LA ENTREVISTA

“Estamos perdiendo la capacidad de escuchar a nuestro cuerpo”

México es un país obeso. Promover estilos de vida más saludables en todos los niveles socioculturales, es uno de los retos de la carrera de Nutrición y Ciencias de los Alimentos.

El 27 de enero, México conmemora el Día del Nutriólogo con muchos asuntos pendientes: obesidad, desnutrición y mejoras en sus políticas de salud. La carrera de Nutrición y Ciencias de los Alimentos del ITESO pretende ser parte de la solución.

El Día del Nutriólogo en México se celebra con varios retos por delante, entre ellos, el combate a la obesidad

Los números de la obesidad en México

“Promovemos autonomía y autoconocimiento del cuerpo, saber cómo rendir mejor con los alimentos adecuados”, afirma Ana Cecilia Zúñiga, su coordinadora, quien explica que, por medio de una educación integral, los egresados tendrán herramientas para mejorar el estilo de vida de sus pacientes.

¿Cómo compite un nutriólogo contra una app o un blog de nutrición?

Estas aplicaciones están relacionadas con calorías o rendimiento físico; son cuantitativas, pero la parte cualitativa es vital, porque trabajamos con personas con una esfera biológica, psicosocial y cultural. ¿Qué app realmente está enfocada a ello?

¿Cuáles apps te dicen tus emociones y cómo están ligadas a lo que comes? Les falta la parte humana. Estamos perdiendo la capacidad de escuchar a nuestro cuerpo; debemos conocernos y aprender cómo nos relacionamos con los alimentos.

¿Cuáles son los enemigos de una alimentación sana?

El tiempo es uno de los temas vitales. ¿Qué tanto inviertes para seleccionar qué comer? ¿Cocinas en casa o compras comida hasta que tienes hambre? La falta de tiempo y planeación al comer provoca que tomes malas decisiones.

El factor emotivo y el social también influyen. Es difícil pensar un festejo social sin comida; nuestras emociones están muy ligadas a ella y esto es biológico, porque el tubo digestivo secreta muchas sustancias interconectadas con el cerebro.

El dinero es otro tema, porque no solo es el problema de obesidad, también tenemos que resolver el tema de la desnutrición.

¿Cuál es la apuesta educativa de la carrera?

Ana Cecilia

Ana Cecilia Zúñiga

Buscamos más soluciones a los problemas de nutrición y alimentación que la prescripción de alimentos. En el “Taller de sistemas de producción primaria de alimentos”, por ejemplo, promovemos la pequeña producción de alimentos en casa.

También les damos elementos a los alumnos para generar conciencia de un consumo responsable y generar vínculos con pequeños productores y consumidores necesitados de productos seguros y saludables. El año pasado tuvimos el Foro de Soberanía Alimentaria y Nutrición, con personas que están involucradas con derechos humanos y alimentación.

¿Qué proyectos tiene la carrera que trascienden al ITESO?

Queremos trabajar en la creación de un Observatorio del derecho a la alimentación; tenemos un proyecto de sobrepeso, obesidad y actividad física en Acatlán, Jalisco, y este semestre inician los Proyectos de Aplicación Profesional de nutrición comunitaria y colaboración en hospitales.

¿Cuál es el mayor reto de los egresados?

Los problemas de salud no se pueden acabar dando consulta uno a uno, se trata de formar nutriólogos que tengan impacto en políticas públicas y en temas macro como la industria de alimentos o las regulaciones que tengan que ver con salud y no con mercadotecnia. Así podremos incidir más que con la nutrición clínica. Texto Adriana López-Acosta Foto Luis Ponciano

Etiquetas: , , , ,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*