DEPORTES

Ellas, la fuerza

Ninguna sabía nada sobre rugby. Hoy lo ven como una forma de vida que les ha dado confianza, disciplina, valores y una nueva familia. Son las jugadoras del ITESO y las campeonas nacionales.
POR ENRIQUE GONZÁLEZ

Los moretes son inevitables. Una caída acompañada de lodo sucederá de vez en cuando. Habrá amigos y familiares muy preocupados porque están jugando un deporte muy rudo y que es “para hombres”. Ya escucharon adjetivos como “pequeñas”, “frágiles”, “chillonas” o preguntas tan fuera de lugar como: “¿Te estás convirtiendo?”

Rugby2

Todo esto a ellas les da exactamente igual. El rugby ya es parte de sus vidas y cualquier obstáculo que se les atraviese, dentro o fuera de la cancha, cada día parece que es más fácil de sortear.

Antes de decir que son el Taller de Rugby Femenil del ITESO, valdría la pena decir que son las campeonas nacionales de Rugby 7 (en Río de Janeiro volvió a ser deporte olímpico después de casi 100 años), título que conquistaron en junio en el torneo Cancún7s 2016.

México no es ni por asomo un país con tradición en el rugby. Pocos entienden (entendemos) de scrums, pilares, forwards, wings o trys, y los grandes choques entre potencias mundiales como Nueva Zelanda, Gales, Argentina, Sudáfrica, Australia, Irlanda o Inglaterra son un asunto lejano, noticias que llegan de vez en cuando de corpulentos seres que corren, se golpean, patean y rodean un ovoide aún más grande que el balón de fútbol americano. Aquí puedes leer las reglas principales. 

Sin embargo, este deporte nacido en 1823 es mucho más que eso. Implica disciplina, solidaridad, valor, velocidad, trabajo en equipo, inteligencia y paciencia. Y por lo visto y escuchado entre “Las Panditas” (al principio eran malísimas dando las maromas que requiere este deporte), el rugby tiene una notable capacidad de enamorar a quien lo practica.

“Yo ni sabía que había entrado a rugby, pensé que era ‘tochito’ [todas ríen]. No tenía idea de nada, pero me quedé, me enamoré, me atrapó… la comunidad rugby te acepta con toda tu complexión, si eres delgada o gorda te aceptan de todas las maneras”, cuenta Paloma Martínez, de Ingeniería en Sistemas.

“La gorda” (así les dicen de cariño a los y las forward como ella) añade: “En el rugby tu complexión siempre tiene una ventaja, siempre puedes beneficiar al equipo desde tu posición. Aquí nos llevamos súper bien, tenemos un muy buen equipo y nos aceptamos como somos. Eso es lo que me encantó”.

Los conceptos de familia y aceptación son sumamente importantes, subraya el coach Héctor Cordero, quien también se encarga de dirigir al equipo masculino.

“Primero que nada es la integración del grupo y aquí somos muy incluyentes; todas tienen ciertas cualidades y a veces algunas deficiencias que aquí pulimos. La filosofía detrás de este deporte es ‘levántate y sigue adelante, levántate y sigue adelante’”, afirma Cordero.

Sofía  Zaragoza, de Ingeniería Industrial, abona al comentario de su entrenador. “Cuando entré a rugby dije: ‘qué padre, ahora voy a estar en un equipo’. Quería entrar a una nueva familia… Soy hija única y nunca me esperé encontrar esto”.

“¿Te estás convirtiendo?”

No hay una sola jugadora de rugby en el ITESO que no sonría cuando habla de lo que le ha dado este taller que en un futuro espera convertirse en selección (hoy hay 19 inscritas y el ITESO les brinda apoyo de psicólogo, doctora y nutriólogo).

El otro lado de la moneda es la fuerte resistencia que han experimentado en su entorno, incluidos sus seres queridos.

“Mis papás me dijeron: ‘pero si eres bien sensible, bien chillona, cómo te vas a meter ahí, te van a pegar’. Y les dije: ‘pues yo también voy a tener que pegar’. También lo vivo en la carrera, porque yo estaba en Ingeniería Industrial y me cambié a Mecánica, donde nada más somos cinco mujeres, y una amiga me preguntó que si me estaba convirtiendo… Le dije que no, que yo tengo novio. Mi familia sí me apoya mucho”, narra Prisca Covarrubias.

Si te interesa formar parte de este equipo, ellas entrenan lunes y miércoles de 11 a 1 en el campo junto a la cancha de voleibol playero.

“Entré hace dos años y cuando le dije a mi mamá su primer comentario fue: ‘10 años llevándote a ballet para que me salieras con esto’. Somos dos hermanas y mi papá siempre nos quiso meter a fútbol o bici de montaña, entonces cuando le dije era el hombre más feliz del mundo”, recuerda Clara Illsley, de Gestión Cultural.

“Mi mamá me dice: ‘no le comentes a nadie que juegas rugby, porque te van a criticar’. ¡Es mi vida! Hay personas que no saben que juego rugby porque empieza la discriminación; a mí no me importa tanto, pero a mis papás sí”, comparte Ariana Sánchez, de Arquitectura y MVP (Jugadora más Valiosa) del campeonato en Cancún.

Cada momento del partido representa un momento de tu vida, familiar o profesional, subraya Héctor, quien busca inculcarles que el rugby tiene esa capacidad de ayudarte a que sepas salir rápido de situaciones adversas y ver hacia adelante sin importar el resultado.

“Debes ser paciente para poder continuar”, afirma el entrenador. “Como dice la frase: ‘este es un deporte de villanos jugado por caballeros [o damas en este caso]. Te debes sentir querido y apoyado para jugar bien, y aquí nada de ‘pobre de mí’. Levántate y sigue”.

Testimonios de las campeonas nacionales de Rugby 7:

Rugby

Lucía Baruqui, Gestión Cultural. Mi papá: ¿cómo vas a entrar a eso? Es súper rudo, te van a romper. Tengo un primo que está en la varonil y me preguntó: ¿en serio vas a entrar? Bueno, déjame. Es triste lo que voy a decir, pero ya me lo esperaba, no me sorprendió su reacción.

Prisca Covarrubias, Ingeniería Mecánica. Mi motivación es que todo me da miedo, a casi todo le saco. Para aprender a manejar tardé un mes porque me daba miedo sacar el carro. Entonces pensé que si venía a un lugar donde da miedo, aunque sea valiente, a lo mejor así se me quita el miedo a las cosas. El segundo entrenamiento de este semestre me dolía la cadera y dije, ‘ya no voy’. Pero luego pensé: ‘No les voy a fallar a las demás; no me voy a fallar a mí’. Aquí me caigo y todas son muy solidarias.

Andrea Camacho, Psicología. Acabo de entrar. Aparte de ser mujer está el asunto mi complexión. En cuanto les dije a mis amigos me dijeron que no iba a durar ni un día porque estaba súper chiquita, flaquita y me iban a tronar. Y la neta sí me está gustando, no me creían y hasta que me vieron salir de entrenar toda mojada, toda embarrada vieron que era cierto. Mi familia igual: ‘eso es para hombres, te van a romper luego, luego’”.

Sol González. Ingeniería en Sistemas. Cuando era más pequeña no me daba cuenta, no tenía esa consciencia de que por ser mujer me trataban diferente y ahora la tengo y me doy más cuenta y lo siento más”. Entró a trabajar este semestre y cuando sus compañeros vieron sus fotos le dijeron que “obviamente” no practicaba rugby. ¿Y por qué obviamente?, les pregunté”. Por chiquita, por niña, por pequeñita, por hacer cosas de niños. “No me importa; lo tomo más como incentivo. Sí puedo, todas podemos como equipo”. Papás, resistencia, pero la apoyan. Su papá hasta se puso a leer e investigar qué era eso del rugby.

Nancy Dávalos. Yo de pequeña jugaba mucho fútbol callejero con mis vecinos y me decían que por qué jugaba si era muy mala, diario pateas a las personas (todas ríen), no tienes coordinación, eres malísima… Entonces empecé a ver el fútbol americano con mi papá porque le encanta y dije: ‘qué chido, quiero eso, me encanta, es contacto, es correr, es escapar de las personas. En el ITESO no había ni americano, había “Tochito” y no me latió, así que me fui por el rugby y me di cuenta de que no era solo un deporte. El rugby te cambia completamente la visión de la vida; es el esfuerzo que tú haces para ser mejor y que tu equipo sea mejor contigo. Tomas mejores decisiones, eres más abierta a las opiniones de los demás… como dijeron ellas: hay aceptación”.

Renee García, Ingeniería Química. Es más padre cuando tienes el apoyo de tus seres queridos o de quienes se relacionan día a día contigo. A mí sí me apoyaron mis amigas y mi familia.

Fotos Luis Ponciano

 

Este es el listado del actual Taller de Rugby Femenil del ITESO que competirá en el Campeonato X’s Femenil contra equipos de Querétaro, Ciudad de México, Guanajuato o Morelia: 

FERNANDA GUADARRAMA MARTINEZ GIL
YOLANDA RODRIGUEZ CAÑEDO
CLARA ILLSLEY
PAOLA CAROLINA MEDRANO
ANIA ITZEL BAUTISTA MONGE
ANA SOFIA ZARAGOZA AMBRIZ
VICTORIA DEL SOL GONZALEZ PARRA
PALOMA MARTINEZ OCEGUEDA
ARIANA SANCHEZ RODRIGUEZ
NANCY JAQUELINE DAVALOS ROMO
BRIANA FABIOLA LOPEZ VALENCIA
DANIELA ONTIVEROS GTZ
ADRIAN  CAMPIZ CORTES
SARA EUGENIA RODRIGUEZ
RENEE GARCIA HERNANDEZ
ESTEFANIA LEDESMA HEYER
ANA MARIA O GARCIA
PRISCA JADE DE NAHOMY COBARRUBIAS VILLA

 

Etiquetas: , , ,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*