SOCIEDAD

Hablemos de sustentabilidad, de género, de igualdad

El diálogo entre personas que desde muy distintos frentes se dedican a construir un mundo más igualitario para todos fue el eje del Día de la Comunidad Solidaria.

La velocidad con que la acción del ser humano está afectando el planeta y acelerando el cambio climático, pone en primera línea de importancia la igualdad de género a la hora de abordar problemas tan concretos como el desabasto de agua, el consumo energético o la producción sustentable de alimentos, expuso en el ITESO la doctora en Ciencias Sociales Margarita Velázquez.

La coordinadora de la red Género, Sociedad y Medio Ambiente del Conacyt llegó al ITESO invitada por el Día de la Comunidad Solidaria y, justo el Día Internacional de la Mujer (8 de marzo) se dirigió a un centenar de universitarios en el Auditorio M, a quienes les dijo que corrientes como el ecofeminismo, el trabajo multidisciplinario de académicos y universidades y la eliminación de decenas de prejuicios son indispensables para responder a los retos ambientales.

“Todos tenemos las mismas obligaciones. La cuestión es: ¿cómo creamos capacidades en las personas para salir de las carencias?”, afirmó la directora del Centro Regional de Investigaciones Multidisciplinarias de la UNAM, quien lamentó profundamente que el gobierno federal esté “desmantelando” los proyectos relacionados con la igualdad de género, la sustentabilidad y el medio ambiente.

“Decidir una compra responsable está en nosotros”

¿Qué tipo de consumidores somos? ¿Qué influye en la compra de los productos y servicios que usamos a diario? En resumidas cuentas: ¿qué hacemos para cuidar nuestra casa en común, el planeta Tierra?

Con estas preguntas Patricia Pocovi, profesora de la Escuela de Negocios del ITESO, inició un espacio de reflexión sobre nuestras prácticas y cómo podemos modificarlas para generar un consumo responsable, durante el taller “Consumo inteligente”, el martes 8 en el salón C-102.

“Las decisiones de las personas tienen que ver con los procesos de consumo, desde el medio de transporte que utilizan hasta el agua que beben”

Pocovi les pidió a los asistentes que identificaran cuáles productos compraban y por qué. Muchos llegaron a la conclusión de que sus compras se basaron en la comodidad, la accesibilidad, el precio, la calidad y la utilidad. Sin embargo, la gran mayoría aceptó que al adquirir esos productos no sabían cómo habían sido elaborados o si habían sido producidos de manera sustentable, es decir, elementos típicos de un consumo irresponsable y con el potencial de contaminar gravemente el medio ambiente.

“Las decisiones de las personas tienen que ver directamente con procesos de consumo, desde el medio de transporte que utilizan hasta el agua que beben”, comentó Pocovi.

“Debemos priorizar los productos con menores impactos ambientales”, añadió Luis Manuel Macías, mercadólogo y coorganizador del taller.

“Trabajemos juntos”: activistas sociales

En un conversatorio la consigna es simple: la gente se siente y conversa, se conoce, intercambia información y genera o fortalece alianzas.

Día de la Comunidad Solidaria ITESO

Día de la Comunidad Solidaria ITESO

El jueves 10, el Día de la Comunidad Solidaria organizó en el Auditorio M el conversatorio “El cuidado de nuestra casa común. Reflexiones desde la práctica cotidiana”, inspirado en la encíclica papal Laudato Si’ y en el trabajo de cientos de jaliscienses organizados en distintos colectivos que desde hace años trabajan para hacer de Jalisco un estado más justo, sustentable y, claro, productivo.

Hay quienes se coordinan para que 10 municipios del sur de Jalisco genera más riqueza de manera consciente, como el proyecto la Alianza Ciudadana para el Desarrollo Regional Alternativo en el Sur de Jalisco (Surja), representado por María del Refugio Flores, “Cuca” para los que la conocen mejor.

Están los que abogan por los recursos naturales, los derechos, la integración, las tradiciones y la emancipación de las comunidades wixaritari en la sierra y en la ciudad, como Antonio García, estudiante del ITESO de origen wixárika.

Hay profesionistas egresados de esta universidad de origen náayeri (cora) como Samari Alonso, quien mediante argumentos culturales, medio ambientales y jurídicos busca impedir la construcción en el río San Pedro de la presa Las Cruces y, con ella, la inundación de 18 sitios sagrados para esta etnia. Por lo pronto, la obra está detenida.

Y a conversar también se sentó Óscar Muñoz, de la Red de Alternativas Sustentables Agropecuarias de Jalisco (RASA), involucrada con miles de personas que piensan más en la sustentabilidad que en el mero beneficio económico. Texto Enrique González y Marcela Gutiérrez Fotos Roberto Ornelas/Luis Ponciano/Archivo

 

 

Etiquetas: , , , , ,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*