SOCIEDAD

América Latina, cada vez más enganchada a internet

El consumo digital se expande notablemente debajo del Río Bravo, la región del mundo donde más se incrementó el acceso a la red en 2013. La brecha digital se reduce, pero, ¿qué contenidos y de qué calidad consumen los latinoamericanos? En 10 años, todos estaremos conectados a internet, a un internet muy distinto del que conocemos en la actualidad. En una década, predicen cientos de expertos consultados por el Pew Research Center, funcionará a plenitud el “internet de las cosas”, “the internet of everything”, la realidad aumentada: personas, televisores, smartphones, refrigeradores, prendas de vestir, las puertas de nuestros hogares, autos, empresas, bancos, tiendas departamentales, las escuelas, todo. Hoy existen más de 10 mil millones de objetos conectados y en 2020 podrían superar los 50 mil millones.

Joaquin Phoenix, en la cinta Her, interpreta a un hombre que se enamora de un sistema operativo

Joaquin Phoenix, en la cinta Her, interpreta a un hombre que se enamora de un sistema operativo

Las PC’s y las laptops desaparecerán; los dispositivos móviles y aditamentos que podamos “ponernos” –como los lentes de Google– serán nuestras principales ventanas de acceso a esa omnipresente red, la cual demandará mejores medidas de seguridad y privacidad y podría acentuar profundamente las desigualdades entre quienes tengan o carezcan de conexión a internet, vaticinan esos más de 2 mil 500 especialistas (sociólogos, ingenieros y científicos) en el estudio “15 Theses About the Digital Future”, disponible gratuitamente, claro, en internet.

Cada día, sostenidamente, usamos más y más internet y las nuevas tecnologías para encontrar resultados deportivos, elegir películas en cartelera, intercambiar fotos, saber qué sucede en Rusia o Michoacán, comprobar si tembló, comunicarnos con parientes, amigos y colegas, comprar, protestar, criticar al gobierno, organizar marchas o exposiciones de arte, comparar precios, pedir comida a domicilio, pagar el banco y nuestras multas de tránsito…

América Latina también va hacia allá, no con la velocidad y los recursos del Reino Unido, Estados Unidos o Japón, pero hacia allá va. Fue la región del mundo que más creció en 2013 en acceso a la red (ComScore, 2013, descargable aquí: Futuro Digital en América Latina), pasando de 131 a 147 millones de internautas mayores de 15 años (un 12% más con respecto a 2012).

“Más y más, los humanos viviremos en un mundo en que las decisiones serán tomadas por un conjunto de dispositivos que cooperan entre sí”, afirma David Clark, investigador del MIT, en un artículo del periódico La Vanguardia.

“Dejaremos de pensar en conectarnos para ‘buscar’ algo en internet. Simplemente estaremos online, y miraremos”, predice en el mismo artículo Joe Touch, director del Instituto de Ciencias de la Información de la Universidad de California del Sur.

“El problema ahora es: ¿A qué te conectas?”, se cuestiona Miguel Bazdresch, director del Centro de Aprendizaje en Red del ITESO (CAR). “Hay que profundizar sobre lo que uno se va topando en la red; la red por sí misma no es nada”.

El contenido lo es todo, ratifica en este sentido el sociólogo catalán Miquel de Moragas, quien abogó en Guadalajara para que la sociedad le dé un “permanente impulso a la producción de contenidos de calidad e interés social”.

Apps, redes sociales, más webs… ¿Cómo estamos usando todo esto?

Y si los dispositivos móviles se consolidarán como el principal puerto de acceso a la red, las aplicaciones serán nuestra ruta principal hacia productos o servicios de toda índole, sean de entretenimiento, comerciales o educativos.

“Todos los productos y servicios se están digitalizando; está creciendo el consumo de aplicaciones para ingresar a los contenidos digitales en lugar de los navegadores”, corrobora Norma Villanueva, coordinadora del Laboratorio de Aplicaciones ITESO-Nokia, donde en poco más de un año han desarrollado más de 600 apps con el apoyo de gobierno, industria y profesores y estudiantes de la universidad.

Medio ambiente, educación, información de calidad, salud o participación ciudadana, son tan solo algunas de las áreas que ya se benefician de las nuevas tecnologías.

“Como educador tienes muchas más herramientas gracias a la conexión; derribas los muros del aula”, afirma Bazdresch. “El paradigma educativo está cambiando; antes el profesor hablaba y los alumnos escuchaban, y ahora es otra cosa, ya no solamente tú tienes información y la transmites [los alumnos pueden encontrarla en Google o YouTube y ver el video las veces que quieran]”.

La misma lógica se le puede aplicar a las redes sociales. El usuario decide qué uso les da y si quiere organizar una pelea de perros clandestina o un encuentro de cineastas.

“Las redes sociales como forma de organización son tan antiguas como la humanidad misma. La ‘novedad’ que ha visibilizado la noción de red son las posibilidades de interacción, vínculo, reticularidad y copresencia a la distancia que permite internet”, comenta Magdalena López de Anda, coordinadora en el ITESO de la clase “Gestión en redes sociales” e investigadora de temas relacionados con procesos de comunicación mediados por computadora.

En la citada asignatura, el ITESO busca que el alumno pase de ser un “usuario” y se convierta en un “comunicador” que diseñe e implemente estrategias de intervención a través de internet, intención que coincide con algunas de las 10 tendencias que presentó el estudio global “Perspectivas tecnológicas. Educación superior en América Latina 2013-2018”, elaborado por el Horizon Project:

1)      Cada vez más, los estudiantes quieren utilizar sus propias tecnologías para aprender. 2) Los cursos online masivos (los MOOC, edX, Open2Study o Code Academy) están siendo explorados extensivamente como alternativa y suplemento a los cursos universitarios tradicionales. 3) El mundo laboral es cada vez más colaborativo. Esta tendencia está siendo impulsada por la naturaleza cada vez más cooperativa y global de las interacciones empresariales, facilitadas por las tecnologías de internet.

Penetración de Facebook alrededor del planeta en 2010.

Penetración de Facebook alrededor del planeta en 2010.

¿Y la seguridad? ¿Y la libertad de expresión? ¿Y la legislación?

Edward Snowden, exanalista de la NSA (Agencia Nacional de Seguridad de Estados Unidos) desnudó el año pasado a su país, que se dedicaba sistemática y masivamente a espiar por igual a ciudadanos comunes y corrientes y a dos tercios de los gobiernos de este planeta, gracias a la colaboración de gigantes digitales como Google, Facebook, Microsoft, Yahoo o LinkedIn.

“Tecnología es política”, sentencia Laura DeNardis, autora del libro The global war for Internet governance, y prueba de ello es que en México la opinión pública mostró fehacientemente su inconformidad ante la posibilidad de que el gobierno reformara las leyes en telecomunicaciones para controlar internet –las famosas leyes secundarias, congeladas hasta junio–, aunque todo parece indicar que internet seguirá como hasta ahora.

¿Por qué los argentinos son los que más noticias leen? ¿Por qué WhatsApp le costó 19 mil millones de dólares a Facebook? ¿Por qué un mexicano pasa en promedio cinco horas al día en internet? ¿Qué papel juegan las legislaciones locales y la disponibilidad de las telecomunicaciones en las formas de consumo de internet?, ¿se agudizarán las desigualdades sociales debido al aumento de la conectividad?, o ¿de qué y de quiénes depende nuestra seguridad y privacidad en la red?, son preguntas que requieren de análisis profundos.

Anticipar los cambios, accionar de manera oportuna ante la rápida evolución de un mundo digital plagado de nuevos jugadores, plataformas y redes sociales, legislar de manera adecuada a los tiempos que corren y así subir al país a la ola digital, son estrategias prioritarias que, subrayan los especialistas, deben emprender por igual gobierno, ciudadanía, la educación básica, universidades y empresas.

O el tren se irá.

EL DESTINO DIGITAL YA NOS ALCANZÓ

  • POBLACIÓN MUNDIAL EN 2014: 7 MIL MILLONES; USUARIOS DE INTERNET: 2 MIL 485 MILLONES. EN MÉXICO HAY ALREDEDOR DE 45 MILLONES DE INTERNAUTAS (64% TIENE ENTRE 12 Y 34 AÑOS). REINO UNIDO OCUPA EL PRIMER LUGAR, CON UN 87% DE SU POBLACIÓN CONECTADA.
  • UNO DE CADA SEIS SERES HUMANOS UTILIZA FACEBOOK.
  • LA REGIÓN CON MÁS USUARIOS DE INTERNET ES ASIA-PACÍFICO, CON 644 MILLONES.
  • MÁS DE MIL MILLONES DE SMARTPHONES SE VENDIERON EN EL PLANETA EN 2013; MÉXICO SUPERÓ LOS 10 MILLONES.
  • BRASIL ES EL PAÍS DE AMÉRICA LATINA CON MÁS USUARIOS DE INTERNET Y ADEMÁS SON LOS QUE MÁS TIEMPO PASAN ONLINE; LOS MEXICANOS SUMAN UN PROMEDIO DE 150 HORAS MENSUALES.
  • LOS JÓVENES LATINOAMERICANOS MANTIENEN EL NEGOCIO: EL 60.7% TIENE ENTRE 15 Y 34 AÑOS Y APENAS EL 7.6% REBASA LOS 55.
  • MÉXICO ES EL PAÍS QUE MENOS TIEMPO LE DEDICA AL MES A SITIOS DE NOTICIAS EN AMÉRICA LATINA (34 MINUTOS PROMEDIO). ARGENTINA EL QUE MÁS (139).
Fuentes: ComScore, BBC, wwww.wearesocial.sg, INEGI, Forbes, Asociación Mexicana de Internet, Horizon Project, Pew Research Center, MIT.

 

Roberto Osorno, Doctorado en Negocios y Economía por la Universidad Ramón Llull, académico del Departamento de Electrónica, Sistemas e Informática, trabaja en el Cegint como…

 

ENLACES DE INTERÉS

Etiquetas: , , , , , , ,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*