CAMPUS / RECTORÍA

¿Para qué evaluar mis cursos?

Del 17 al 28 de abril tú evalúas el desempeño de los profesores en la impartición de materias que cursas. Al hacerlo, desencadenas un proceso determinante en el rumbo de la enseñanza en el ITESO
COORDINACIÓN DE DESARROLLO EDUCATIVO

En la propuesta educativa del ITESO, los estudiantes tienen un papel protagónico en términos de participación, acción, creación, reflexión y autonomía.

Durante los tres periodos escolares del año, la universidad les invita a contestar algunos cuestionarios como parte del proceso de evaluación de los cursos impartidos en el ITESO, para detonar la conversación entre alumnos, profesores y coordinadores. Los resultados de todas ellas le sirven al profesorado de cada curso evaluado, a las coordinaciones docentes, a las de las Unidades Académicas Básicas, a las de los programas académicos, a los departamentos académicos, a la Dirección de Planeación, a la Dirección General Académica y a la Rectoría. Los instrumentos son los siguientes:

INSTRUMENTO DE APRECIACIÓN ESTUDIANTIL (IAE) PARA ASIGNATURAS REGULARES

Sirve para conocer la experiencia que han tenido los estudiantes en sus cursos. Se intenta descubrir:

  • Qué fue lo que se aprendió
  • Cómo fue que se aprendió
  • Cómo influyó el papel del profesor en este aprendizaje
  • El nivel de satisfacción con su aprendizaje
  • Sugerencias y opiniones de cada una de las asignaturas cursadas

¿En verdad sirve esta información? ¿Para qué?

Para tomar decisiones en torno a las asignaturas y a las prácticas de cada profesor. Su opinión y observaciones se ponen en diálogo con la perspectiva de éste, sus colegas y su coordinador.

Zabdiel Brito, profesor del Departamento de Electrónica desde 2011 y coordinador de la Maestría en Diseño Electrónico, explica que en uno de sus cursos, “los alumnos pedían que el proyecto final estuviera más apegado a casos reales de la industria, y no en casos teóricos”. Así que los profesores y el Coordinador Docente trabajaron para que este proyecto se modelara de esa manera.

Por su parte, María Laura Ruiz, profesora en la Licenciatura de Diseño desde hace más de 15 años, señala que el IAE sirve como “un termómetro” que le ayuda a medir su proceso y habilidad para la enseñanza, además de identificar “algunos puntos rojos de comportamiento y actitud para con los alumnos”.

INSTRUMENTO DE APRECIACIÓN ESTUDIANTIL DE LA EXPERIENCIA EN LOS PROYECTOS

Busca conocer cuál fue la experiencia que tuvieron los estudiantes inscritos los Proyectos de Aplicación Profesional (PAP), Proyectos de Integración Profesional (PIP) y Proyectos de Formación Profesional (PFP), para que comuniquen:

  • Cuáles fueron los aprendizajes más significativos al participar en estos proyectos
  • Sus reflexiones sobre el impacto social del trabajo que se realiza en los proyectos
  • Qué hubieran querido aprender al participar en estos proyectos
  • La relevancia de las tareas realizadas
  • La contribución de estas experiencias en su formación y desarrollo profesional
  • El compromiso que se asume de manera personal al participar en los proyectos
  • Las áreas de mejora que identifican

¿Para qué sirve esta información?

Gabriela Muñoz, del equipo de la Coordinación de Proyectos de Aplicación Profesional, señala que este instrumento le ha servido para darse cuenta de los aspectos que requieren mejora.

Juan Carlos Eguía, Coordinador del Programa para el Desarrollo de la Micro y la Mediana Empresa del ITESO, al cual están adscritos dos PAP, comentó que “el programa de intervención lleva varias etapas, una de ellas tiene que ver con el diagnóstico, que a veces tardaba bastante. Los alumnos lo señalaron y nosotros logramos reducir estos tiempos, todo esto con la in formación del IAE, así como de otros instrumentos que nosotros aplicamos”.

INSTRUMENTO DE APRECIACIÓN ESTUDIANTIL SOBRE EL ACOMPAÑAMIENTO EN LOS PROYECTOS

Busca conocer la experiencia los estudiantes en relación con el acompañamiento que tuvo en los PAP, PIP y PFP. Explora sobre:

  • La orientación para contribuir al desarrollo del proyecto
  • El apoyo para plantear los objetivos del proyecto
  • La retroalimentación con la que contó para la mejora de su labor
  • La claridad de los criterios utilizados para evaluar y calificar
  • La ayuda para identificar áreas de mejora profesional
  • Recomendaciones para la mejora del acompañamiento

¿En verdad sirve esta información? ¿Para qué?

El mismo Eguía señala que este instrumento le ha ayudado a reconocer el desarrollo de los proyectos a su cargo, y cotejar la información generada a partir de las respuestas de los estudiantes con los aprendizajes planteados por el profesor al comienzo del periodo. Daniel De Obeso, coordinador de la carrera de Ingeniería Ambiental, comenta que tener evidencias y registro de las solicitudes de los estudiantes durante un proyecto tiene más peso cuando esta información se sistematiza y se puede analizar.

Ergonomía y Procesos de producción

Etiquetas:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*