mitad y el 40% menos rico -o más pobre- tiene apenas poco más del 3%.

5%

De la población mundial murió en alguna guerra durante el Siglo XX. En el XXI, la cifra bajó al 1%. La tendencia es de descenso; la cifra de muertos por guerras es mucho más baja que en los 50, los 60, los 70, los 80 y los 90.

 

Fuentes: OMS, OCDE, Banco Mundial, Our World in Data.  

 

Etiquetas: , , , , , ,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*