SALUD / SOCIEDAD

Hipertensión: la enfermedad que llega en silencio

La Encuesta Nacional de Salud y Nutrición 2012, arrojó que existen 22.4 millones de adultos hipertensos en México, de los cuales únicamente 5.7 millones están controlados. Estas cifran sitúan al país entre los más propensos a padecer hipertensión a nivel mundial, afección a la que la Organización Mundial de la Salud pondrá especial en el Día Mundial de la Salud 2013, conmemoración establecida en 1948.

hipertensión

También conocida como presión alta, esta es una enfermedad crónica degenerativa que afecta a una tercera parte de la población mundial, pero solo el 10% es consciente de padecerla porque es asintomática (no presenta síntomas que alerten) y por ello los médicos la llaman “la enfermedad silenciosa”.

La encuesta mexicana indica que existe un mayor índice de personas con hipertensión en los estados del norte del país que en los del sur. En Jalisco, se calcula que el 31.5% de las personas mayores de 20 años la padece. Pero, ¿qué puede pasar si se sufre de hipertensión? Aumentan las posibilidades de infartos, fallos cardíacos, accidentes cerebrovasculares, insuficiencia renal y hasta ceguera, según la propia OMS.

El sedentarismo, una dieta con altas cantidades de sodio (mucha sal) y grasas saturadas elevadas, el tabaquismo y enfermedades crónicas como la obesidad y la diabetes, son factores que pueden desencadenar una elevación de la presión arterial, la cual es una medida de la fuerza que se aplica a las paredes de las arterias cuando el corazón bombea sangre por el cuerpo.

En una persona sana, la presión arterial es de 120/80 mmHg (milímetros de mercurio), así que cuando cuando los valores de la presión arterial están arriba de 140/90 mmHg se considera hipertensión arterial sistémica. Se dice que una persona tiene hipertensión cuando en tres revisiones en días distintos, su presión supera 140/90 mmHg.

¿Comes bien? ¿Te mueves? ¿Te has tomado la presión?

Ana Cecilia Zúñiga, coordinadora de la Licenciatura en Nutrición y Ciencias de los Alimentos del ITESO, menciona que a las personas con hipertensión se les recomienda una dieta DASH, es decir, basada en alimentos ricos en calcio, fósforo y potasio, incluir frutas y verduras, lácteos descremados y frutos secos.

La académica enfatiza la importancia de los alimentos naturales y la preparación de ellos en casa, así como tratar de evitar los productos procesados y la comida rápida.

Esta enfermedad es más común en personas mayores de 60 años, pero el índice de niños y jóvenes sigue al alza por el estilo de vida de la sociedad actual, en el que se consume una infinidad de alimentos inadecuados y el ejercicio no es una prioridad para la población.

En opinión de la doctora Raquel Zúñiga, coordinadora de Ingeniería de Alimentos, además de los productos bajos en sal común que utilizan sustitutos de sales, existen alimentos funcionales que pueden contribuir a la disminución de la presión arterial, ya que se encargan de “fijar mejor el calcio en el organismo, cuestión que ayuda a disminuir la hipertensión; existen otros que también ayudan a tratar enfermedades cardiovasculares o de sobrepeso, cuyo control mejora la presión arterial: los omegas, prebióticos y fitoesteroles. Además, existen varios estudios que han probado que las proteínas [péptidos] obtenidas de la leche, ayudan a disminuir la hipertensión”.

Alejandro Pliego, coordinador del programa Actívate ITESO, menciona que hacer ejercicio 30 minutos diarios favorece a tener una vida saludable. En el caso de la hipertensión, sirve para fortalecer la resistencia del corazón. Combatir el sedentarismo resulta prioritario para Pliego, pues hay estudios que en promedio una persona puede permanecer sentada hasta 15 horas diarias.

El estrés también tiene efectos negativos en la salud y la presión arterial. Everardo Camacho, profesor del ITESO e investigador de temas relacionados a este padecimiento, señala que el estrés es una condición de alerta para el organismo que ocasiona, entre otras cosas, un aumento en el ritmo cardiaco y una elevación en la presión arterial.

Para disminuir el estrés y prevenir y controlar la hipertensión, se recomienda practicar ejercicio, tener una alimentación balanceada, reducir la ingesta de sal (no exceder de 5 gramos de sal al día, equivalentes a una cuchara cafetera), evitar el consumo excesivo de alcohol y tabaco y mantener una peso saludable. También, es recomendable realizar un constante chequeo de la presión arterial para conocer los niveles de la presión arterial de nuestro cuerpo. Texto Claudia Flores Fotos Alex Riveros

 

NO HACE RUIDO, ES MÁS PELIGROSA

  • Uno de cada tres adultos sufre hipertensión a nivel mundial.
  • El 90% desconoce que la padece.
  • En México, más de 22 millones de personas la tienen.
  • Al año, más de 9 millones de personas fallecen por consecuencia de la hipertensión.
  • ¿Quieres prevenirla? Bájale a la sal, come más frutas, verduras y alimentos ricos en calcio, realiza por lo menos 30 minutos de actividad física al día, revísate periódicamente la presión arterial y, si fumas o consumes alcohol en exceso… Bueno, seguramente ya conoces todas las consecuencias de hacerlo.

 

El ITESO, muy cerca de ser un campus activo

Antes, algunas de las enfermedades que más nos afectaban en México provenían del entorno, por medio de virus o cuestiones insalubres. Ahora, enfermedades como la hipertensión o la diabetes se relacionan con estilos de vida, ya sea por la mala alimentación o altos niveles de sedentarismo.

Lo anterior lo comenta Pilar Rodríguez, jefa del Centro de Educación Física y Salud Integral del ITESO (EFSI), con motivo del Día Mundial de la Salud y la hipertensión, su tema central.

Rodríguez considera que esta enfermedad puede verse desde distintos ángulos: 1) Desde la prevención, 2) Qué situaciones la generaron, y 3) Una vez diagnosticada, cómo el ejercicio puede ayudar a paliarla.

Para la responsable del EFSI, el ITESO se encuentra en una situación privilegiada. El año pasado, 8 mil personas hicieron uso de los servicios que ofrece el Centro y cerca de mil itesianos, afirma, cumplen con la recomendación de realizar 30 minutos de actividad física, por lo menos tres veces a la semana. “Son buenas cifras, nos están hablando de que el campus está muy cerca de ser un campus activo como tal”.

Este año, para celebrar el Día Mundial de la Actividad Física (9 y 10 de abril) se contará con un programa con 12 actividades, desde las 7:00 hasta las 22:00 horas. “Es un día diseñado 100% para que el 100% de la comunidad se mueva”, comenta Rodríguez. Agrega que entre los objetivos está llegar a personas que normalmente no visitan el Centro.

“Es fácil, es divertido, no tiene que ser complejo, no tienen que sufrir y hay actividad física para todos los tipos, para todas las poblaciones y para todas las necesidades”.

Simultáneamente a las actividades, la celebración estará enmarcada por conferencias y mesas “con un sustento académico de los beneficios y cuál es la apuesta del ITESO en relación al movimiento y la actividad física”. Texto Claudia Alzaga

 

 

Etiquetas: , , ,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*