MEDIO AMBIENTE / MOVILIDAD

Compartir, ahorrar y dejar de ser el tráfico

¿Menos tráfico para ir a un concierto o un partido de fútbol?  Alumnos de ingeniería en Sistemas Computacionales diseñaron una app para esto
POR ADRIANA LÓPEZ-ACOSTA

La salida del concierto de Ed Sheeran en la Arena VFG, situado a las afueras de la ciudad, era un caos, por la salida de autos del estacionamiento y para aquellos usuarios de plataformas de choferes que no podían pagar la tarifa dinámica de Uber.

Carlos González, estudiante de Ingeniería en Sistemas Computacionales del ITESO, recuerda que quiso solicitar un Uber para la zona de Plaza del Sol, pero este le iba a costar hasta 500 pesos. Consiguió ride a la zona, y ahí se le ocurrió la idea de una plataforma en la que pudiera solicitar el servicio formalmente.

Ganadores del Hackaton en Campus Party 2017, tendrán el apoyo de Ford para continuar trabajando en una aplicación para que los usuario de se movilicen de manera económica y segura

¿Qué tal si hubiera una forma de cooperar por un aventón, pero no de manera simbólica, sino de la exacta cantidad de litros de gasolina que se consumieron mientras tú u otros amigos compartieron el coche de alguien más, para que así las personas con automóvil tuvieran un mayor incentivo para llevar transporte, y se redujera el tráfico en eventos masivos como conciertos, partidos de futbol, torneos o festivales?

Esta idea se convirtió en una app piloto en el Hackathon de Ford, realizado en el Campus Party 2017, en junio de este año. Carlos, Alí Pasos y Diego Ramírez, también de Ingeniería en Sistemas Computacionales, diseñaron una app para ofrecer una solución de transporte que reduciría el tráfico, a partir de la compartición exacta de gasolina de un solo vehículo. Esta ganó un premio de 100 mil pesos y la posibilidad de continuar con su desarrollo de la mano de la compañía automotriz.

Durante 24 horas la diseñaron, tras un breve curso de la tecnología de Ford que tendrían que aplicar, la cual ofrece métricas como velocidad, posición del GPS y medidor de gasolina.

La aplicación, que bautizaron como Rider, puede detectar la ubicación del evento masivo, hacer vínculo con el evento en Facebook, y al registrarte como asistente, publicas en la app desde dónde saldrás hacia el evento.

Puedes ingresar con dos modalidades: chofer y pasajero. Al ingresar como chofer, avisas a la aplicación desde dónde partes al evento y se traza una ruta. Cuando una persona quiere darse de alta como pasajero, publica su posición y destino, para ver si alguna ruta de los choferes coincide en un rango de 200 metros.

Rider muestra los choferes compatibles, y realizas una solicitud. Al llegar al destino, la app especifica qué pago de gasolina le toca a cada quién por kilómetro recorrido.

“La primera persona que se sube, paga el tramo que recorrió solo. La segunda, el siguiente tramo entre los dos; si se sube una tercera, entre los tres. Así que solo pagas la gasolina que se utilice mientras tú estés a bordo”, explicó Alí Pasos. Afirma que podría ampliarse a que la app pudiera incluir también gastos extra como el costo del ticket de estacionamiento.

Se inscribieron 99 proyectos, de los cuales se seleccionaron 16 grupos, y solo presentaron ocho, entre ellos el suyo. El pitch y la demostración de la viabilidad de la aplicación tuvieron que realizarla tras las 24 horas de trabajo y con solo 5 minutos.

“Eso de quedarte despierto 24 horas no solo pasa en los hackathones de Campus Party; es algo que vivimos cada semestre en el edificio T”, bromea Carlos. “Pero sí es cierto que a la hora de exponer y presentar la idea, los conocimientos técnicos, la habilidad de investigar es algo que trabajamos todos los días en la universidad haciendo proyectos. Sin ese expertise de haber tenido proyectos antes, no habríamos podido”.

Algo que además valoraron de su experiencia en el Hackathon con conocimientos del ITESO fue el trabajar en equipo y saber cómo hacerlo para aguantar momentos de estrés y discordancia.

“Hubo momentos en los que estábamos muy saturados y queríamos dejarlo ahí”, cuenta Diego Ramírez, “pero el hecho de saber que estaban mis compañeros me hacía saber que esto no solo dependía de mí, no podía rendirme tan fácil. Sí fue mucho de confiar en todos y saber que podríamos llegar a una mejor solución juntos”.

Etiquetas:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*