SOCIEDAD

El ITESO, en paro activo en solidaridad con Ayotzinapa

La universidad vive una intensa jornada de reflexión y análisis en torno al caso Ayotzinapa, en el que seis jóvenes estudiantes de la Normal Rural de Ayotzinapa fueron asesinados y 43 continúan desaparecidos. Sigue las actividades e infórmate a detalle de este suceso ocurrido en el sureño estado de Guerrero en el siguiente enlace: iteso.mx/conayotzinapa.

ayot

 Revisa acá la fotogalería de la jornada de solidaridad con Ayotzinapa en el campus ITESO

Pronunciamiento de la Unión de Sociedades de Alumnos del ITESO

 

Ha pasado poco más de un mes desde la desaparición de los 43 estudiantes en Ayotzinapa, un mes de búsqueda, de indignación, impotencia y frustración al ver  que nuestros esfuerzos por exigir su regreso no han logrado que 43 personas vuelvan a sus familias, a sus amigos, a sus estudios y  a todo aquello que cualquier joven -estudiante o no- anhela regresar cuando está lejos de su tierra.

Hoy los estudiantes del ITESO nos unimos en comunidad para, desde nuestro duelo, sumarnos a la condena de los asesinatos y desapariciones  forzadas sucedidos en Ayotzinapa, sabiendo de antemano que éste no es un caso aislado, sino una mancha más en la negrura política en que nuestro país se ve envuelto. Sentimos miedo, desconfianza e inseguridad ante la oleada de inseguridad vivida en todo el país.

Ser estudiante en México es una labor de alto riesgo. Los estudiantes somos un grupo vulnerable en el país, nos violentan, atacan y asesinan. Los ataques del pasado 26 de abril acometidos por parte del gobierno de Guerrero para con nuestros compañeros normalistas nos produce una profunda indignación. Hoy exigimos su regreso con vida. Y de no ser así, demandamos la aplicación de la ley sobre los responsables, comenzando por sus autores intelectuales y seguidos por los ejecutantes de dichas órdenes.

Nos duele el abandono de las formas democráticas por parte del gobierno. Nos indigna la violencia demostrada por las autoridades y el crimen organizado, y nos impacienta la indiferencia de la sociedad. El ataque perpetrado contra nuestros compañeros normalistas representa un ataque a las instituciones fundamentales del país y esto es algo que los mexicanos no permitiremos.

Cada día que pasa este país se ve asediado por una cifra creciente de violencia rampante, un número que borra con crudeza los nombres de miles de hombres y mujeres. No dejaremos de reconocer y celebrar la vida de cada uno de ellas y ellos y nos oponemos vehementemente a la indiferencia generalizada de la costumbre. Crímenes de ésta magnitud no pueden ni deben en el olvido y mucho menos si no son resueltos y sus responsables procesados según la norma. Estamos sometidas, a violencias tan variadas como sus causas, como alumnos conscientes de la responsabilidad que nos toca nos pronunciamos en contra de ellas, y no permitiremos que sucedan. Dicha responsabilidad empieza primero al no nombrar a cada violencia por su nombre o agruparlas todas bajo una sola cifra. Invitamos a los medios, gobiernos y sociedades a eliminar esta costumbre, a atreverse a poner el título que la situación demanda.

Hacemos un llamado a la consciencia colectiva, a los jóvenes, adultos, a estudiantes y profesionistas, a las comunidades indígenas, a cada sector de la sociedad a no ser indiferentes. La indiferencia social nos lastima, vulnera. Rechazamos vivir en un país en donde sea normal o aceptable que desaparezcan y asesinen estudiantes. Rechazamos enérgicamente que en México quedan impunes hechos como desapariciones, fosas comunes, asesinatos y secuestros.

Como asamblea ITESO con Ayotzinapa nuestra responsabilidad es sumarnos a la exigencia de resultados transparentes, cambiar lo que no nos parece, denunciar las injusticias y exigir vivir en un país en el que desaparezca impunidad. Puede parecer idealista, pero más utópico es creer que ésta y otras situaciones similares van a cambiar por inercia propia.

Por ello, la Asamblea Universitaria #ITESOconAyotzinapa:

1. Condena los asesinatos y las desapariciones forzosas sucedidas en Ayotzinapa;
2. Exige la aparición de los 43 normalistas, con la integridad con la que se los llevaron;
3. Reclama la implementación de justicia sobre los autores intelectuales y materiales del atentado;
4. Solicita al Estado Mexicano medidas de resarcimiento de los daños para los estudiantes y sus familiares;
5. Demanda al Estado Mexicano garantías de no repetición;
6. Reprueba la negligencia de las autoridades competentes sobre el caso;
7. Denuncia las causas estructurales que han contribuido a las manifestaciones de violencia en nuestro país;  e
8. Invita a la comunidad internacional, la sociedad mexicana y cada individuo que las compone a tomar cartas en el asunto suscribiendo los puntos anteriores, tanto como reconociendo su responsabilidad en la materia y neutralizando sus causas.

 

Estudiantes, compañeros, amigos, hijos y  maestros desaparecidos, asesinados o violentados.

43 nombres.

43 personas que nos faltan.

43 que no nos pertenecen a nosotros sino a su propia libertad, la cual exigimos se les regrese.

¡Vivos se los llevaron y vivos los queremos! Y si las autoridades no pueden responder por lo menos a esta exigencia, pedimos entonces que esa vida se mantenga en el recuerdo de un país enfermo de violencia.

Foto Luis Ponciano

Etiquetas: , , , ,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*