CULTURA

‘Clavigero’, nuevas páginas para la ciencia

El primer número de esta revista interdepartamental del ITESO está enfocado al tema del agua y el territorio.                                                          
POR ADRIANA LÓPEZ-ACOSTA

Para ocupar el lugar que dejó Clavius después de cuatro años publicándose, Clavigero surge como una propuesta editorial que tiene como misión, en palabras de Alejandra García Bado, de la Oficina de Publicaciones ITESO, “la construcción de una ciencia que busca una perspectiva ética, que da voz a los sin voz y busca mejores condiciones de vida”.

El tiraje de Clavigero será de 2 mil 500 ejemplares, los cuales se distribuirán en la universidad y distintas comunidades del estado, mediante los PAP del ITESO

El tiraje de ‘Clavigero’ será de 2 mil 500 ejemplares, los cuales se distribuirán en la universidad y distintas comunidades del estado, mediante los PAP del ITESO

El nombre de la nueva revista trimestral es en honor a Francisco Xavier Clavigero, SJ (1731-1787) y, a través de su apellido: “comunidades de saberes”, pone por delante la intención de continuar el legado del jesuita en materia de divulgación de la ciencia desde una perspectiva humana.

“Queremos recuperar esa perspectiva desde la cual nosotros como académicos del ITESO divulgamos la ciencia. Nuestro punto de partida para producir este número no es la tradicional divulgación de la ciencia que toma el centro en los datos, sino en las personas a que son afectadas directa o indirectamente”, explica Susana Herrera, profesora del Departamento de Estudios Socioculturales (DESO) y coordinadora de esta primera edición, junto con Sergio René de Dios, coordinador de la carrera en Periodismo y Comunicación Pública.

El primer tema es “Agua y territorio”, elementos que se tratan como componentes indisociables: el agua constituye y convoca, el territorio identifica y arraiga; ambos condicionan y determinan la existencia de la vida. El estado crítico del equilibrio planetario que reportan con mayor urgencia grupos científicos y organismos internacionales, pone en riesgo la subsistencia y la calidad de vida de una proporción cada vez más grande de la población mundial.

“El agua es objeto de disputa material y simbólica que da pie a diferentes conflictos de difícil intelección y solución. Ponemos a debatir perspectivas para detonar el diálogo, el debate y la deliberación. Sabemos que abrimos más cuestionamientos que soluciones, pero siempre con la intención de buscar alternativas; queremos construir un dialogo entre diferentes perspectivas y diferentes formas de entender”, afirma Herrera.

Para reafirmar ese compromiso de diálogo, Clavigero (su sitio oficial en Internet es clavigero.iteso.mx) es un producto interdepartamental cuya elaboración corre a cargo del citado DESO, del Departamento de Psicología, Educación y Salud y del Centro de Investigación y Formación Social, con apoyo de Publicaciones ITESO.

“Apostar por una distribución impresa tiene que ver con el compromiso de la universidad hacia una de las injusticias más grandes: la injusticia del conocimiento. La investigación nos plantea un compromiso ético de compartir este conocimiento fuera de las aulas y la academia”, afirma Jaime Morales, profesor del CIFS y colaborador en este primer número.

“Busca forzarnos a los investigadores a dedicarnos a quienes sufren estas problemáticas que investigamos y llevar el conocimiento más allá. Los medios electrónicos son una maravilla, pero en los medios rurales, la palabra escrita tiene un montón de valor”.

Foto Luis Ponciano

 

Etiquetas: , , ,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*