SOCIEDAD

Arturo Sosa, SJ, nuevo Superior jesuita

El sacerdote venezolano sucede al español Adolfo Nicolás, SJ, como Superior general de la Compañía de Jesús.
POR COMUNICACIÓN INSTITUCIONAL

Por primera vez en su historia, la Compañía de Jesús será dirigida por un jesuita no europeo.

Arturo Sosa, SJ, es el primer jesuita no europeo en ser elegido Superior general de esta orden religiosa, fundada en 1540

Arturo Sosa, SJ, es el primer jesuita no europeo en ser elegido Superior general de esta orden religiosa, fundada en 1540

Arturo Sosa Abascal, SJ de Venezuela, fue electo el viernes 14 de octubre como nuevo Superior general de los jesuitas –el número 31– por los más de 200 integrantes de la Congregación General 36 que se reunió en la Curia de los jesuitas en Roma; antes de hacer público el resultado de la elección, este le fue notificado al Papa Francisco.

Sosa Abascal, de 67 años, fue provincial de Venezuela de 1996 a 2004, y en 2008 Nicolás lo nombró Consejero general.

El Doctor en Ciencias Políticas ha escrito, de acuerdo con Antonio Spadaro, SJ, editor de la publicación jesuita Civiltà Cattolica, libros sobre la dictadura venezolana del Siglo XIX.

Además, ha sido profesor e investigador en instituciones como la Universidad Católica Andrés Bello, que pertenece a la Asociación de Universidades Confiadas a la Compañía de Jesús en América Latina (www.ausjal.org), de la cual forma parte el ITESO.

Tras la elección del Superior, la Congregación general 36 inició la etapa llamada Ad Negotia, en la que tratarán distintos asuntos relevantes para la Compañía y su misión, explica Arturo Reynoso, SJ, jefe del Departamento de Filosofía y Humanidades del ITESO.

“Después, la congregación elige a sus asistentes, por lo menos a los llamados ad providentiam, que la traducción al latín podría ser providentes”, detalla. “Ellos son los que cuidan la persona del general para el gobierno”.

Reynoso señala que el discernimiento siempre será el reto de la Compañía de Jesús y, por ende, del nuevo general.

“Vivimos en una cultura post cristiana, vivimos en una época en que la Compañía necesita reforzar, cultivar su propia pertenencia como Compañía y su propio testimonio de la misión evangélica; la cuestión es cómo lo vas formulando y haciendo vida en un mundo como el que vivimos, global y diverso”. Foto Archivo

Etiquetas: , , ,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*