CIENCIA Y TECNOLOGÍA

Ayuda contable ‘robótica’

Itesianos desarrollan una herramienta que facilita la contabilidad de pymes, empresas o profesionistas, se llama Lefort y está en línea.
Por Judith Morán

Llevar control de los gastos e ingresos personales o de una empresa para hacer la declaración de impuestos ante el SAT requiere dedicarle tiempo, para facilitar este proceso ingenieros, diseñadores y mercadólogos del ITESO crearon Lefort, un robot contable.

Robot

“Tú lo vas entrenando con tus hábitos de negocio, Lefort va haciendo esa gestión de documentos y de diferentes movimientos que tienes que hacer todos los días, que luego se te olvidan y están sujetos al error humano, de ahí viene el concepto de robot contable”, explica Jorge Alfaro , egresado de Ingeniería en Electrónica, quien junto con Javier García, también ingeniero con una maestría en administración en ITESO, ha desarrollado desde 2006 distintas soluciones tecnológicas para diferentes industrias.

Javier García detalla que el robot, que está en web.lefort.io, tiene una versión gratuita de la que se pueden beneficiar pequeños negocios y cualquier persona con actividad económica.

“Terminamos usando hojas de Excel para hacer nuestros informes o relaciones para saber cómo anda mi negocio, y eso tiene un gran problema que como es tan manual consume mucho tiempo; si le preguntamos a la gran mayoría de los dueños de negocio así sea pequeño, mediano o micro le dedican una buena parte de la semana de horas nada más para tener eso más o menos en orden” comenta Javier.

A la pregunta si reemplaza la función de un contador, la respuesta es no, la idea es facilitar su trabajo, “lo que hemos observado es que la mayoría del tiempo el contador está haciendo capturas, acomodando documentos y validándolos, y casi no le queda tiempo para dar esa asesoría que es precisamente para lo que lo contratamos”, detalla Alfaro Sainz.

Llegaron al Parque Tecnológico del ITESO, en 2008, y desde entonces se vincularon con la universidad, “estuvimos madurando un programa, le llamamos ‘nuestras fuerzas básicas’, la intención es que (los estudiantes) empiecen a participar en el desarrollo de los proyectos” agrega Jorge Alfaro.

La participación de los alumnos se ha hecho a través de un Proyecto de Aplicación Profesional o de prácticas profesionales, y hay quien se ha quedado de manera definitiva en el proyecto, tal es el caso de Sofía Hanon y de Beatriz Rivera, egresadas de la licenciatura en Mercadotecnia y de Diseño, respectivamente.

También está Daniel Román, cursa el tercer semestre en sistemas computacionales ya tiene un año en Lefort, él es quien está detrás de lo que el robot puede realizar.

Jorge Alfaro resalta las bondades de que profesionistas de distintas áreas colaboren: “algo muy característico de este producto es que el equipo creativo es multidisciplinario, hay mercadologos, hay gente de contabilidad, de diseño, hay gente de publicidad, inclusive de psicología, y eso nos ha ayudado a tener un producto que es muy intuitivo”. Foto Roberto Ornelas

Frase-Foto – “Hemos aprendido algo en todo este tiempo y es que los productos no los debe desarrollar enteramente un ingeniero y nosotros siendo ingenieros lo tenemos que reconocer”, Jorge Alfaro Sainz, egresado de ingeniería electrónica.

Etiquetas: , , , ,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*