B DE BIBLIOTECA / CINE

Violencia social: ¿culpemos al cine?

El director Quentin Tarantino –quien acaba de estrenar su hiperviolenta cinta Django desencadenado– está harto de que le pregunten si cree que existe una relación entre la violencia del cine y la violencia “real”. Para él la respuesta es no: la gente que está viendo una película no es tonta y entiende que es un mero producto de ficción: “El cine violento no crea gente violenta; en todo caso generaría directores violentos”, dijo en una entrevista.

¿Son las sociedades más violentas por culpa del cine y la televisión? ¿El cine y la televisión simplemente reflejan la violencia que emana de las sociedades? Este debate tiene décadas enfrentando a sociólogos, psicólogos, realizadores, antropólogos, críticos y público en general, y desde ambos bandos esgrimen por igual estadísticas, estudios y encuestas para defender sus posturas.

De Tarantino –quien ha dicho que a nadie se le ocurriría culpar a Shakespeare u otros autores teatrales de la violencia en su época– la Biblioteca del ITESO tiene toda su filmografía, pero además cuenta con un listado de libros que abordan desde distintos aspectos estos asuntos.

En Violencia y cine contemporáneo: ensayo sobre ética e imagen, de Olivier Mongin, (302. 235321 MON), el autor sostiene que lo que ocurre en las películas y las series de televisión “no se trata de una imaginación desatada que no tiene nada que ver con la realidad del mundo… La producción de imágenes en la pequeña pantalla y en la grande forma parte del reciclaje de la violencia de nuestras sociedades”. Mongi escudriña en filmes como El odio, Asesinos por naturaleza, Taxi driver, Naranja mecánica o El silencio de los inocentes, todas en la biblioteca.

Como creyente del impacto directo que las pantallas tienen sobre los individuos, el psicólogo L. Rowell Huesmann escribe en Violencia, televisión y cine, (302. 23011 SAN) que “exponer a nuestros niños a una dieta pesada de violencia en los medios de comunicación los hace más propensos a las prácticas agresivas”.

Vicente Sanchis, responsable de Violencia en el cine: matones y asesinos en serie, (302. 235220 SAN), defiende a directores como Tarantino, al subrayar que una cinta como Pulp fiction “se sumerge en la violencia total, pero lo hace con un sentido del humor que permite el distanciamiento”. Texto Enrique González Foto Archivo 

Etiquetas: , , , ,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*