CULTURA

Giménez: el riguroso análisis de la cultura, “ladrillo tras ladrillo”

La cultura es un vasto océano para Gilberto Giménez, y para ser capaz de nadar en aguas tan cambiantes y de tan diversas profundidades, velocidades y densidades, hay que ir muy bien preparado.
POR ENRIQUE GONZÁLEZ

Giménez (Paraguarí, Paraguay, 1927), uno de los principales científicos sociales de América Latina, ha vertido sus mejores argumentos para ser considerado un experto nadador de ese océano en el libro Estudios sobre la cultura y las identidades sociales, editado originalmente en 2007 por el ITESO y el extinto Conaculta –obra que ya es un clásico entre académicos y estudiantes– y cuya primera reimpresión se presentó la mañana del 1 de diciembre en la Feria Internacional del Libro en Guadalajara.

Gilberto Giménez

Flanqueado por Carlos García (Secretaría de Cultura de México), Juan Antonio Mac Gregor (profesor y promotor comunitario) y Alfonso Hernández (profesor del ITESO), Giménez expuso en el Salón Alfredo R. Placencia un rico y profuso mosaico de sus veteranas preocupaciones en torno a “la cultura” y en el que incluyó asuntos como la globalización, el medio ambiente, Cristo, el fútbol, una encíclica papal y hasta a la CIA.

“Llamamos cultura a los significados compartidos, a los que permiten la comunicación y a los que tienen sentido; no existe cultura si no hay significados compartidos y además estos son duraderos para el individuo o para la comunidad. Una moda pasajera puede ser muy interesante y muy novedosa, pero si sigue siendo pasajera, no la llamamos cultura”, afirmó Giménez.

Viva, colectiva, dinámica, multifacética, productora de identidades individuales y sociales y creadora de situaciones concretas que Giménez ejemplificó con un agudo sentido del humor, la cultura, subrayó, no es un sinónimo de las Bellas Artes.

“Yo soy el conjunto de mis pertenencias sociales: mi familia, mi país, mi colegio, mi club de fútbol, la universidad donde enseño… esto es mi identidad, y así construimos nuestra identidad con esos ladrillos que son cultura”, sentenció el miembro del Sistema Nacional de Investigadores (SNI).

“Para abordarla utilizo el concepto de texto cultural, es decir, un conjunto limitado de signos que desempeñan una misma función. Un partido de fútbol es un texto cultural, la convivencia de una familia, un texto sobre una pelea de gallos, un festival de cine…”

Cristo contra el medio ambiente

El ejemplo que este Doctor en Sociología por la Sorbona de París empleó para demostrar la importancia de un hecho cultural tan concreto como pertenecer a una religión puede ser nocivo para el medio ambiente, arrancó las risas de los presentes.

“En Estados Unidos hay evangelistas que dicen: ‘¿para qué voy a tener comportamientos ecológicos que impongan sufrimientos a mi estilo de vida si la segunda venida de Cristo está tan próxima?”

“La función principal de la cultura, según yo, es la orientación de la conducta, de ahí su importancia extraordinaria. La manera en que ha sido colonizado nuestro imaginario influye hasta en nuestra representación de la naturaleza e incide en los problemas del calentamiento global”.

En contraparte a ese tipo de pensamiento religioso, Giménez aplaudió la publicación de la encíclica Laudato Si’, obra del Papa Francisco.

“De ahí la refrescante importancia de la encíclica Laudato Si’, que viene a rectificar todo un imaginario en el que se piensa que hay una jerarquía de los seres vivos por la cual el mundo se nos ha entregado a los humanos como fuente de recursos y vertedero de basura, que es la versión capitalista para interpretar el Génesis”, afirmó Giménez, autor de obras como Identidades sociales, Territorio, cultura e identidades o La teoría y el análisis de la cultura.

La noche del 1 de diciembre, Gilberto Giménez se reunión con estudiantes de la Licenciatura en Gestión Cultural, en la Casa ITESO Clavigero

La noche del 1 de diciembre, Gilberto Giménez se reunió con estudiantes y profesores de la Licenciatura en Gestión Cultural, en la Casa ITESO Clavigero

Después de alertar sobre el resurgimiento de acérrimos nacionalismos en Francia, Estados Unidos o Reino Unido –precedidos por fenómenos culturales como la migración–, Giménez bromeó con el hecho de que instituciones de control gubernamental y policiaco, como la Agencia Central de Inteligencia de Estados Unidos, la CIA, pudieran saber más de nuestras identidades que los investigadores o las universidades mexicanas que no invierten en el análisis cultural.

“La CIA entiende mucho mejor que nosotros lo que es la identidad, porque las fichas de la CIA tienen el conjunto de nuestras pertenencias sociales, el quién es quién”.

Estudios sobre la cultura y las identidades sociales, calificado por Mac Gregor como “un libro inscrito en la más rigurosa tradición de las ciencias sociales, una obra sugerente, rigurosa y fundamentada”, fue editado por el ITESO, la UdeG, la Secretaría de Cultura federal y la Universidad Veracruzana; lo puedes encontrar en el stand I-15 de la Feria Internacional del Libro en Guadalajara (ITESO-Ibero-Buena Prensa) o en la página de Publicaciones ITESO: www.publicaciones.iteso.mx. Foto Luis Ponciano

 

Etiquetas: , , , , ,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*