CAMPUS

Ampliará ITESO apoyo a centros comunitarios

El Rector José Morales, SJ se reunió con integrantes de centros comunitarios con los que trabaja la universidad en el Cerro del Cuatro
POR JUDITH MORÁN

Primero necesitaron los servicios básicos, luego asegurar sus títulos de propiedad, hoy buscan que los niños y jóvenes que viven en el Cerro del Cuatro tengan un futuro diferente, así lo manifestaron integrantes de tres centros comunitarios con los que profesores y estudiantes del ITESO trabajan desde los Proyectos de Aplicación Profesional al Rector José Morales Orozco, SJ.

Rodeados de dibujos hechos por niños de la colonia, el pasado jueves 16 de marzo, se reunieron integrantes del Centro Comunitario El Taller, la Casa Comunitaria Hermano Javier y del Centro Comunitario de la Mezquitera, en el Cerro del Cuatro, en su mayoría mujeres, con José Morales Orozco, SJ y profesores del ITESO.

En esta visita, se hizo entrega un par de multifuncionales desde los cuales podrán imprimir, escanear y sacar copias; tres tabletas, un par de cámaras de vigilancia y dos grabadoras; se trata de una ayuda simbólica, dijo Mónica Solórzano, coordinadora de los Proyectos de Aplicación Profesional (PAP), pero que se espera sean de mucha utilidad para el trabajo que realizan los centros al que acuden más de un centenar de niños.

Gerardo Cano quien está al frente del PAP “Haciendo Barrio”, explicó que los tres centros están trabajando como una red para gestionar ante el Ayuntamiento de Tlaquepaque de servicios y de la calle, también en programas culturales y que las autoridades tienen los ojos en el Cerro del Cuatro gracias a que se han convertido en interlocutores.

“Ya hemos tenido reuniones con gente del Ayuntamiento para ver lo de la regularización (de terrenos) de la colonia Francisco I. Madero, la ventaja de que sea la red es que se presenta en conjunto y no como opciones aisladas de las colonias”, detalló Cano y agregó que hay un cuarto centro que está arrancando: El Jardín de Niños Paulo Freire.

Esther Torres, del Centro Comunitario de la Mezquitera, recordó que antes de la llegada de los jesuitas a la colonia, ya había intentado organizarse para conseguir agua, pero que eran amenazados por otros grupos. En tanto que, Mary Castro, quien es originaria de Nayarit y trabaja en la Casa Comunitaria Hermano Javier, destacó que ha conocido gente que “nos ha ense- ñado a pedir lo que a nosotros nos corresponde como ciudadanos”.

El Taller, la Casa Comunitaria Hermano Javier y del Centro Comunitario de la Mezquitera y el jardín de niños están dentro del Proyecto Integral Polanco que ya hizo un diagnóstico de la zona y comenzó a brindar la asesoría legal a los vecinos de la zona.

“La idea es ampliar el tipo de servicios que como ITESO podemos dar en todo este polígono, que se llama Centro Polanco, pero abarca mucho más” señaló José Morales Orozco, SJ. Adelantó que la Universidad jesuita de Guadalajara planea abrir carreras técnicas superiores universitarias para jóvenes que no tienen acceso a la universidad pública.

Cristina Barragán, del Centro Universitario Ignaciano (CUI), señaló que a petición de la red de centros ya se impartió un taller sobre ciudadanía.

Además de Mónica Solórzano, de Cristina Barragán y de José Morales Orozco, SJ, también acudieron a la reunión Cristina Rojo, quien coordina los PAP de la apuesta estratégica Modelos y políticas de comunicación y de cultura; Verónica Isoard, coordinadora del PAP “Cultura y transformación social”; Enrique Páez, director del Departamento de Estudios Socioculturales, y Guillermo Rosas, director de la Oficina de Egresados.

Etiquetas:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*