DISEÑO / SOCIEDAD

Diseño sí, pero ¿cómo, para qué, para quién?

“El buen diseño es obvio. El gran diseño es transparente”, dicen que dijo Joe Sparano. En las aulas, talleres y cubículos de la Licenciatura en Diseño del ITESO, se cocinan decenas de iniciativas destinadas a resolver infinidad de necesidades para ONG, industrias creativas, empresas emergentes y hasta la movilidad urbana. Esta es una pequeña muestra del talento que brota en esa carrera

Con 20 años cumplidos (nació en 1993), la carrera de Diseño continúa una filosofía clara que se replica entre estudiantes y maestros: “El hilo conductor es la responsabilidad con la gente, con el medio ambiente, con las futuras generaciones y con la promoción de los valores”.

El que habla es Héctor García, coordinador de la Unidad Académica Básica de Tecnologías y docente de la carrera. La sustentabilidad, subraya, es un término crucial, el punto de partida y el hilo conductor que los alumnos deben seguir para diseñar.

“Aquí creemos que, a partir del diseño, podemos mejorar la calidad de vida y las condiciones del medio ambiente. Antes, bastaba con que el objeto tuviera una buena apariencia, que funcionara y que fuera comercializable. Gracias a esa visión tan limitada, hemos generado mucha basura”.

“Creemos en el diseño para el otro”, complementa Luis Flores, coordinador docente del Departamento del Hábitat y Desarrollo Urbano. “El alumno tiene que diseñar para la sociedad con tres ámbitos de acción: diseñar para resolver problemas sociales, ambientales o económicos”.

Diseñar, aquí, no solo es hacer branding o manufacturar un mueble. Diseñar es, en la filosofía de la universidad, transformar un entorno y resolver problemas sociales a partir de la creación.

“El diseñador del ITESO es propositivo, va más allá de lo que le pides”, explica Flores, “tiene iniciativa, tendencia al emprendimiento, la iniciativa de investigar y ofrecer una solución integral”.

 

Leche sustentable

Mariana Diaque, estudiante de octavo semestre, se inscribió a una de las jornadas Startup Weekend, ideadas para crear modelos de negocio en 52 horas. ¿Y qué creó allí para ser la más votada? Una aplicación para solicitar leche 100% natural a domicilio. El cliente elige a su vaca de un catálogo, la adopta y crea un vínculo emocional con el animal; incluso puede comprarle accesorios, verla en videos y fotos actualizadas cada día. Es más, hasta puede conocerla en persona.

Leche

“No le apostamos a la especialización del diseño industrial, gráfico o de interiores, porque, al tener dominio de las tres áreas, cualquier egresado del ITESO puede trabajar en proyectos que sean más integrales”, explica García sobre la decisión de unir todas las especialidades en una sola carrera.

El problema que resolvió Mariana fue el de la sustentabilidad y la conciencia de consumo. “La gente preocupada por consumir cosas dañinas, ahora tiene esa seguridad de saber de dónde viene su leche”.

 

Decú, el triciclo

Triciclo

Durante la primavera de 2013, en la clase de “Proyectos de Diseño V”, 14 alumnos enfocados en el diseño industrial crearon un vehículo urbano de tracción humana, llamado Decú, muy parecido a un triciclo, pero ergonómicamente planeado para recorrer largas distancias. El propósito de los alumnos fue reducir el impacto ambiental y promover una cultura de movilización eco-sustentable y socialmente incluyente.

 

BRT, vehículo para las nuevas ciudades

BRT

Otro proyecto considerado como objeto sustentable: un Bus de Tránsito Rápido (BTR), llamado Mini BTR, desarrollado por alumnos del PAP “Diseño y entorno de espacios públicos en Tlajomulco y barrios de Guadalajara”, coordinados por el maestro Enrique Martínez. El BRT se creó para apoyar al Ayuntamiento de Tlajomulco en su propuesta de una la Ley de Movilidad, presentada en julio de este año ante el Congreso del Estado. Tiene capacidad para nueve personas, un motor similar al de un carrito de golf, casi cinco metros de largo y dos y medio de alto y puede transportar a personas discapacitadas.

 

Colectivo FM4

Cartel

Eduardo Carballo, de quinto semestre, se involucró hace año y medio como voluntario del comedor del colectivo FM4, el cual trabaja en muy diversos ámbitos con los migrantes que atraviesan la ciudad en su tránsito hacia EEUU. Poco después se ofreció como voluntario para diseñar los trípticos informativos de la organización, y actualmente se encuentra creando una imagen y un sistema de comunicación gráfico más congruente con el espíritu de FM4. Previamente, su diseño del informe Migración en tránsito por Guadalajara, formó parte del portafolio que envió para ganarse una beca en un diplomado de branding, lo que le permitió diseñar la identidad de las jornadas V+  del ITESO.

Soluciones musicales “Como en Casa”

Pablo, mejor conocido como Sabino, detectó un problema común entre los músicos emergentes tapatíos: les resulta difícil costear grabaciones y videos musicales de calidad para difundir su música.

¿Qué hacer? Sabino, semestres antes de terminar la carrera, concibió Como en Casa, empresa dedicada a grabar proyectos musicales emergentes tocando sus canciones, completamente en vivo y con alta calidad audiovisual.

CEC

“Como estudiante lo planteó en sus clases de emprendimiento”, rememora Flores, quien vivió de cerca la evolución del proyecto de Sabino. “Aunque no siempre se cree en proyectos de este tipo, Como en Casa funciona, y está creciendo”.

Como En Casa ha tenido frente a su lente a gente como San Juan Project, Vanessa Zamora, Leiden, La Garfield y David Velasco –nuevo vocalista de Porter–, cuyo video elaborado por Como en Casa fue el que los integrantes utilizaron en sus redes sociales para anunciar dicha incorporación.

¿Diseñar es lo mismo que decorar?

“Sabemos que decorar es una cosa y diseñar es otra”, sentencia García. “Los espacios tienen que estar acondicionados para que el ser humano pueda realizar mejor sus actividades sin ningún daño [a la salud o el medio ambiente] y de la manera más eficiente”.

El diseño digital es otro apartado relativamente nuevo en la carrera. A esta apuesta se empiezan a sumar proyectos de relevancia: el vínculo entre ITESO y Nokia ya desembocó en los talleres mLab; nuevos Proyectos de Aplicación Profesional (PAP) evalúan la posibilidad de aliarse con Kaxan Studios, empresa tapatía dedicada a las aplicaciones para móviles y las películas animadas, y además se cuenta con el edificio de los Talleres para la Innovación en el Diseño (TID), inaugurado en 2010 y que cuenta con la certificación LEED, otorgado a edificios sustentables.

“El diseñador del ITESO no es operador de una máquina, es un profesionista que puede resolver problemas a partir del diseño”, comenta Flores. “Y con el diseño digital y el boom de apps, él puede resolver problemas sobre alimentación, sobre educación, movilidad y problemas de lo que te imagines”.

La interdisciplinariedad: un reto para crecer

“No hay una sola profesión que no se pueda ligar con el diseño”, declara García. “Algunas son más evidentes y en otras hay que buscar cómo, para generar conocimientos nuevos”.

Por eso, cada vez son más los PAP que buscan integrarse con otras carreras. Carballo, por ejemplo, trabajó en la identidad del Indorme de FM4 con comunicólogos; Mariana trabajó su app de leche a domicilio con un ingeniero en sistemas; hay PAP de desarrollo social que llaman a psicólogos, ingenieros ambientales y arquitectos, y existen planes de abrir materias optativas que integren a diseñadores e ingenieros en sistemas que caminen juntos rumbo a la creación digital.

Balance entre innovación y ética; entre sustentabilidad y funcionalidad; entre competitividad y responsabilidad social; entre la apertura y la especialización… Estos son algunos de los retos con los que la carrera de Diseño en el ITESO se enfrenta todos los días.

“Se trata de diseñar con conciencia social”, reitera García. “Hay objetos que puedes diseñar para que la gente no tenga trabajo, y hay objetos que puedes diseñar para que comunidades enteras lo tengan”.

“Si hay más empresarios exitosos, hay más personas que pueden aportar empleos a la sociedad, entonces queremos que nuestros egresados tengan las herramientas para acceder a un buen empleo con potencial de cambio”, remata Flores. Texto Adriana López-Acosta Fotos Roberto Ornelas Roberto Ornelas

 

Etiquetas: , , , ,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*