CULTURA

Baila, escucha, prueba, observa, lee…

Deleita tus cinco sentidos con el abanico de opciones que ofrece el programa del decimoprimer Festival Cultural Universitario ITESO 2013. Encuéntralo íntegro en blogs.iteso.mx/festival/

Alista tu gusto, olfato, tacto, vista y oído para disfrutar del 11 Festival Cultural Universitario ITESO 2013, que se realizará del 23 de octubre al 6 de noviembre en el campus, en la Casa ITESO Clavigero y en el barrio de El Santuario, donde se va a organizar un recorrido por distintas panaderías tradicionales de Guadalajara.

Para complacer tus cinco sentidos, esta edición del festival añadió el pan como uno de sus protagonistas, junto a la danza, la literatura o el teatro, ya que la centenaria tradición panadera es uno de los rasgos fundamentales de la identidad mexicana y un patrimonio cultural que vale la pena rescatar.

Este elemento de la gastronomía nacional será el personaje principal de la exposición “El santo olor de la panadería” (se inaugura en la Casa ITESO Clavigero el jueves 31 de octubre, a las 20:00 horas), en la que se explorarán los vínculos de este dulce alimento con la religiosidad.

Jaime Lubín, investigador y diseñador, tendrá la misión de abrir apetito para esta exposición con su conferencia “La mitología del pan en una sociedad desmemoriada”, en la que desmenuzará la historia del pan en Guadalajara desde el Virreinato hasta que llegó la industria panificadora a mediados del siglo pasado.

Él también será el guía de la ruta cultural “Busquidos y encontrados del pan. Un recorrido a panaderías del Santuario”, en la que quienes se inscriban (300 pesos para itesianos, 350 público general) podrán saborear el sábado 26 las recetas que durante décadas han atesorado familias de panaderos en uno de los barrios más antiguos de la ciudad.

Historias como esta inspiraron un proyecto de arte comunitario llamado “Barrio Dulce: Performance de video en vivo” que revalora el oficio del panadero y aborda el papel de las panaderías como espacios comunitarios.

Rebanadas de este festival pueden estar siempre presentes en tu mesa si participas en el Taller pan de mesa con el Chef César Reynoso quien enseñará a elaborar pan de mesa en los Laboratorios de la licenciatura en Nutrición del ITESO.  Los frutos del taller se compartirán a la exposición de la Casa ITESO Clavigero.

 

Un festival de múltiples rostros

El menú del festival también incluye la visita de La mujer blanca, espectáculo de teatro callejero-mudo de Magali Chouinard, una artista multidisciplinaria canadiense, quien se acompaña de un cuervo y un lobo para tocar las emociones de sus espectadores, el miércoles 30 de octubre a las 15:00 horas, en el pasillo frente a la Cafetería Pedro Arrupe, SJ.

Y si de elegir se trata, el futuro de una familia se pondrá en las manos del público, que con su voto podrá decidir el rumbo del reeencuentro entre dos hermanos que hace años no se ven, en la obra de teatro Tangram, el martes 29 de octubre a las 20:00 horas, en el Auditorio Pedro Arrupe, SJ.

Dime Poesía ‘soplará’ las velitas del pastel por su quinto aniversario en la Plaza de los 50 Años, lugar en el que Luis Alberto Arellano compartirá fragmentos de su trayectoria y sus fuentes de inspiración como poeta. Al final, los asistentes podrán compartir textos de su autoría o de sus autores favoritos, en una velada que tendrá lugar el jueves 31 de octubre a las 18:00 horas.

El cierre del festival correrá a cargo de Troker, banda de jazz que musicalizará en vivo la película El automóvil gris (1919), una de las películas más representativas del cine mudo en México. Esto será el miércoles 6 de noviembre a las 20:00 horas, también en el Arrupe.

Todas las actividades del Festival Cultural Universitario son gratuitas, a excepción de los talleres y la ruta cultural. Consulta cada detalle del programa en blogs.iteso.mx/festival/. Texto Judith Morán Fotos Luis Ponciano/Archivo

60 años cocinando pan

Panadero

Don Clemente Montes tiene 85 años, y fue hace 60 cuando, siendo un joven veinteañero, abrió una panadería en el barrio de la Capilla de Jesús, justo sobre la calle de Jesús, número 383. Su nombre: Panadería Montes.

Todo comenzó después de que tuvo un problema con su patrón, un panadero de Tequila, donde él nació. Esta situación lo trajo a Guadalajara, donde trabajó para varias panaderías, hasta que finalmente se hizo de su local.

Así fue como nació su panadería, la cual, a decir de Don Clemente, todavía tiene muchos panes por hacer.

Su amor por el oficio interesó a sus hijos y nietos, al punto de que uno de ellos decidió estudiar para convertirse en chef especializado en repostería de alta cocina, cuyas creaciones elabora y ofrece en la panadería del abuelo.

Y aunque Don Clemente percibe que se está perdiendo la tradición de comprar pan en las panaderías de barrio porque la gente prefiere comprar empaquetado y en tiendas grandes de autoservicio, asegura que Montes tiene gran variedad de clientes, entre ellos sacerdotes de distintas parroquias, famosos locutores que escucha en la radio y la misma gente del barrio.

Entre las tradiciones de esta panadería está la de cerrar la calle de Jesús, donde se encuentran ubicados, para organizar cada año una posada en beneficio de la Casa Hogar de Niños con Cáncer Mi Último Deseo. La familia se encarga de conseguir donadores de comida, música y payasos para regalarles un buen momento a los pequeños.

Las fechas más importantes de venta, cuenta Don Clemente, son el Día de Muertos, las posadas y la Semana Santa. Son los días en que él es feliz, pues son motivo de mucho trabajo y también de ver reunidos a todos sus hijos en casa, en la Panadería Montes. Texto y fotos Luis Ponciano

 

Etiquetas: , , , , , , , ,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*