CULTURA

La Casa ITESO Clavigero muestra los imaginarios de Llano Grande

En el marco de los 60 años del ITESO y del centenario de Juan Rulfo, se presenta esta exposición que da cuenta de la relación de la obra del escritor con la cinematografía
POR CENTRO DE PROMOCIÓN CULTURAL

Claramente influida por lo que generalmente se conoce como “lenguaje cinematográfico”, la literatura de Juan Rulfo, que como se sabe rebasa lo publicado en sus relatos de El llano en llamas y su novela Pedro Páramo, ha inspirado una buena cantidad de películas y videofilmes, tanto de ficción como documentales y docudramas.

La exposición Imaginarios de Llano Grande: literatura, cine y video ofrece un acercamiento a los vínculos que la vida y obra del literato ha mantenido con la cinematografía.

Con esta muestra la universidad jesuita de Guadalajara se suma a la celebración del centenario del escritor, en el marco de los 60 años de su fundación, de la edición número 15 del Festival Cultural Universitario y del quincuagésimo aniversario de la Licenciatura en Ciencias de la Comunicación.

De acuerdo con Gutierre Aceves, coordinador de la Casa ITESO Clavigero, la temática de la exposición es inédita, lo que permitió “jugar más libremente” con los contenidos presentados, entre los que se encuentran fotografías y objetos como un proyector de los años cuarenta y una máquina de escribir similar a la que Juan Rulfo utilizaba, entre otros.

“Esa relación de Rulfo con el cine es clave. Tal vez con el cine comercial no fue tan afortunada la relación. Por ejemplo, con la película de Talpa no estuvo tan contento.  Hay cintas como algunas versiones como El Gallo de Oro o El imperio de la fortuna que no son tan fílmicas, pero en algunas de ellas hay destellos extraordinarios de esa ‘poética rulfiana´”, comentó Aceves.

Curada por Eduardo de la Vega y Rosario Vidal, especialistas en historia y sociología del cine mexicano, la exposición está organizada en núcleos temáticos que cubren desde el interés del escritor jalisciense por el cine estadounidense e inglés y la participación de Rulfo como “actor de cuadro” hasta la influencia que tuvo su obra en toda una corriente de cineastas y videoastas mexicanos y latinoamericanos del periodo innovador, en su fase de despegue en los años cincuenta del siglo XX.

La relación dialéctica que Rulfo mantuvo con el medio cinematográfico y videográfico mexicano tiene diversas aristas, mismas que dan sentido al resto de la exposición, las cuales van desde las referencias a la notable obra fotográfica de Rulfo derivada de su asistencia a diversos rodajes, entre los que destaca La Escondida (Roberto Gavaldón, 1955), a una buena cantidad de adaptaciones de los cuentos incluidos en El Llano en llamas: “El rincón de las vírgenes”, “¿No oyes ladrar a los perros?”, “El día del temblor”, entre otros, y por supuesto el guion de Rulfo para Paloma herida, de Emilio Fernández, así como las ambiciosas versiones fílmicas de Pedro Páramo y el Gallo de oro.

La exposición cuenta con alrededor de 130 piezas, entre las que hay reproducciones fotográficas que pertenecen a la Cineteca Nacional y al Archivo General de la Nación; fotografías de rodaje de Antonio Reynoso, quien dirigió el cortometraje El despojo (1960), con guion de Juan Rulfo, así como fotomontajes de época (lobby cards) de casi todas las películas que adaptaron obra de Rulfo que pertenecen a los coleccionistas privados Juan Marcos Chávez, Luis Uriel, Fernando Vázquez y Ava Vargas.

La muestra permanecerá montada hasta febrero de 2018. La Casa ITESO Clavigero se encuentra en José Guadalupe Zuno 2083, en la Colonia Americana. La entrada es libre.

Etiquetas: ,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*